Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Unidas Podemos reclama la agenda social mientras redefine su espacio interno

Quieren reforzar su papel dentro del Gobierno mientras se consolida el movimiento político

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a su llegada al Pabellón de Cuadros de Mando de la Base Aérea de Torrejón

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a su llegada al Pabellón de Cuadros de Mando de la Base Aérea de Torrejón / EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL (Europa Press)

Reforzar su papel dentro del Gobierno mientras se consolida el movimiento político. Con esas dos vertientes que se entrecruzan comienza un semestre clave para Unidas Podemos. Tras año y medio dentro del Ejecutivo, el sobreesfuerzo de la gestión de la pandemia y la incertidumbre inicial tras la salida de su líder, los morados afrontan unos meses que definirán el futuro del espacio. Venía insistiendo Yolanda Díaz tras las elecciones en Madrid que la legislatura “empieza ahora”. Y el arranque del curso político parece el momento elegido para poner en práctica ese reinicio. Tanto en su trabajo dentro del Ejecutivo como en la evolución interna. En el primer caso ya se han visto pinceladas durante el verano, elevando el tono por las diferencias con su socio en asuntos como la factura de luz, las consecuencias ecológicas de la ampliación del aeropuerto del Prat o las devoluciones de menores a Marruecos. Y en el segundo, Yolanda Díaz, aunque sigue sin confirmar su candidatura, ya dejó claro en La SER que su apuesta pasa por un proyecto más amplio que el actual.

De momento, en Unidas Podemos consideran que la coalición de Gobierno llega a este mes de septiembre con fuerza, destacando la interlocución entre el presidente y la vicepresidenta. Pero advirtiendo también de las tareas “pendientes y urgentes” que a su juicio quedan por poner en marcha. Las formas suaves de Díaz evitarán escenas de grandes discrepancias, pero en el lado morado del Ejecutivo creen que en este semestre el Gobierno debe dar el impulso definitivo de la agenda social y agenda verde. “Nos jugamos el apoyo de la ciudadanía a este Gobierno” reiteran en las filas moradas, en un mensaje velado a su socio con el que presionar para acelerar algunas medidas.

Las diferencias con el PSOE

Entre esas medidas, la más encauzada es la subida del SMI, “clave” para Unidas Podemos, y que acabará de definirse en la reunión con los agentes sociales. Más incertidumbre genera la subida del precio de la luz. En el partido prefieren esperar a conocer a la comparecencia este lunes de la vicepresidenta Rivera pero ya dejan claro que se necesitan medidas en línea de lo que ellos proponen, como la limitación del precio de la energía, mientras celebran que el PSOE se haya abierto a algunas de sus ideas, como la creación de una empresa pública.

Hay más cuestiones en las que Unidas Podemos tratará de poner el foco aunque se muestren las diferencias con su socio. Para empezar, en el arranque del curso escolar, con el acento en las medidas sanitarias. Pero sobre todo en la ley de Vivienda, exigiendo el cumplimiento del acuerdo de Gobierno, en la derogación de la Ley Mordaza y también en el desmontaje definitivo de la reforma laboral del PP, principal objetivo de Díaz antes de que acabe el año. Entre medias se cruzaran otros asuntos que pueden elevar la tensión interna, como la negociación de los presupuestos, con la reforma fiscal como objetivo morado, o la vuelta de la mesa de diálogo sobre Cataluña de la que formará parte la vicepresidenta y sobre la que próximamente harán llegar una propuesta al presidente del Gobierno.

Definiendo el "nuevo" Unidas Podemos

Y mientras, en paralelo, Unidas Podemos tiene que rematar su proceso de renovación tras la salida de Pablo Iglesias, que garantice la supervivencia del proyecto político. “La interna”, uno de los grandes focos de conflicto en los inicios de la formación, vuelve a la palestra. Iglesias reclamó un nuevo liderazgo femenino y coral en su discurso de despedida. De momento Podemos, como partido, ha posicionado a la ministra Ione Belarra como secretaria general, además de formar una cúpula con mujeres como Irene Montero, Isa Serra o Lilith Verstrynge, manteniendo el carácter reivindicativo del anterior líder.

Iglesias también señaló a Yolanda Díaz como sucesora dentro del Gobierno y como próxima candidata a la presidencia, tratando de transformar el liderazgo en un modelo similar al que comparten los líderes del PNV. Pero Díaz sigue midiendo los tiempos, no quiere precipitarse y busca, tal y como relató en la Cadena SER, un proyecto que "aglutine" a la izquierda del PSOE. Diaz se ha esmerado en los últimos meses en conversar con fuerzas aliadas como los comunes de Ada Colau. Quedan incógnitas como el hipotético encaje de Más País o Compromís en ese proyecto, aunque la vicepresidenta se esmera en remarcar que la cuestión no va de sumar liderazgos sino de ilusionar con un proyecto de país. De momento habrá que esperar, porque desde el entorno de la vicepresidenta insisten: Díaz sigue centrada en sus tareas dentro Gobierno.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?