Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Todo mi dinero, todo lo que me decía que había ido tramitando... y se me cayó el cielo encima"

Habla una mujer que contrató los servicios del abogado que ha denunciado al Gobierno

El ICAM le sancionó quince días por no dar cuenta de la tramitación de su caso: la mujer intentaba recuperar a su hija

Un militar de la UME vigila fuera de los juzgados ordinarios de Plaza Castilla y de Familia

Un militar de la UME vigila fuera de los juzgados ordinarios de Plaza Castilla y de Familia / Eduardo Parra - Europa Press (EUROPA PRESS)

Víctor Valladares, el abogado que ha llevado al Gobierno ante la Justicia por su gestión de la crisis del coronavirus en las primeras semanas de marzo, acumula una serie de condenas, sanciones y denuncias por estafas y engaños a varios clientes a lo largo de los últimos años. Una de ellas es Ana Rosa Castro, vecina de Vitoria que le encomendó el retorno de su hija desde Argelia y que se encontró con que no había hecho "nada de nada": el Colegio de Abogados de Madrid le terminó sancionando durante quince días.

Según relata Castro a la Cadena SER, llegó a Valladares después de contratar a un primer abogado que consiguió el divorcio. "Decidí dejar sus servicios y es cuando vi a Víctor Valladares por las redes. Dije, este abogado puede hacer más". Por aquel entonces, el letrado ya había aparecido en diversos medios de comunicación en varios casos de proyección mediática.

"Hasta el mes o así no empecé a tener respuesta de él", relata Castro. Unas respuestas que tampoco eran convincentes, según cuenta: "Me decía que sí, que voy a bajar a Argelia pero necesito más dinero, una carta de invitación... al día siguiente de ir a Argelia me dice que ha tenido que volver a Madrid urgentemente". Fue entonces, relata, cuando empezó a sospechar: "No me cuadraba nada, empecé a moverme y de repente de un día para otro me bloqueó, el teléfono, las redes sociales y un día me da por mirar y veo que le escribe también a mi madre pidiéndole dinero, que iba a ser una sorpresa".

Para entonces el caso de Ana Rosa Castro y su hija sustraída había saltado a los medios. Clienta y abogado, por ejemplo, fueron entrevistados en un programa de la televisión pública vasca. Ella decidió entonces denunciarle: primero ante la Ertzainza y también ante el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. "Cuando voy a Madrid hablo con el decano y me dice que no existe tal denuncia, nada de nada".

"Se me cayó el cielo encima"

Descubrió entonces que todas las gestiones que aseguraba haber hecho para recuperar a su hija no se habían hecho. "Todo mi dinero, todo lo que me decía que había ido tramitando, nada. Y se me cayó el cielo encima. Lo único que tenía que tramitar era la tutela de la niña, que tenemos la custodia compartida y pedir una extradición, nada más. Yo cuando me enteré de que no había movido nada y que legalmente he perdido la oportunida de ver a mi hija...", relata. El juzgado número 1 de Vitoria se hizo cargo de la denuncia contra él pero decidió dictar el sobreseimiento provisional en junio de 2018 al no poder localizarle pero "sin perjuicio de su reapertura si diera fruto la averiguación de domicilio" vigente.

La documentación del ICAM refleja que su Junta de Gobierno decidió sancionarle en enero de 2018 con quince días suspendido como abogado atribuyéndole una falta gravede "reiterado incumplimiento de la obligación de atender a las cargas colegiales" explicando que Valladares ni siquiera compareció en el proceso aunque se le dio traslado de todo y asegurando el instructor que "no consta que el letrado haya informado sobre el estado en que se encuentra el asunto encomendado".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?