Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Crimen Pioz

El Supremo establece que los asesinos de niños pueden ser condenados a prisión permanente revisable

La sentencia del cuádruple crimen de Pioz consolida la doctrina del Supremo iniciada con el asesino de una bebé en Vitoria

Cree que no se está teniendo dos veces en cuenta la edad y vulnerabilidad de las víctimas

Fachada del Tribunal Supremo

Fachada del Tribunal Supremo / EFE

La sentencia del Tribunal Supremo que aumenta la condena de Patrick Nogueira, el asesino de Pioz, consolida la doctrina que abre la puerta a que los asesinos de niños puedan ser condenados a prisión permanente revisable si se dan las condiciones necesarias. Con esta resolución que ha tenido a Manuel Marchena como ponente el Supremo da continuidad a lo establecido en otra sentencia del año pasado en la que impusieron prisión permanente revisable a un hombre que asesinó a una bebé en Vitoria.

Este caso, el cuádruple asesinato de un matrimonio y sus hijos en la localidad alcarreña de Pioz en 2016 a manos de Patrick Nogueira, había servido al Tribunal Supremo para debatir a fondo si un asesino de niños podía ser condenado a prisión permanente revisable. La duda era si se estaba teniendo en cuenta la corta edad de las víctimas dos veces: para el desvalimiento que requiere la alevosía (artículo 139.1 del Código Penal) y que sea menor de 16 años y "una persona especialmente vulnerable por razón de su edad" (artículo 140.1).

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha entendió que eso rompía con el principio non bis in ídem y que no era posible imponerle una prisión permanente revisable por cada asesinato de sus dos primos pequeños, pero el Supremo se apoya en otra sentencia del año pasado para decir lo contrario: una sentencia de Julián Sánchez Melgar que avaló condenar a prisión permanente revisable a un hombre, Daniel Montaño, que lazó por una ventana de su casa en Vitoria a una bebé.

El Supremo afianza su doctrina y estableceque "el art. 140.1.1 del CP no agrava lo que ya ha sido objeto de agravación en el art. 139.1" y que, en el caso de la muerte de los dos niños de Pioz "fue precisamente su edad lo que impidió a ambos «…oponer defensa eficaz alguna». Ni el factum ni la fundamentación jurídica de la sentencia cuestionada dan pie para pensar que la alevosía se vinculó, por ejemplo, a la previa eliminación física de la madre de los niños, la persona que era garante de su integridad física y a la que el acusado había degollado con anterioridad".

"Deficiente técnica legislativa"

El Tribunal Supremo examina en profundidad la posible combinación de estos dos artículos del Código Penal, indispensables para imponer una condena de prisión permanente revisable, y constata en primer lugar "las dificultades asociadas a la deficiente técnica legislativa que inspiró la reforma" del Código Penal en 2015 pero concluye que "la condición de la víctima menor de 16 años de edad supone un fundamento jurídico distinto que justifica la decisión del legislador, y que no implica un mecanismo duplicativo".

Nogueira en una imagen de archivo durante el juicio / Agencias

Explica la sentencia que "no todas las víctimas desvalidas están incluidas en esa previsión agravada", por ejemplo una persona drogada que no se puede defender y que tratar de forma más grave la muerte de un niño por razon de su edad es similar, por ejemplo, al tratamiento singularizado que se da a los delitos sexuales cometidos sobre menores. Concluye que "la muerte alevosa de un niño siempre será más grave que la muerte alevosa de un mayor de edad que es asesinado mientras duerme o se encuentra bajo los efectos de sustancias que le obnubilan".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?