Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

Juan Carlos I

El primo del rey emérito se desmarca de la última regularización millonaria de Juan Carlos I

Álvaro de Orleans-Borbón niega ser el "testaferro" del emérito y se desmarca de la regularización de más de cuatro millones afrontada por su primo, precisamente, por los vuelos que le pagó a lo largo de los años

Recuerda que "puso voluntariamente a disposición del Rey don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje"

El rey emérito Juan Carlos I en una imagen de archivo

El rey emérito Juan Carlos I en una imagen de archivo / Getty Images

El primo del rey emérito, Álvaro de Orleans-Borbón, ha emitido un comunicado en las últimas horas en el que reitera que pagó vuelos por cantidades millonarias a Juan Carlos I pero desmarcándose de su regularización y de sus posibles deudas con el fisco español. El noble niega ser el "testaferro" de su familiar y recuerda que "puso voluntariamente a disposición del Rey don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje", negando que el emérito prestara servicios para dicha fundación.

La defensa de Juan Carlos de Borbón, llevada por el abogado Javier Sánchez-Junco, presentó una primera regularización por valor de 678.000 euros gastados con tarjetas de crédito a espaldas de Hacienda y más recientemente una segunda regularización por más de cuatro millones de euros cobrados en especie de la Fundación Zagatka en decenas de billetes de avión a lo largo de los años. En el primer caso el pago llegó después de que la Fiscalía le informara de la apertura de una investigación pero en el segundo caso, según el letrado, se produjo sin ningún requerimiento previo.

En las últimas horas ha sido el primo del emérito y propietario de la Fundación que pagó los viajes, Álvaro de Orleans-Borbón, quien ha querido desvincularse de cualquier delito fiscal cometido por su familiar. La regularización "no le afecta en ningún caso", dice, y que lo hizo fue poner "voluntariamente a disposición del Rey don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje", pero no porque el monarca viajara en misiones encomendadas por la Fundación o viceversa, sino porque su objetivo era apoyar a la monarquía española.

Los "servicios" que se atribuyen a la fundación, dice el comunicado, "forman parte de los gastos de viaje, como pueden ser servicios de agencias de viaje" pero "el hecho de que el rey haya regularizado su situación tributaria no significa, en absoluto, que la Fundación Zagatka o sus fondos fueran de su propiedad.

La fortuna familiar

El comunicado explica que Álvaro de Orleans-Borbón desciende de una familia que "dada su elevada posición económica, ha transmitido a sus generaciones el compromiso de apoyo a otras monarquías" constituyendo una fundación que tenía entre otros objetivos "materializar su ayuda a la Casa Real española". En cualquier caso el noble destaca que no ha recibido ninguna citación de la Fiscalía española y niega haber actuado como testaferro del monarca.

La Fiscalía examina el contenido y las implicaciones de esta segunda regularización sin que por el momento ni ésta ni la primera se hayan traducido en un archivo de las investigaciones. La doctrina del Tribunal Supremo establece que una regularización no evitará el banquillo del evasor fiscal si el dinero se paga después de saber que hay una investigación en marcha.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?