Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

"El hidrógeno será la solución para el transporte de larga distancia"

El director de Ingeniería de Alsa, satisfecho con el autobús de hidrógeno a prueba en Torrejón

El vehículo recorre 400 kilómetros tras 10 minutos de recarga

Varios viajeros acceden al autobús de hidrógeno que se está probando en Madrid.

Varios viajeros acceden al autobús de hidrógeno que se está probando en Madrid. / ALSA

Por las calles de Torrejón de Ardoz, en Madrid, circula en pruebas desde hace unas semanas un autobús que usa hidrógeno como combustible. Con más autonomía y mucho menos tiempo de recarga que un autobús eléctrico.

Para Miguel Ángel Alonso, director de Ingeniería de Alsa, que dirige los ensayos, la propulsión con hidrógeno es "la única solución en largo recorrido" para descarbonizar el transporte en el futuro.

El autobús de hidrógeno no emite CO2, ni el contaminante dióxido de nitrógeno. Se equipara en esto a los vehículos eléctricos con pila de litio. Y es más ecológico que éstos si el hidrógeno se obtiene con electricidad renovable, porque no toda la que suministra la red lo es.

El autobús a prueba en Torrejón sólo emite agua, como muestra el director general de Ingeniería de Alsa. / ALSA

El resultado, en conducción real, es satisfactorio, aseguran empresa, conductor y pasajeros. La solución perfecta, si no fuese porque de momento el vehículo es más caro y el coste por kilómetro mayor que con otros sistemas de propulsión. El reto es conseguir que salgan los números en lo económico. Pero el camino se presenta aún largo e incierto

10 minutos de recarga, 400 km de autonomía

Cada recarga del autobús que circula ya por Torrejón llena sus depósitos con 37,5 kilos de hidrógeno en apenas 10 minutos y permite recorrer unos 400 km. La recarga de un autobús eléctrico con pila de litio tarda 6 horas, explica Alonso, y ofrece una autonomía de entre 150 y 200 km.

Pero el autobús de hidrógeno es más caro. Miguel Ángel Alonso explica que un modelo como el que está en pruebas en Torrejón cuesta 280.000 euros si está equipado con un motor diésel o diésel-híbrido. El precio se eleva a 600.000 euro si porta un motor eléctrico con pila de litio. Y alcanza los 750.000 u 800.000 euros si se mueve con hidrógeno.

Más caro

Mucha distancia aún, que se espera ir acortando a medida que la inversión en investigación vaya fructificando y se vayan consiguiendo economías de escala. Algo aplicable al propio hidrógeno: El de esta primera experiencia en el área de Madrid hay que cargarlo en Albacete, porque no hay hidrogeneras para autobús más cerca, señala Alonso. Y sale a casi un euro por km recorrido, en torno al doble que si tuviera motor diésel. Y el hidrógeno se está comprando a precio de oferta porque el fabricante apoya el proyecto. apunta Alonso.

Hidrógeno verde

La clave, advierte el director de Ingeniería de Alsa, es que se abarate el hidrógeno verde, obtenido por electrolisis con energía eléctrica renovable. Esta expectativa, que se presenta lejana, tiene a su favor que el hidrógeno —contemplado también como acumulador de energía— es ya toda una apuesta a nivel global, europeo y español.

Aquí se ha producido toda una explosión de proyectos que aspiran a fondos europeos para su producción con electricidad renovable, de la que pronto habrá excedentes, calcula el gobierno, que prevé la instalación de casi 60.000 megawatios en diez años, cuando el consumo punta apenas supera ahora los 40.000.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?