Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

El Banco de España ve una crisis "severa" y aboga por el contrato único

La dependencia del turismo, el peso de las pymes y la dualidad laboral convierten a la economía española en una de las más castigadas

El regulador apuesta en su informe anual por subir impuestos a medio plazo

El Banco de España ve una crisis "severa" y aboga por el contrato único

Jesús Hellín - Europa Press (Europa Press)

El impacto de esta crisis sanitaria sobre la economía española será muy severo, dice el Banco de España en su informe anual que dedica íntegramente a las consecuencias económicas de la covid-19 y en el que apunta que los datos económicos del segundo trimestre que conoceremos en las próximas semanas serán peores de los que hemos visto ahora. Avisa el regulador que la crisis derivada de la pandemia tendrá “efectos persistentes sobre el empleo y sobre las cuentas públicas” y “provocará daños persistentes en el crecimiento potencial de la economía española”

La española será una de las economías más afectadas porque su estructura está cimentada en tres de los vectores más golpeados por la pandemia: el turismo, las pequeñas y medianas empresas y la temporalidad. Y también porque en España el confinamiento ha sido de los más duros y prolongados entre los países europeos.

A esto hay que sumarle, dice el Banco de España, que “España partía de una situación con algunas importantes fuentes de vulnerabilidad a finales de 2019, que están condicionando la respuesta a la crisis del Covid-19 y la magnitud de la actual recesión”. Estas vulnerabilidades a las que se refiere son el desajuste en las cuentas públicas, la dualidad del mercado laboral, la baja productividad y la desigualdad.

Ante esta situación, el regulador plantea una respuesta en dos etapas: en un primer estadio apoya las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar el impacto de la pandemia sobre las empresas y las familias. De hecho, pide que se extiendan más allá de lo previsto, iniciativas como los avales del ICO para empresas con problemas o las facilidades para los ERTE. También apuesta por extender el apoyo del Gobierno a las familias más golpeadas por la crisis, aunque buscando fórmulas para que los que reciben esas ayudas no dejen de buscar empleo.

Apuesta por un contrato “con costes de despido crecientes”

A medio plazo el catálogo de medidas busca solucionar vulnerabilidades que ya existían antes del coronavirus como son la dualidad del mercado laboral y la presencia de muchas empresas pequeñas y medianas en el tejido productivo español. Vulnerabilidades que se tienen que atajar “de forma urgente” según el criterio del Banco de España.

En este sentido, “la reducción de la elevada dualidad del mercado (laboral) español es un objetivo ineludible” dice el informe. Y en esta línea apuesta por “contratos con costes de despido crecientes como buen punto de partido en el debate sobre el diseño de un nuevo marco regulatorio”, un contrato muy parecido al contrato único. También se apuesta por modelos mixtos para que el trabajador pueda ampliar esa indemnización creciente en caso de despido con la llamada “mochila austríaca”, un modelo que permite ir acumulando en el tiempo dinero para cobrar en caso de despido en un fondo a nombre del trabajador.

Subida de impuestos a medio plazo

Otra de las vulnerabilidades que más preocupa al Banco de España tiene que ver con el descuadre de las cuentas públicas. Para corregirlo, el informe dice que “en el medio plazo es necesario acometer reformas de calado para reducir el endeudamiento público y reconstruir márgenes para la actuación de la política fiscal ante futuras perturbaciones negativas”. Dicho de otra forma, hay que reducir el déficit y la deuda pública, una vez superada la pandemia, para que, si hay un rebrote o llega una crisis en el futuro, España tenga mayor margen financiero para contrarrestarlo.

Y el camino para ello es subir impuestos, aprovechando que en España la recaudación fiscal es inferior a la de los países de nuestro entorno. El regulador no lo dice directamente, pero sí apunta dos vías para incrementar esa recaudación fiscal: reducir el número de productos a los que se les aplica el IVA reducido o superreducido y eliminar beneficios fiscales. Aplicando las dos medidas se conseguiría reducir un 70% la diferencia en recaudación fiscal con el resto de países

Para aumentar la productividad, el informe apunta a la necesidad de incrementar el tamaño de las empresas. Cree que existen barreras legales que lo impiden como la obligación que tienen las empresas de más de 50 trabajadores de declarar el IVA mensualmente, contratar a un auditor externo o constituir un comité de empresa y pide que se debata su modificación para mejorar la productividad y la fortaleza de estas empresas.

jóvenes y mujeres, los más castigados

El porcentaje de mujeres y de jóvenes de menos de 35 años que trabajan en los sectores de comercio, hostelería y educación es más elevado que en el resto de la economía. Y por eso el Banco de España reconoce en un recuadro que estos dos colectivos serán los más castigados por la pandemia porque a su situación más precaria de partida (un 33% no llega a cobrar ni el 75% del salario medio) se suma que el impacto de la crisis en sus sectores ha sido mayor.

El Banco de España recomienda al Gobierno “focalizar las medidas de sostenimiento de las rentas y el empleo” para dedicarles a los trabajadores más vulnerables. Y también apuesta por una política de formación para permitir que puedan cambiar de sector y empezar a trabajar en funciones con más demanda tras la crisis.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?