Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Selección española fútbol

Luis Enrique y la selección española se citan con la historia casi una década después

España jugará frente a Francia su primera final ocho años más tarde tras caer derrotada frente a Brasil por 3-0 en la Copa Confederaciones de 2013

Luis Enrique comenzó en 2018 una renovación que abanderan los futbolistas más jóvenes

Luis Enrique

Luis Enrique / Getty Images

Luis Enrique está ante su primera final al frente del banquillo español. La UEFA Nations League, con apenas dos años de duración, será el escenario en el que se midan dos conjuntos opuestos. A un lado estará la actual campeona del mundo, Francia, plagada de estrellas consolidadas de primer nivel; al otro, España, un equipo que destaca por su juventud y ambición.

Pese a las discutidas convocatorias, sus formas en sala de prensa o el técnico asturiano ha devuelto, en cierta manera, el ADN a un país que se había desencantado con el fútbol de su selección desde hace prácticamente una década. Estuvo muy cerca de conseguir una proeza en la anterior Eurocopa, pero una tanda de penaltis contra Italia apeó a España de su particular sueño. Ahora tiene la oportunidad de redimirse en la Nations League.

Una larga travesía por el desierto

La final de la Eurocopa en 2012 fue uno de los mejores partidos de la selección española en toda su historia. Ese día, Kiev fue testigo del último título levantado por el conjunto absoluto de 'la Roja' hasta la fecha. Desde ahí, se ha producido una larga travesía por el desierto, en donde España ha tratado de reinventarse y se ha despedido de sus mejores estrellas: Xavi, Iniesta, Casillas, Xabi Alonso... para dar paso a una nueva generación de futbolistas.

Un año más tarde, en 2013, el conjunto dirigido en aquel entonces por Vicente del Bosque cayó en la final de la Copa Confederaciones por 3-0 frente a Brasil. En el posterior verano, el conjunto nacional no pasó de la fase de grupos en el Mundial brasileño, y por lo tanto, se quedó sin la opción de revalidar el título levantado en Johannesburgo cuatro años atrás.

Los octavos de final fueron los verdugos de España en la Eurocopa de 2016 y en el Mundial de 2018. Italia primero y Rusia después apearon al combinado nacional de pasar de ronda en ambas competiciones. Frente a esto, la RFEF tomó cartas en el asunto y colocó a Luis Enrique en el banquillo para buscar un nuevo rumbo en la Selección.

El punto de inflexión: la llegada de Luis Enrique al banquillo

El 19 de julio de 2018 se presentó a Luis Enrique Martínez como nuevo seleccionador español. Avalado por sus éxitos en el Barça en donde consiguió un triplete en la misma temporada, el técnico asturiano comenzó su andadura de la mejor forma posible: victoria frente a Inglaterra por 1-2 en Wembley y también hizo lo propio contra Croacia (6-0) y Gales (1-4).

Desde entonces, su estancia en el banquillo español ha estado marcado por su ausencia durante varios meses debido al fallecimiento de su hija. Robert Moreno, actual técnico del Granada, fue quien le sustituyó en el puesto y la relación entre ambos no terminó de la mejor forma posible. Luis Enrique volvió al dirigir a la Selección y se hizo cargo de un equipo que muy pronto adquirió sus principales señas de identidad: la juventud, el talento y el desparpajo, para poder optar a lo más alto.

La Eurocopa de 2020 disputada este verano ha sido, hasta la fecha, el escenario más importante para Luis Enrique. Pese a una convocatoria más que discutida y un inicio de campeonato que a punto estuvo de dejar a España fuera de la fase final, el conjunto español llegó hasta las semifinales del torneo. Allí cayó derrotada en los penaltis frente al equipo que finalmente sería campeón: Italia.

Más allá de la propia eliminación, la Selección dio una imagen completamente diferente. Un equipo muy renovado y joven, demostró que España puede volver a estar de nuevo entre las favoritas para llevarse un torneo. Desplegó un juego de presión, vertical y con el desparpajo de quienes quieren demostrar muchas cosas. Así te contó Carrusel Deportivo ese trepidante partido entre Italia y España de las semifinales de la Eurocopa 2020:

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Un equipo joven y renovado que aspira a todo

Luis Enrique ha hecho debutar a un total de 27 jugadores desde que él es seleccionador. Ahí reside una de las virtudes de este equipo: la pluralidad de jugadores que hacen que todos estén muy activos ante la posible llamada del técnico asturiano.

Gavi es el futbolista más joven en debutar con España, ya no solo en la etapa de Luis Enrique, sino en toda la historia de España. Al igual que él, hay un sinfín de nombres en la lista: Ansu Fati, Carlos Soler, Pedri, Marcos Llorente, Adama Traoré, Canales, etc.

25,2 años de edad es la media de la actual convocatoria española. Gavi con 17 y Busquets con 33 se sitúan en los extremos de esta plantilla. Este grado de juventud se asemeja a la Francia que consiguió el Mundial en 2018 y que maravilló a todo el planeta del fútbol por la gran calidad de sus jóvenes.

Esta noche en San Siro se dan cita dos equipos cuyo objetivo final es el mismo: la reconstrucción para volver a llegar a lo más alto. Francia ya lo ha conseguido y España está inmerso en ese proceso. La final de la UEFA Nations League dictará sentencia para conocer en qué punto se encuentra cada país.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?