Sábado, 16 de Octubre de 2021

Otras localidades

Elecciones Alemania

Los socialdemócratas de Olaf Scholz obtienen una mínima ventaja en un recuento muy ajustado

Los primeros resultados dan una ligera diferencia para el SPD frente a la coalición conservadora CDU y CSU

Tanto el socialdemócrata Scholz como el conservador Laschet coinciden en su legitimidad para liderar el Gobierno

Ajustado triunfo de los socialdemócratas en Alemania. / ATLAS

Los socialdemócratas alemanes de Olaf Scholz lograron en las elecciones de este domingo una mínima ventaja sobre los conservadores de Armin Laschet, que sufrieron una gran pérdida de votos, pero el escaso margen deja muy poco claro quién gobernará el país tras Angela Merkel. El margen de hasta cinco puntos con el que llegó en los últimos días a los comicios Scholz -quien aseguró tras conocerse los primeros datos del escrutinio que se considera elegido por los votantes para ser el nuevo canciller- quedaron reducidos a apenas un punto, según los datos del escrutinio a las tres horas del cierre de los colegios.

El SPD obtiene un 25,9 por ciento frente el 24,1 del bloque conservador formado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara la Unión Socialcristiana (CSU). Para la formación de Gobierno será clave cuál de los dos partidos que están al frente pueda llegar a un acuerdo con Los Verdes, que alcanzan un 14,7 por ciento, y el Partido Liberal, con un 11,5 por ciento.

 Una larga jornada electoral 

Para la formación de Gobierno será clave cuál de los dos partidos que están al frente pueda llegar a un acuerdo con Los Verdes, que alcanzan un 14,7 por ciento, y el Partido Liberal, con un 11,5 por ciento. A las 18:00 cerraban los colegios electorales y en los primeros sondeos tanto el Partido Socialdemócrata alemán (SPD) y la coalición de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU) empataban prácticamente en las elecciones federales de este domingo. Scholz se mostró confiado en que el acuerdo de Gobierno se alcanzará "antes de navidades" y Laschet coincidió en ese horizonte temporal. Hasta entonces Merkel seguirá cumpliendo con las tareas de Gobierno, aunque ya desde este domingo deja de ser diputada. Estas cifras suponen una importante mejoría para el SPD y su candidato, Olaf Scholz, con respecto a 2017, cuando logró un 20,5 por ciento de apoyo, aunque está lejos de la clara victoria que esperaban para poder formar gobierno cómodamente. La alianza CDU/CSU queda en cambio lejos del 32,9% de respaldo de 2017 en las primeras elecciones sin Angela Merkel como candidata en 16 años.

Los Verdes por su parte iniciaron el año con la intención de liderar un gobierno de coalición, por lo que estos datos supondrían un fracaso, aunque con respecto a 2017 (8,9%) tendrían importantes avances. La ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) volvió a entrar en el parlamento con un 10,4 por ciento.

La Izquierda alcanza un 5,0 por ciento, justo en el borde del umbral para entrar en el parlamento. Sin embargo, ese partido puede obtener representación parlamentaria aunque se quede por debajo del 5,0 por ciento si logra ganar tres mandatos directos.

El SPD se considera legitimado para encabezar el próximo gobierno

El candidato a canciller del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Olaf Scholz, ha destacado el "gran éxito" obtenido por su partido en las elecciones federales de este domingo y ha apostado por un "cambio en el gobierno". "Este es un gran éxito", ha declarado Scholz en su primera intervención tras conocerse los primeros resultados oficiales parciales, que sitúan al SPD ligeramente por encima de la coalición CDU/CSU. "Por supuesto que estoy contento por los resultados electorales. Muchos votantes han dejado bien claro que quieren un cambio en el gobierno y que el próximo canciller debe ser Olaf Scholz", ha remachado.

El secretario general del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Lars Klingbeil, ha manifestado su intención de impulsar la formación de un gobierno liderado por su partido tras las elecciones federales de este domingo en el que el SPD está en empate técnico con los conservadores, según resultados a pie de urna.

"Siempre supimos que iba a ser un final ajustado. Sabíamos que sería una campaña electoral ajustada, pero está claro que el SPD tiene un mandato de gobierno. Queremos que Olaf Scholz sea canciller", ha afirmado Klingbeil en declaraciones a la televisión ZDF. Klingbeil ha manifestado además su júbilo por el "gran éxito" logrado en estos comicios. "Es un voto de confianza de los ciudadanos para Olaf Scholz", ha apuntado en la misma línea el ministro de Trabajo por el SPD, Humbertus Heil.

La presidenta del grupo de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo, la española Iratxe García, dio la "enhorabuena" a los socialdemócratas alemanes de Olaf Scholz por lograr en las elecciones de este domingo una pequeña ventaja sobre los conservadores de Armin Laschet, y subrayó la "aspiración" de esta familia política de que el próximo gobierno alemán esté liderado por el SPD.

"Enhorabuena (...) ¡por una fuerte y exitosa campaña en torno al respeto y la solidaridad! ¡Aspiramos a que un gobierno liderado por el SPD ponga en práctica nuestros objetivos políticos de un futuro más sostenible y social en Europa! ¡Trabajemos juntos para conseguirlo!", tuiteó García.

También ha sido felicitado por Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. "Enhorabuena por los magníficos resultados. España y Alemania seguirán trabajando por una Europa más fuerte y por una recuperación justa y verde, que no deje a nadie atrás", ha escrito en Twitter.

La CDU quiere liderar una coalición Jamaica pese a tener su peor resultado

El candidato a la Cancillería alemana de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), Armin Laschet, ha convocado a los demás partidos a forjar una coalición "contra un gobierno de izquierda" después de las elecciones federales de este domingo, que apuntan a un empate técnico entre la CDU/CSU y el Partido Socialdemócrata (SPD).

Laschet ha apostado por un gobierno "liderado por la coalición" entre la CDU y su partido gemelo en Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU). "Un voto a la Unión es un voto contra un gobierno federal de izquierda. Por eso vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para formar un gobierno federal liderado por la Unión", ha afirmado. El candidato conservador ha planteado ya incluso el nombre de la alianza, que se denominaría "coalición futuro" y que incluiría al Partido Liberal Demócrata (FDP) y a Los Verdes.

Laschet ha reconocido el escenario complejo que se abre tras las elecciones. "Por eso es por lo que todos los demócratas deben ahora realizar un gran esfuerzo. Tenemos que mantener Alemania unida", ha indicado, al tiempo que ha reconocido que no está satisfecho con los resultados.

Por su parte, el secretario general de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), Paul Ziemiak, ha apuntado este domingo a la posibilidad de una coalición Jamaica --por los colores de los tres partidos-- con el Partido Liberal Demócrata (FDP) y Los Verdes liderada por la propia CDU pese a haber cosechado el peor resultado electoral de toda su historia a nivel federal. "Cabe la posibilidad de una coalición. Se podría gobernar con Los Verdes y el FDP. Va a ser una noche electoral larga", ha afirmado en declaraciones a la televisión pública alemana ARD.

El peor resultado electoral de la CDU es el 31 por ciento de apoyo logrado en las elecciones federales de 1949, mientras que este domingo las encuestas a pie de urna apuntan a que obtendrá entre un 24 y un 25 por ciento, empatado si no por detrás del Partido Socialdemócrata (SPD).

Verdes y Liberales serán claves para formar gobierno

Los Verdes y el Partido Liberal (FPD) serán claves en la formación de Gobierno en Alemania después de que las primeras proyecciones dieran prácticamente un empate técnico entre el bloque conservador y el Partido Socialdemócrata (SPD), que tiene una ventaja mínima. Al margen de cuál de los dos partidos ocupe el primer lugar tanto el candidato socialdemócrata, Olaf Scholz, como el candidato conservador, Armin Laschet, parece que tendrían que hacer una coalición tripartita para formar Gobierno.

El vicepresidente del FDP, Wolfgang Kübicki, admitió la preferencia del partido por una alianza presidida por el bloque conservador, una así llamada "Coalición Jamaica" -por los colores de los tres partidos- pero no quiso descartar la otra variante. "Nosotros preferimos Jamaica pero Los Verdes también tienen algo que decir y si nosotros descartamos una alianza con el SPD y ellos una con los conservadores no llegaríamos nunca a un acuerdo y tendríamos que votar una y otra vez para llegar a un acuerdo", dijo en declaraciones a la cadena ARD.

Por parte de Los Verdes, la copresidenta del grupo parlamentario, Karin Göring-Erhardt, dijo que su partido está abierto a negociaciones y que se decidirá por la variante que más avances permitan en política de protección del clima.

Fin de la era Merkel

Los alemanes tenían cita con las urnas este domingo en unas elecciones nacionales muy reñidas, con los socialdemócratas de centro izquierda (SPD) suponiendo un fuerte desafío para los conservadores de la canciller en retiro Angela Merkel. Merkel ha estado en el poder desde 2005, pero tiene pensado dimitir después de las elecciones, lo que convierte la votación en un evento que cambiará la era y marcará el rumbo futuro de la economía más grande de Europa.

La participación se situaba sobre las 14:00 horas en 36,5%, cuatro puntos menos que la registrada a esa hora en 2017, aunque hay que tener en cuenta que no se contempla ahí el voto por correo. La Comisión Electoral ha dado ese porcentaje pasada la media jornada de los comicios, a los que estaban convocados unos 60 millones de habitantes y que marcarán el adiós a la "era Angela Merkel", tras 16 años en el poder. En 2017, el índice de participación final fue del 76,2 %. Entonces el voto por correo se situó en un 28,6 % del total de votos depositados. Ahora se estima que se alcanzará un nuevo récord histórico y que podría superar el 40%.

Electorado dividido y posibles coaliciones

Un electorado fracturado significa que después de las elecciones, los partidos líderes se sondearán entre sí antes de embarcarse en negociaciones de coalición más formales que podrían llevar meses, dejando a Merkel, de 67 años, a cargo de un papel vigilante. Haciendo campaña en su circunscripción local de Aquisgrán junto a Merkel, el candidato conservador Armin Laschet dijo el sábado que una alianza de izquierda liderada por el SPD con los Verdes y el partido de extrema izquierda Linke desestabilizaría Europa.

"Quieren sacarnos de la OTAN, no quieren esta alianza, quieren otra república ", dijo Laschet, que tiene 60 años. "No quiero que Linke esté en el próximo gobierno ". En contra de Laschet está Olaf Scholz, 60 del SPD, el ministro de Finanzas de la coalición derecha-izquierda de Merkel que ganó los tres debates televisados entre los principales candidatos.

Scholz, el favorito para suceder a Merkel

Scholz, de 63 años, no ha descartado una alianza de izquierda con La Izquierda, pero dijo que la pertenencia a la OTAN era una línea roja para el SPD. Después de una campaña electoral centrada en el país, los aliados de Berlín en Europa y más allá pueden tener que esperar meses antes de poder ver si el nuevo gobierno alemán está listo para involucrarse en asuntos extranjeros en la medida en que lo deseen.

El panorama político fragmentado significa que es probable que se forme una coalición a tres bandas. Las encuestas de opinión finales dieron a los socialdemócratas una pequeña ventaja, pero los conservadores han reducido la brecha en los últimos días y muchos votantes aún estaban indecisos.

Los escenarios de coalición más probables ven al SPD o al bloque conservador CDU / CSU - quien sea primero - formando una alianza con los Verdes y los Liberales Demócratas Libres (FDP). Scholz dijo a sus seguidores en su propia circunscripción en Potsdam, cerca de Berlín, que todavía esperaba que el SPD y los Verdes aseguraran una mayoría para gobernar solos sin un tercer socio. "Cuanto más fuerte sea el SPD, más fácil será formar una coalición", dijo Scholz. "No sé qué será posible, pero tal vez sea posible, por ejemplo, formar una coalición SPD-Verdes. Creo que es posible. Ya veremos".

Tanto los conservadores como el FDP rechazan una "unión de la deuda" europea y quieren asegurarse de que el préstamo conjunto de la Unión Europea para financiar el paquete de recuperación del coronavirus del bloque siga siendo excepcional. El SPD ha hablado de dar pasos hacia una unión fiscal. Los Verdes están a favor de una política fiscal europea común para apoyar la inversión en medio ambiente, investigación, infraestructura y educación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?