Martes, 30 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El consumo de cultura se desploma en 2020 por la pandemia

Según datos del Anuario de la SGAE todas las disciplinas redujeron considerablemente su recaudación salvo las plataformas y la música grabada, únicos sectores que crecen en el pasado año

Madrid concentró la mayoría de oferta cultural

Matt Mason, Tommy O'Dell and Johnny Took of DMA'S perform on stage at O2 Academy Edinburgh on October 18, 2021 in Edinburgh, Scotland

Matt Mason, Tommy O'Dell and Johnny Took of DMA'S perform on stage at O2 Academy Edinburgh on October 18, 2021 in Edinburgh, Scotland / Roberto Ricciuti (Redferns)

No por esperado deja de ser preocupante. La cultura pierde dinero y espectadores en altas dosis en este 2020 a causa de la pandemia del coronavirus. Los toques de queda, las reducciones de aforo y los cierres que han acompañado a las actividades culturales hacen que las artes escénicas, el cine o la radio reduzcan sus espectadores y la recaudación de sus actividades.

El número de funciones cayó un 49,8 por ciento, los espectadores bajaron un 75,7 por ciento, y la recaudación disminuyó un 71,8. Durante 2020, se registraron un total de 25.553 funciones de artes escénicas a las que acudieron 3.435.700 personas. Dichos datos suponen la pérdida, en relación a un año antes, de 25.313 representaciones y 10.707.307 espectadores. Son los datos del Anuario presentado por la Fundación SGAE, que deja además otra consecuencia, la alta concentración de los espectáculos culturales en las dos capitales, pero sobre todo en Madrid. Constatación que ha sido así en años anteriores, pero quizá resalta más en este momento de apertura a otras zonas de España que propone el gobierno.

En 2020 se recaudaron 67.388.592 euros con espectáculos de artes escénicas, lo que equivale a 168.480.857 euros menos en comparación a 2019. En términos porcentuales, hablamos de un descenso del 71,8 por ciento comparando esos mismos años. Eso significa que desciende todo, salvo dos categorías, las plataformas y la música grabada, que mantienen el alza de los ejercicios anteriores. También la piratería audiovisual crece en este último año.

Si nos fijamos en el teatro, vemos que en el año 2020 se realizaron un total de 24.080 representaciones de teatro, cifra que supone una pérdida en comparación a un año antes del 49,2 por ciento, 23.292 funciones menos. La asistencia a esas funciones fue de 3.111.659 personas, 9.327.516 menos que en 2019, es decir, un 75 por ciento menos. La bajada en la recaudación es lo más significativo, un 70 por ciento menos en 2020, 60.918.077 euros. Madrid sigue siendo, un año más, la comunidad con mayores ingresos por venta de entradas de teatro, y representa casi un 50 por ciento del total de toda España.

La danza también ha tenido un 75,3 por ciento de espectadores menos y han decrecido el número de representaciones casi a la mitad. El género lírico, es decir la ópera y la zarzuela, supone un 1,5 por ciento de las funciones de todo el año. Hubo 379 representaciones en todo el país, un 71,6 por ciento menos que en 2019 que tuvieron una asistencia de 94.744 personas. Eso significa que han perdido más de 600.000 espectadores, un 87,8 por ciento.

La música clásica era uno de los sectores que venía recuperándose y que en 2020 ha visto frenada en seco esa tendencia. El año pasado se realizaaron 7.472 conciertos de música clásica, lo que implica una caída del 54,02 por ciento respecto a un año antes. Es decir, la oferta se ha visto disminuida en 8.777 conciertos. Aquí cambiamos de región que lidera la oferta, no es Madrid la que encabeza la lista de conciertos, sino la Comunidad Valenciana, por una décima, eso sí.

Sin embargo, la situación es diferente con la música moderna. También en proceso de recuperación antes de la pandemia. Por ejemplo, las cifras de recaudación en 2019 habían sido de 185,7 por ciento, gracias al apogeo de los macrofestivales. Eventos que fueron casi inexistentes en 2020, el año de la pandemia. Se realizaron un total de 45.306 conciertos de música popular, un 50,3 por ciento menos que un año antes, con una pérdida en términos absolutos de 45.800 conciertos. Los macrofestivales y conciertos de música popular concentraron, en 2020, a 5.938.249 personas, lo que equivale a un decrecimiento de la asistencia del 79 por ciento o, en valores absolutos, 22.335.728 espectadores menos

La música grabada sí mantiene, por tanto, su tendencia alcista. Según el Global Music Report, durante 2020 este mercado tuvo unos ingresos mundiales de 21.600 millones de euros, un incremento del 6,9 por ciento en un año. De esa cuantía, el 68 por ciento corresponde al mercado digital. Según datos de Promusicae, el mercado de la música grabada en España ingresó un total de 314.187.000 euros. También se registra, en este caso, una evolución positiva en las cifras globales, con un incremento respecto a 2019 del 6 por ciento. No obstante, se observa una tendencia diferente en el mercado físico y en el digital. Mientras que en el primero se aprecia una caída del 24,5% respecto al año anterior, en el segundo tenemos un incremento del 16%. Las descargas de música que se realizaron durante 2020 subieron por segundo año consecutivo, alcanzando los 2.303 millones de archivos, 171 más que en 2019 (suben un 8%).

También se mantiene la tendencia creciente del número de canciones escuchadas en streaming, alcanzando los 79.585 millones. Esto equivale a un incremento en relación a 2019 de 9.605 archivos musicales, un 13, 8 más. El 76,2% de las canciones que se oyeron en streaming durante 2020 fueron de forma gratuita. El resto, se escucharon pagando. Y aquí hay buena noticia ya que el pago por canciones ha subido algo más del 16 por ciento.

Vamos al cine. Uno de los sectores al que más le está costando volver a la normalidad. Tenemos, para empezar, un mal dato de pantallas, cuya cifra total baja hasta las 3.585. O sea, que se han perdido 89 en este último año. Las que han quedado han ofrecido 276 películas menos y han tenido en total 1.640.209 sesiones, un 57 por ciento menos que en 2019.

Al cine han asistido 26.549.899 personas, 78.434.668 menos que un año antes (el 74,7 por ciento menos). Aquí hay sorpaso y Cataluña supera a Madrid en oferta cinematográfica. La media de asistencia al cine en 2020 fue de 0,56 veces por habitante al año, por lo tanto, se produce un retroceso. Durante 2020, se recaudaron 159.066.142 euros, 456.555.847 euros menos que un año antes, lo que equivale a una pérdida del 74,2% en comparación al año anterior. La película más vista fue Padre no hay más que uno 2, dirigida por Santiago Segura. Vendió 1.717.773 entradas y con ello ingresó más de nueve millones de euros.

Sin embargo, la caída de asistencia a las salas de cine no significa que la ciudadanía dejara de consumir contenido audiovisual. Más bien al contrario. Han sido las plataformas de streaming y las televisiones las que han concentrado al público en este año de pandemia. El streaming ha subido un 8,8 por ciento. La suma de abonados supera el número de hogares españoles en 104, 3 por ciento. Esto ocurre, señala el informe, porque cada vez es más frecuente que en una misma vivienda se tengan contratados los servicios de varias plataformas o televisiones de pago. es un 21 por ciento más que en año 2019.

Vamos con el ranking de plataformas en plena batalla por llevarse a los suscriptores. Netflix fue la que contó con mayor porcentaje de abonados en 2020, 35,8%, y la que acumuló un crecimiento más abultado en los últimos años, ganando 8,4 puntos en relación a 2019. La sigue Movistar+, con un 17,7% y Amazon Prime Video queda en tercera posición, con un 16,7%. Suben, por cierto, las descargas audiovisuales un 4, 6 por ciento con respecto al año anterior.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?