Sábado, 17 de Abril de 2021

Otras localidades

Vacunas

La falta de medios retrasa el desarrollo de las vacunas españolas contra el coronavirus

Margarita del Val, viróloga e inmunóloga, ha insistido en que las vacunas que se aprueben serán "seguras y cuantas más personas se vacunen será mejor"

Una operaria de la planta de la empresa Becton Dickinson de Fraga (Huesca) inspecciona unas muestras de la jeringuilla que fabrican para administrar la vacuna contra el coronavirus.

Una operaria de la planta de la empresa Becton Dickinson de Fraga (Huesca) inspecciona unas muestras de la jeringuilla que fabrican para administrar la vacuna contra el coronavirus. / Javier Cebollada (EFE)

La falta de medios retrasa el desarrollo de las vacunas españolas contra el SARS CoV-2. A mediados de diciembre puede comenzar la vacunación contra la COVID-19 en Estados Unidos, pero la primera vacuna española contra esta pandemia no comenzará a probarse en humanos hasta dentro de tres meses. Esto se debe a la falta de medios de España en el desarrollo y fabricación de vacunas para humanos, según han advertido destacados científicos que están liderando este campo en nuestro país y que han participado en una mesa redonda organiza por la Fundación Alternativas.

Cada una de las grandes compañías farmacéuticas, como Pfizer o Moderna, que han conseguido ya probar la eficacia en humanos de una vacuna experimental contra el SARS COV-2 ha invertido unos 2.000 millones de euros, pero, en cambio, cada grupo en España apenas cuenta con 2 millones para poder desarrollar su propio proyecto.

Además, sólo para realizar su prototipo la Universidad de Oxford dispone de más de 100 científicos, el doble de los que trabajan en el CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que realiza además varios proyectos diferentes.

Con datos tan reveladores como éstos, destacados investigadores que trabajan ahora contrarreloj para poder diseñar una vacuna contra la COVID- 19 explican el retraso de España en este campo.

Sin embargo, todos ellos, como Vicente Larraga, profesor de investigación del CSIC, insisten en la necesidad de que España cuente con sus propias vacunas, porque "nos da independencia tecnológica y nuestras vacunas aportan mejoras, como que pueden aguantar una temperatura de 30 grados durante un año y esto es importante para países que tienen problemas con el suministro de energía".

Vacuna española

Una empresa española ya está fabricando dosis de la vacuna experimental que está desarrollando el equipo del CSIC dirigido por Mariano Esteban, pero el primer ensayo con humanos (la llamada Fase 1 de 3) no comenzará hasta el primer trimestre del 2021 tras la autorización preceptiva de la Agencia Española del Medicamento y esto supone que, en el mejor de los casos, no terminará la Fase 3 (la última y decisiva) en el plazo de un año.

Para científicos como Luis Enjuanes, director del laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), la obtención de vacunas contra la COVID es una carrera de resistencia, porque las vacunas "irán mejorando".

Margarita del Val, viróloga e inmunóloga del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha insistido en que las vacunas que se aprueben serán "seguras y cuantas más personas se vacunen será mejor".

No obstante, estos expertos también han explicado que todavía tienen que publicarse en una revista científica los datos de los ensayos de las tres vacunas que están más adelantadas y que todavía hay "poca información sobre la tasa de inmunidad que se ha conseguido con los mayores de 65 años, que son el mayor grupo de riesgo en esta pandemia".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?