Jueves, 15 de Abril de 2021

Otras localidades

la vacuna de AstraZeneca, a análisis

¿Sabes que la píldora puede provocar trombos? Un ejemplo de fármaco con más beneficios que riesgos

Mientras la EMA y la OMS analizan la posible relación entre la vacuna de Astrazeneca y el riesgo de trombosis, hablamos con distintos especialistas que explican por qué se ha suspendido temporalmente su administración

La píldora, fumar y el sedentarismo también pueden provocar trombosis

La píldora, fumar y el sedentarismo también pueden provocar trombosis / GETTY IMAGES

Todo el mundo está pendiente de qué pasará con la vacuna de Astrazeneca, especialmente los 5 millones de personas que ya han sido vacunados con esa farmacéutica. De todos ellos, una treintena han notificado una trombosis posterior y, con esos datos, las autoridades sanitarias de varios países han decidido —incluido España— suspender temporalmente la vacunación con Astrazeneca.

Lo han decidido a pesar de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) mantiene su confianza en la vacuna y antes de que el organismo, que lleva reunido con la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde este martes, analice los datos minuciosamente: "Van a hacer un registro de todos los eventos tromboembólicos que han recibido las agencias reguladoras de cada país y lo compararán con la incidencia normal para ver si se sale de los parámetros habituales o está dentro de lo normal y no se podría atribuir a la vacuna. Además, analizarán de qué eventos tromboembólicos se trata, porque no todos los trombos son iguales, y revisarán el historial médico de personas que hayan sido vacunadas con Astrazeneca. Seguramente saldrán más casos de trombosis, porque si no se podría concluir que casi que la vacuna protege, porque ahora mismo está por debajo de la incidencia normal", bromea la química y divulgadora científica Deborah García Bello (Deborahciencia), que apunta también que la EMA tiene capacidad de decisión sobre lo que se hace en Europa y puede dar órdenes concretas mientras la OMS solo puede hacer recomendaciones. Previsiblemente este jueves darán a conocer sus conclusiones.

¿Qué es una trombosis y qué dicen los datos?

La trombosis es la formación de un coágulo de sangre (trombo) en una o varias venas y que pueden obstruirlas provocando lesiones, generalmente, en las piernas pero en función de dónde se produzca la obstrucción será más o menos grave. La cardióloga Teresa Fernández da algunos ejemplos: "Ese trombo va viajando por las venas y si pasa al corazón, luego va a las arterias y puede afectar a los pulmones, provocando trombosis pulmonar, o al cerebro, que podría desembocar en ictus".

La probabilidad de sufrir una trombosis a lo largo de la vida es de aproximadamente dos personas cada 1.000. Si tenemos en cuenta los datos que se conocen actualmente de personas que han sufrido una trombosis tras ser vacunados con Astrazeneca (30 de 5 millones), la probabilidad estaría por debajo de 1 entre 100.000, muy lejos de los umbrales normales. Deborah García Bello cree que la incidencia es tan baja que todo apunta que se levantará la suspensión de la vacunación aunque se demuestre que sí hay casos que se relaciones pero sean "infrecuentes, raros o muy raros": "Eso significaría que los riesgos del medicamento son menores que los beneficios para la mayoría de la población. Se contemplará en el prospecto como efecto adverso pero se seguirá administrando con normalidad, quizá a excepción de personas con riesgo tromboembólico".

Eso ya ocurre con multitud de medicamentos en los que se especifican las contraindicaciones. Lo importante es que se conozcan y para eso están los ensayos clínicos: "En el caso de las vacunas, primero, se ve si funciona y luego si es seguro, que es precisamente eso, conocer todos los efectos secundarios que produce y hacer el balance riesgo/beneficio porque, si los beneficios superan con creces los riesgos de ese medicamento, se considerará seguro", explica Deborah García Bello.

La COVID sí causa muertes y es factor de riesgo de trombos

Mientras se analiza si en el caso de la vacuna de Astrazeneca provoca trombosis o no, una cosa sí está clara: casi tres millones de personas han muerto en el mundo por coronavirus y, de los que han sobrevivido, muchos han tenido trombos. Por eso, la especialista García Bello insiste en que, si finalmente se demuestra que existe una relación entre la vacuna y los trombos pero la incidencia es baja, "va a morir más gente por eventos trombolembólicos por la COVID que por la propia vacuna". Y subraya que es algo que puede estar ocurriendo ya con la vacuna suspendida.

La píldora, fumar o el sendentarismo también pueden provocar trombos

El riesgo/beneficio es el balance que se analiza con cada fármaco. Semanalmente se retiran medicamentos de las farmacias para realizar algún tipo de evaluación sobre un lote concreto o su totalidad. A veces por motivos menores y otras por causas de mayor gravedad, pero forma parte del protocolo de farmacovigilancia.

En los prospectos se indica cuáles son los posibles efectos secundarios y en la actualidad hay varios fármacos que especifican que pueden provocar coágulos, como es el caso de los anticonceptivos orales. El médico debe informarse de si la persona a la que se lo va a recetar ha tenido antecedentes relacionados con trombos y si fuma, ya que el riesgo de sufrir coágulos, derrame cerebral o un ataque al corazón aumenta considerablemente al sumar dos factores de riesgo.

Pero los medicamentos o fumar no son los únicos factores de riesgo de sufrir una trombosis: "Si quieres evitar un trombo, lo mejor que puedes hacer es levantarte del sofá y huir del sedentarismo", aconseja García Bello.

¿Qué pasaría con las segundas dosis de los ya vacunados?

Las personas que ya han recibido la primera dosis de Astrazeneca se preguntan ahora qué pasará si finalmente se suspende la vacunación con ese farmacéutica, algo que solo sucederá si se demuestra que el riesgo es alto. García Bello ve "bastante improbable" ese escenario pero señala que, en cualquier caso, "se quedarían con esa primera dosis que ya ofrece cierta cobertura y las autoridades sanitarias tendrían que tomar la decisión de qué vacuna se pondrían más adelante y en qué plazo sería". En caso de que se retome la vacunación con Astrazeneca, como la pauta es recibir la segunda dosis 12 semanas después de la primera, estarían dentro de los márgenes establecidos.

¿Política por delante de ciencia?

Con la vacuna de Astrazeneca ha pasado algo insólito: que las autoridades sanitarias de distintos países han tomado decisiones individuales por delante de lo que diga la Agencia Europea del Medicamento, incluso en contra de su criterio. La divulgadora Deborah García Bello se pregunta "si habrá algo que se nos escapa, algo que no se haya compartido todavía" y que les haya hecho ser especialmente cautelosos aunque no haya datos alarmantes. "Con los datos que se tiene es muy difícil justificar que se haya parado la vacunación, a lo mejor tienen datos que los demás desconocemos", especula. La última palabra —igual que para la aprobación de la vacuna en su día— la tendrá la Agencia Europea del Medicamento.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?