Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Frigoríficos

Los errores que cometes a la hora de organizar la nevera: ¿dónde hay que meter cada producto?

Si eres de los que mete los productos de cualquier manera en el frigorífico, ten en cuenta estos detalles

Una mujer mira en el interior de la nevera.

Una mujer mira en el interior de la nevera. / Getty Images

Durante estas últimas semanas, principalmente desde que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez decretara el estado de alarma para hacer frente a la crisis del coronavirus, han sido muchas las personas que han decidido dedicarle más tiempo a la cocina. Mientras que algunas han optado por preparar platos que requieren de un mayor tiempo de elaboración, otras se han decantado por panes caseros e incluso todo tipo de postres. 

En definitiva, la crisis del coronavirus y el posterior confinamiento nos ha llevado a cambiar nuestros hábitos en lo que a gastronomía se refiere. Sin embargo, y a pesar de que cocinemos más que nunca, seguimos cometiendo los mismos errores de siempre. Uno de ellos, como viene siendo habitual, tiene que ver con el lugar en el que dejamos los productos cada vez que descargamos la compra. Y es que, el lugar en el que dejemos los diferentes productos en la nevera es muy importante de cara a una conservación óptima. 

Así se distribuye el espacio en la nevera

La mejor zona de la nevera para guardar los alimentos más delicados es la inferior puesto que es la que más fría. Por esa misma razón, y si necesitas guardar productos como la carne o el pescado, te recomendamos que te decantes por esa opción para conservarlos en estado óptimo durante mucho más tiempo. Mientras tanto, en los cajones deberás poner tanto las frutas como las verduras puesto que su temperatura de conservación no debe bajar de ce3ro grados. En caso de que hayas comprado las frutas o las verduras en un paquete, sácalas de la bolsa para evitar que se humedezcan y estropeen pronto. 

En la parte media del frigorífico, que suele tener una temperatura de entre 4 o 5 grados, van los alimentos que requieren menos frío como, por ejemplo, los lácteos. Por último. la parte superior de la nevera está destinada para los alimentos que no requieran de demasiado frío. Es decir, desde los huevos hasta los alimentos envasados. Recuerda que el frigorífico debe tener una temperatura de entre 0 y 5 grados y el congelador a -18 grados. 

Seis alimentos que no tienes que meter al frigorífico

Respecto a los alimentos que no deberíamos meter al frigorífico bajo ningún concepto podemos encontrar el tomate porque perderá su sabor. Tampoco el pan, puesto que envejecerá más rápido debido a la humedad. Otro de los alimentos que no deberíamos meter es la sandía. En caso de que lo hagamos, se echarán a perder demasiado pronto, por lo que se recomienda que permanezcan fuera de la nevera.

Tampoco la cebolla y el ajo, puesto que deberán conservarse en un lugar seco, ni los embutidos y las conservas, para garantizar su sabor. De esta manera, y si sigues todos estos consejos, evitarás que los productos se pongan malos antes de tiempo e incluso prevenir cualquier tipo de intoxicación. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?