Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Los italianos votarán en referéndum si reducir el número de parlamentarios

La consulta debería haberse celebrado el pasado marzo, pero quedó pospuesta como consecuencia de la emergencia del coronavirus

Imagen del parlamento italiano

Imagen del parlamento italiano / Getty Images

Los italianos votarán en referéndum entre el 20 y el 21 de septiembre, coincidiendo con las elecciones en siete regiones, si modificar la Constitución para reducir el número de parlamentarios de 945 a 600. De salir adelante, la Cámara de los Diputados pasaría a tener —en la próxima legislatura y no en la actual— 400 miembros en lugar de los 630 actuales, mientras que en el Senado habría 200 senadores, en lugar de los 315 actuales.

Sin quórum de participación mínima

La consulta debería haberse celebrado el pasado marzo, pero quedó pospuesta como consecuencia de la emergencia del coronavirus. Se celebrará el mismo día en el que están programados los comicios regionales de Liguria, Valle de Aosta y Véneto (en el norte), Las Marcas y Toscana (centro), y Campania y Apulia (sur). Alrededor de 51 millones de italianos tendrán derecho a participar en la consulta, que estará abierta entre el domingo 20 de septiembre, desde las 7.00 horas locales (- 2 GMT) hasta las 23.00, y el lunes 21 de septiembre, desde las 7.00 hasta las 15.00.

Será el cuarto referéndum constitucional de la historia de la República italiana, tras los celebrados en 2001, 2006 y 2016, y no requerirá de quórum de participación mínima, por lo que la reforma quedará aprobada definitivamente si hay más 'Síes' que 'Noes', y rechazada si sucede lo contrario. La Cámara de los Diputados y el Senado ya aprobaron esta ley el pasado año en cuatro lecturas, ya que exige cambiar tres artículos de la Carta Magna italiana.

Salió adelante por dos tercios de los parlamentarios, por lo que no era necesario celebrar un referéndum si no lo pedía una parte de las cámaras. Pero en diciembre de 2019, 71 parlamentarios solicitaron por escrito la realización de una consulta con el objetivo de retrasar la entrada en vigor en enero de este año de la nueva ley.

Las razones del "sí"

La reforma ha sido defendida históricamente por el gubernamental Movimiento 5 Estrellas (M5S), que se ampara en una necesaria reducción de los costos de la política y una mayor eficiencia de las instituciones. La formación antisistema argumenta en su blog que "Italia tiene un parlamentario por cada 63.000 habitantes, la proporción más alta de Europa". "Con el 'Sí', el número se reducirá a 600, por lo que la relación en Italia será de uno por cada 100.000 habitantes, cercano al de Francia y Alemania", añade.

Las cámaras serán más eficientes y se acelerará el debate político, que actualmente se prolonga por la gran cantidad de enmiendas que se presentan, justifica el M5E en otro artículo. Además, supondría un ahorro del gasto público de 100 millones de euros anuales, 500 millones en cada una de las legislaturas, según la formación.

Los argumentos de los partidarios del "no"

Los exponentes del 'No' subrayan en primer lugar que el ahorro será inferior al calculado por el Cinco Estrellas. El prestigioso economista Carlo Cottarelli, exdirectivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), explicó en una entrevista con el diario 'La Repubblica' que sería de unos 57 millones anuales. "Es el 0,007 % de nuestro gasto gubernamental. Equivale a un euro al año por cada italiano: el precio de un café. La Constitución no se cambia por un beneficio tan insignificante", opinó.

Quienes se oponen a la medida también arguyen que no hará más eficientes las cámaras y pondrá en riesgo la representatividad, por lo que al final será solo un cambio cuantitativo.

¿Qué posición tienen los partidos?

Los gubernamentales M5S (antisistema), Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y Libres e Iguales (izquierda); junto con la ultraderechista Liga, de Matteo Salvini, y la ultranacionalista Hermanos de Italia apoyan la reforma. Libertad de voto dejará el cuarto socio del Ejecutivo, Italia Viva, de Matteo Renzi, quien cree que la reforma es "inútil" y que la solución es retirar la función legislativa del Senado, una propuesta que llevó en 2016 a referéndum y perdió, lo que derivó en su dimisión como jefe del Gobierno.

También dejará libertad de conciencia a sus electores Silvio Berlusconi, líder del conservador Forza Italia, quien consideró que la ley amenaza con "limitar la representatividad y reducir la democracia". "Siempre hemos sido partidarios de una reducción de los parlamentarios: habíamos hecho una reforma global, que garantizara la representatividad de los territorios, pero la izquierda la ha rechazado", ha dicho por su parte el expresidente del Parlamento Europeo y miembro de Forza Italia Antonio Tajani. "Esta reforma está mal hecha, solo recorta escaños de forma demagógica: habrá partes enteras del país que no tendrán representatividad territorial", ha añadido.

Si gana el 'Sí', los partidos tendrán que debatir si cambiar la ley electoral o mantenerla y reducir el número de circunscripciones. Según una simulación reciente del Istituto Cattaneo, especializado en estudios político, si se mantiene la ley electoral el M5S y Forza Italia perderían con esta reforma dos tercios de sus parlamentarios y el partido ultranacionalista Hermanos de Italia los duplicaría, mientras que PD y la Liga permanecerían igual.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?