X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Tribunales

Los pagos en B por la sede central del PP superan los 1,5 millones certificados por la instrucción

La UDEF apunta en el juicio que el PP abonó más dinero negro del confirmado por los investigadores a través de tres modalidades de pago distintas

El PP siguió pagando en negro por la sede después de la dimisión de Bárcenas, según los agentes, que detectaron "trabajos realizados pero no facturados" en 2010

Los pagos en B por la sede central del PP superan los 1,5 millones certificados por la instrucción / AUDIENCIA NACIONAL

El juicio sobre los usos de la confirmada caja B en el PP ha celebrado este jueves una sesión capital para el verdadero objeto del procedimiento; si la reforma de la sede central del partido ubicada en la madrileña calle Génova, se pagó con dinero negro.

El inspector jefe de la UDEF, Manuel Morocho, acompañado de toda su unidad, ha comparecido por segundo día consecutivo y planta por planta del edificio, ha corroborado a preguntas del fiscal Anticorrupción que la obra iniciada en 2005 y finalizada en 2010, que en su conjunto costó más de 6 millones de euros, fue abonada en parte con dinero negro.

Los agentes han podido confirmar mediante el cruce de datos, la incautación de correos y documentos tanto en la empresa Unifica que acometió las obras, como en la sede del Partido Popular, registrada en diciembre de 2013, que los pagos con dinero negro alcanzaron la cantidad de al menos 1,5 millones de euros, pero hay mucho más que es difícil de cuantificar por la naturaleza de los pagos.

Morocho ha detallado que el PP utilizó tres mecanismos distintos para abonar las obras en B. En primer lugar mediante las aportaciones desde la contabilidad paralela registrada por Bárcenas, con donativos directos como un pago de más de 400.000 euros que no había sido contabilizado por el extesorero, o desde la cuenta oficial, nutrida en parte con donaciones en negro de empresarios que eran fraccionadas para su ingreso en el banco en imposiciones de hasta 60.000 euros, con el objetivo de no exceder el máximo legal permitido para los donativos anónimos y blanquear de esta forma el dinero en efectivo.

La mayor parte de la obra fue abonada desde esa cuenta oficial, que contenía el dinero lícito obtenido por el PP a través de subvenciones y otros capítulos, mezclado con "más de tres millones" en negro ingresados "entre 2005 y 2007", con lo que no puede determinarse qué cantidad, entre los 1,5 millones en B contrastados y los más de 6 del coste total de la obra, tuvieron su origen en dinero ajeno al circuito oficial, pero existió diluido entre el "dinero legal".

El inspector de la UDEF ha manifestado a preguntas de la Abogada del Estado, que los pagos en B por la sede central continuaron cuando el extesorero Luis Bárcenas había sido apartado del partido y carecía de influencia en el área económica y financiera del mismo. Al respecto ha recalcado que en 2010, un año después de su dimisión, se produce el pago por la reforma de la planta séptima, que alberga entre otros el despacho del presidente del Partido Popular, y al analizar la documentación incautada a la formación política han encontrado "trabajos realizados que no fueron facturados" como la instalación de los cristales o las cortinas. Una dinámica "sistemática" apunta Morocho, en el resto de plantas que fueron abonadas en negro.