Fútbol
Fútbol internacional

¿Quién es Cevher Toktas, el futbolista que confesó haber matado a su hijo con coronavirus?

El central tiene 32 años, milita en el Bursa Yildirim Spor y su nombre ha dado la vuelta al mundo después de confesar que había asesinado a su hijo

El futbolista turco Cevher Toktas, que ha confesado haber matado a su hijo de cinco años. / Twitter

El nombre de Cevher Toktas ha dado la vuelta al mundo en las últimas horas después de haberse convertido ayer en una de las noticias más impactantes del mundo del deporte. El jugador confesó este martes que había asesinado a su propio hijo de cindo años, que estaba infectado por el coronavirus.

Más información

La confesión se produjo once días después del fallecimiento del menor, que fue ingresado el 23 de abril en una clínica de la ciudad de Bursa por presentar síntomas compatibles con el COVID-19, sobre todo una fiebre muy alta. "Puse una almohada en la cabeza de mi hijo, que estaba acostado boca arriba. Apreté durante 15 minutos sin parar", dijo el futbolista turco.

El jugador nació el 13 de septiembre de 1987 en la ciudad da Malatya. Tiene, por lo tanto, 32 años. Su equipo es el Bursa Yildirim Spor, que milita en la Liga Regional de Aficionados de Turquía. Concretamente, se encuentra en el grupo 9. Según las webs especializadas en fútbol internacional, su equipo es el líder de esta categoría, con 52 puntos en los 22 partidos disputados en esta temporada ahora interrumpida por la pandemia del coronavirus. En esos encuentros ha logrado un total de 16 victorias. En la Copa de Turquía, el modesto equipo no pasó de la primera ronda después de caer eliminado ante el Silivrispor.

El jugador ha participado en un total de 17 encuentros de la liga, en los que consiguió dos goles. A lo largo de su trayectoria profesional ha militado en un gran número de equipos. El de mayor categoría fue el Hacettepe, que estaba en la Superliga Turca en las temporadas 2007-08 y 2008-09. Posteriormente ha pasado por otros conjuntos de la Primera, Segunda y Tercera, las equivalentes a Segunda, Segunda B y Tercera División en el fútbol español.

En el testimonio que ofreció sobre el asesinato de su hijo, el jugador aseguró que nunca había querido al pequeño. "La única razón de haberlo matado fue porque no lo quería. No tengo ningún problema mental", decía en su desgarradora confesión. El jugador ya ha sido detenido y se enfrentará a un juicio en el que puede llegar a ser condenado con cadena perpetua.

Las últimas noticias del mundo del deporte

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad