Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Turismo

El 50% de los pisos turísticos de Madrid y el 80% de Barcelona se han pasado al alquiler residencial

La facturación del sector se desplomó un 70% en 2020, según la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos. Nueve de cada diez inmuebles están cerrados.

Cada vez más propietarios de pisos turísticos optan por el alquiler tradicional.

Cada vez más propietarios de pisos turísticos optan por el alquiler tradicional. / Klaus Vedfelt (Getty Images)

La pandemia del coronavirus ha transformado el mapa de las viviendas turísticas en España. El confinamiento durante el estado de alarma, las restricciones a la movilidad, los cierres ordenados para frenar el contagio y el hundimiento de la llegada de turistas internacionales han provocado una crisis en las cuentas de las empresas y un cambio en los hábitos y tendencias de los clientes.

Uno de los ejemplos más llamativos es el movimiento de pisos del mercado turístico hacia el del alquiler residencial en las grandes ciudades, que comenzó con el estallido de la pandemia y no ha dejado de crecer. Desde entonces, el 50% de los pisos turísticos en Madrid y el 80% en Barcelona han pasado a ser pisos de alquiler para su uso residencial, según explica a la Cadena SER Tolo Gomila, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur).

Sin ingresos

De acuerdo con sus estimaciones, en 2020 el sector dejó de ingresar 9.000 millones de euros en comparación con el año anterior, lo que supone una caída general en la facturación del 70% que alcanza el 80% en comunidades autónomas especialmente turísticas como Baleares y Canarias. "Los destinos principalmente perjudicados han sido los archipiélagos, provocado porque el 75% o el 80% de su clientela es extranjera y por la falta de conectividad aérea, y las grandes capitales, como Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla", señala Gomila.

Los pocos turistas que se han movido han optado por viajes en los que el contagio del virus es más complicado y por eso los destinos menos masificados y las viviendas unifamiliares, donde se produce menos interacción personal, han sufrido menos el impacto de la pandemia: "Quienes han salvado más 'los trastos' son comunidades autónomas que no son netamente turísticas, como Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Cantabria o Galicia, donde principalmente lo que ha habido es un turista nacional que se ha trasladado de comunidad autónoma con su vehículo". Aún así, ahora mismo el 90% de las viviendas turísticas están cerradas.

Malas previsiones

Después del batacazo, las previsiones para 2021 no son buenas y, como en todos los subsectores del turismo, dependen de que cómo evolucione la vacunación masiva de la población. "No queremos pecar de pesimistas, pero sí queremos ser objetivos", dice el presidente de Fevitur, quien cree que solo en el último trimestre del año podrá haber una cierta recuperación de la actividad gracias al turista nacional y siempre condicionada a que no haya incidencias en el ritmo de vacunación. En cualquier caso, no contempla una reactivación hasta 2022.

Cerca del 70% de los clientes de las viviendas y apartamentos turísticos vienen de fuera de España, así que la reactivación también depende de la evolución de la pandemia en los principales países emisores de turistas. Y de los planes que tengan sus gobiernos para estimular el turismo interno. "Nos preocupa el hecho de que Inglaterra, Alemania o Escandinavia, los principales clientes para el sector más vacacional de sol y playa, lo que hagan de alguna forma sea incentivar a sus ciudadanos para que consuman dentro del propio país", dice Tolo Gomila.

Ayudas directas

Fevitur se suma a una de las principales reclamaciones que todo el sector turístico está haciendo al Gobierno central y a las Comunidades Autónomas: que aprueben medidas de inyección de liquidez en las empresas para evitar su cierre y mantener el empleo. Después de doce meses de caída de los ingresos y de la demanda, los empresarios consideran que los avales ICO y los ERTEs por fuerza mayor aprobados por el Gobierno para apoyar a las empresas ya no son suficiente. "Hemos cumplido un año de pandemia, esta situación se está alargando... Y como al sector no se le inyecten ayudas directas, ya se puede hacer toda la prohibición de despedir en seis meses y todas las moratorias concursales que uno quiera, que el tsunami de concursos de acreedores de empresas relacionadas con el mundo turístico va a ser absolutamente demoledor", concluye el presidente de Fevitur.

Según el primer estudio sobre viviendas turísticas elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, en España hay cerca de 321.000 inmuebles de este tipo que ofrecen más de 1,6 millones de plazas, lo que representa un tercio de toda la oferta alojativa turística, incluyendo la hotelera y la extrahotelera. El 10% de estas viviendas turísticas se concentran en las ciudades de Madrid y Barcelona en forma de pisos y casi el 77% se encuentran en zonas de costa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?