Jueves, 03 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Gobierno y comunidades aplazan la declaración de un toque de queda

Todas las comunidades, salvo Madrid y País Vasco, que se han abstenido, apoyan las nuevas restricciones contra la pandemia

Cuatro comunidades autónomas piden el toque de queda al Gobierno.

Cuatro comunidades autónomas piden el toque de queda al Gobierno. / Getty Images (Getty Images)

El Gobierno de España y las comunidades autónomas han decidido aplazar por el momento la declaración del toque de queda en España o la restricción de actividades nocturnas como medida para luchar contra el avance de la pandemia del coronavirus en nuestro país.

Tras la reunión celebrada este jueves del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la medida ha contado con el apoyo de todas las comunidades autónomas menos Madrid y Euskadi, que se han abstenido a la espera de ver el texto completo, que les llegará en las próximas horas. 

Por lo tanto, el toque de queda o reducción de movilidad nocturna está a la espera del instrumento jurídico, es decir, si es necesario que se decrete el estado de alarma en todo el país para su aplicación. En las próximas horas se hará una consulta jurídica, por lo que la medida no será decretada este jueves. 

La reunión de la Interterritorial de este jueves ha dejado patente que hay una clara mayoría a favor del toque de queda para toda España, sin embargo, el Gobierno no ha querido repetir la batalla que protagonizó con la Comunidad de Madrid hace semanas con el estado de alarma. 

Aprobado el plan de actuación temprana

Sí se ha aprobado el nuevo plan de actuación temprana, que adelantó la SER la semana pasada, que unifica los criterios para todas las comunidades y que marca diferentes niveles de riesgo en función de 6 indicadores epidemiológicos y 2 asistenciales.

Se trata de un marco de criterios comunes para la interpretación de los indicadores epidemiológicos, acordado técnicamente por todas las comunidades autónomas. Está dirigido a garantizar la coordinación suficiente entre territorios, posibilitando que las comunidades tomen las medidas complementarias que consideren oportunas.

Además, el documento, que supone un "desarrollo técnico" de los indicadores recogidos en el 'Plan de Respuesta Temprana', establece que se cierren los establecimientos con servicio no esencial, como por ejemplo los bares, a las 22.00 horas y se recomiende a la población no salir de sus domicilios.

El Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha establecido un umbral de incidencia acumulada en 14 días de 25 casos por 100.000 habitantes para considerar que el riesgo comienza a incrementarse, y un límite superior de 150 para considerar que el riesgo es muy elevado.

Sin embargo, para España se ha establecido un umbral adicional, incidencia superior a 250 por 100.000, para señalar situaciones de riesgo extremo en las que se precisen acciones adicionales si las implementadas cuando hay incidencias de más de 150 no lograran controlar la transmisión.

Para evaluar el riesgo, Sanidad plantea ocho indicadores principales y cuatro niveles de riesgo, divididos en dos bloques. En el primero se evalúa el nivel de transmisión del virus a través de la incidencia acumulada en 14 y 7 días acumulada por 100.000 habitantes; la incidencia acumulada en 14 y 7 días de personas de más de 65 años por 100.000 habitantes; el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas; y el porcentaje de casos con trazabilidad. En el segundo bloque, se mide la ocupación de camas en hospitales y en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Para cada uno de ellos hay asignados cuatro niveles de riesgo, considerando el de mayor riesgo, o situación extrema, aquel con incidencias superiores a 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días, o 125 casos en una semana. Sin embargo, este umbral se reduce a 75 casos por cada 100.000 habitantes en una semana (y a 150 en 14 días) cuando los pacientes sean mayores de 65 años.

En este escenario extremo, la tasa de positividad de las pruebas de diagnóstico se tendría que situar en el 15 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad en el 30 por ciento. Además, se establece que la ocupación de camas hospitalarias se sitúe en el 15 por ciento y de UCI en el 25 por ciento.

Por otra parte, Sanidad sitúa en el nivel alto a las regiones que tienen una incidencia acumulada de casos en 14 días de entre 150 y 250 por 100.000 habitantes (de entre 75 y 125 en siete días). El riesgo medio es cuando hay entre 50 y 150 casos en 14 días (entre 25 y 75 en una semana).

Finalmente, el riesgo bajo cuando en dos semanas hay una incidencia de entre 25 y 50 casos por 100.000 habitantes (entre 10 y 25 en una semana); y de 'nueva normalidad' cuando se registren menos de 25 casos por 100.000 habitantes en dos semanas o menos de 10 en una semana.

Los indicadores deben interpretarse siempre en su conjunto, de forma dinámica, valorando específicamente tanto la tendencia como la velocidad. Así, la combinación del resultado de los indicadores posicionará a cada territorio en un nivel de alerta, del 1 al 4. Éstos se irán aplicando tanto en escenarios de aumento de riesgo como de reducción, siguiendo criterios de prudencia.

Esto significa que se recomienda incrementar el nivel de alerta cuando la situación esté suficientemente consolidada, pero para disminuirlo, será necesario que los indicadores permanezcan en un nivel de riesgo menor durante al menos 14 días.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?