Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Tengo que contar la verdad": la viróloga china que ha huído a EEUU asegurando que su país miente

Asegura que las autoridades de China y la OMS conocían el peligro del nuevo coronavirus antes de hacer oficial los primeros brotes

Li-Meng Yan, la viróloga china huída a Estados Unidos, durante su entrevista en exclusiva para Fox.

Li-Meng Yan, la viróloga china huída a Estados Unidos, durante su entrevista en exclusiva para Fox. / Fox News

Su nombre ha desatado el debate en los últimos días. Li-Meng Yan es una viróloga China que se encontraba en su país estudiando el coronavirus hasta que decidió huir a Estados Unidos asegurando que las autoridades chinas mienten sobre el virus, una conclusión a la que llegó a partir de sus propias investigaciones.

Esta epidemióloga de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong ha contado en una entrevista en exclusiva a la cadena 'Fox News' cómo planeó su huida tras considerar que debía contar sus revelaciones acerca de la pandemia y su gestión por parte del gobierno del país oriental donde todo apunta que se originó.

"Intentaron mantenerme en silencio"

Así, Yan asegura que las autoridades de China conocían el peligro del nuevo coronavirus antes de hacer oficial el brote que tuvo lugar en Wuhan. En este sentido, la viróloga también cuenta que sus superiores decidieron callar y ocultar los datos y resultados de su investigación en torno al SARS-CoV-2, cuyos hallazgos, apunta, podrían haber ayudado a salvar cientos de vidas.

Desde su nueva residencia, ha confesado que "la razón por la que vine a Estados Unidos es porque tengo que contar la verdad sobre el coronavirus. Si hubiese contado mi historia en China hubiera terminado desaparecida o asesinada". 

Yan llevaba meses estudiando el virus, comenzó a finales de 2019 cuando un supervisor y consultor de la OMS, el doctor Leo Poon, le ordenó llevar a cabo una investigación de carácter secreto sobre esta nueva mutación de la familia del SARS. Es por ello que la viróloga asegura ser una de las primeras científicas en observar de cerca el comportamiento del virus, y desde entonces se mantuvo al tanto de las cuestiones políticas en torno a una posible situación de pandemia.

"El Gobierno de China se negó a permitir que los expertos, tanto extranjeros como los de Hong Kong, investigaran el virus en China", manifiesta. De manera que tuvo que recurrir a familiares y amigos para poder recabar información en su estudio. Así se topó con un amigo científico, miembro del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, quien le contó el 31 de diciembre de 2019, según asegura Yan, que una de las características del nuevo coronavirus era su transmisión de persona a persona. Este dato fue reconocido tanto por China como por la Organización Mundial de la Salud meses después.

"La OMS ingnoró las denuncias"

La denuncia que presenta ahora esta viróloga se basa en que las primeras alertas sobre lo que empezaba a anunciarse como un virus letal y muy peligroso fueron ignoradas y silenciadas durante semanas por las autoridades chinas, incluso por la propia OMS. Yan subraya que ambos organismos conocían el peligro que suponía el contagio mucho antes de que lanzaran alertas internacionales.

Debido a estas confesiones, Yan no da información alguna acerca del lugar en el que se encuentra. Sus palabras han provocado que la universidad de Hong Kong hasya borrar todo su trabajo y referencias. El centro ha eliminado su página personal y ha enviado un comunicado en el que informa de que la viróloga ya no forma parte del equipo de trabajo.

Como respuesta, Yan afirma que tratan de destruir su reputación y acusa al gobierno de su país de generar un ataque cibernético contra ella para silenciarla. Pero no lo han conseguido, porque la investigadora continúa ofreciendo datos que asegura ciertos, como que "hay muchos pacientes que no recibieron tratamiento y diagnóstico a tiempo". 

"Los médicos tenían miedo de hablar", ha señalado para Fox. Ella misma recibió presiones para que "se quedara callada y tuviera cuidado".  Fue el detonante de su huída, ya que asegura que sabe "cómo lo ocultaron", por eso intentaron e intentan mantenerla callada. Por su parte, desde la embajada china en Estados Unidos apuntan que no saben quién es Yan y defienden que China ha manejado la pandemia con heroicidad y criterio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?