Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Espacio exterior

¿A qué huele el espacio? La respuesta de un astronauta tras pasar seis meses en la estación espacial

El astronauta Tim Peake recuerda cómo era aquel olor que siempre acaba generando debates entre los astronautas

El espacio continúa escondiendo muchos secretos para el ser humano.

El espacio continúa escondiendo muchos secretos para el ser humano. / Getty Images

A día de hoy hay muy pocas personas que saben a qué huele el espacio. Una de de ellas es el astronauta estadounidense Tim Peake, quien pasó seis meses en la Estación Espacial Internacional (ISS) en 2016 para realizar todo tipo de investigaciones. Allí llegó a un sinfín de conclusiones relacionadas no solo con el campo de la investigación, sino con la vida lejos de la Tierra. Desde cómo se altera la percepción del tiempo en el espacio hasta las consecuencias de vivir con 16 amaneceres y atardeceres al día.

Entre las distintas cosas que aprendió durante sus paseos espaciales, Tim Peake recuerda el olor del espacio. A pesar de que reconoce que es muy difícil explicar a qué huele, el estadounidense asegura en su último libro que tiene un olor muy característico: "Yo olí el espacio varias veces. La primera fue transcurridos apenas unos días en la estación espacial, cuando ayudaba a los astronautas Tim Kopra y Scott Kelly a regresar al interior tras su paseo espacial".

Un astronauta revela el olor del espacio

Entre el resto de teorías relacionadas con el olor del espacio, Tim Peake rescata la que afirma que el olor del espacio es el aroma que dejan las estrellas fugaces. El estadounidense recuerda que en el espacio tiene lugar una cantidad tremenda de combustión: "En su inmensa mayoría, las estrellas se componen de hidrógeno y gas helio y están activadas por una reacción de fusión nuclear en su interior que puede durar miles de millones de años.

Cada vez que abrían la esclusa del aire, el astronauta recuerda que notaba un olor muy intento y característico: "Ese misterioso aroma es tema de debate fraternal entre los astronautas. Se ha comparado con un bistec a la plancha, metal caliente, gases de soldadura y olor a barbacoa, por nombrar algunas opciones". Tras debatir sobre el olor del espacio, algunos astronautas han sugerido que ese olor podría originarlo el propio traje espacial después de que ciertos componentes del mismo despidan gases que hayan quedado expuestos al vacío y a temperaturas extremas.

Del traje del astronauta hasta las estrellas

Bajo el punto de vista de Tim Peake, el espacio huele a electricidad estática: "Huele a ese olor a metal quemado que se percibe cuando uno se quita una camiseta o un jerséi y nota una fuerte descarga eléctrica". Un olor que podría deberse, tal y como explica el astronauta, al ozono. Y es que, tal y como recuerda Peake, el ozono se da de manera natural cuando los rayos ultravioletas muy cargados de energía colisionan con moléculas de oxígeno y las dividen en dos átomos de oxígeno separados.

Al final de la vida de las estrellas, estas sufren una violenta explosión de supernova de la que se expulsan elementos como el oxígeno, el carbono, el oro y el uranio. Una mezcla de elementos que generan hidrocarburos aromáticos policíclicos. Por lo tanto, y si asomamos la nariz por la esclusa del aire, podríamos estar oliendo los restos de una estrella ya desparecida: "En cualquier caso, a mí me resultaba un olor muy agradable. Me recordaba a una barbacoa en verano, a salchichas asadas sobre una parrilla de carbón.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?