Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

La Filarmónica de Londres, la orquesta que se enfrenta a todas las heridas del Brexit

Grupos y pequeñas bandas británicas tienen muchas dificultades para poder tocar en España después del Brexit. La tramitación de visados o el transporte de instrumentos por carretera encarecen los conciertos. Muchos se han visto obligados a cancelar sus giras y actuaciones en nuestro país

London Philharmonica Orchestra 2019

London Philharmonica Orchestra 2019 / Hispania Conciertos

Los casi dos años de pandemia, en los que se ha desplomado el consumo cultural, especialmente todo lo relacionado con festivales y conciertos, han ocultado hasta ahora una realidad de la que venían advirtiendo los artistas británicos: desde la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se exigen visados para poder entrar y actuar en España, y cuestan dinero y tiempo. Lo sabe bien la Orquesta Filarmónica de Londres, la primera gran orquesta británica que llega a nuestro país después del Brexit.

Los visados y el transporte por carretera encarecen las giras

Tramitar un visado de permiso de trabajo desde el Reino Unido puede costar unas 74 libras, para menos de 90 días; o 57 para más de esos tres meses. La tramitación es lenta, individualizada y más costosa, ya que los suelen tramitar gestorías externas, elevando el coste hasta las 400£ (unos 500€). Este importe, por cada músico, es inasumible para muchas bandas, que han tenido que cancelar su presencia en festivales españoles, como el Primavera Sound.

"Debería ser un trámite sencillo, no tan complejo. Lleva además mucho tiempo, hay que pedir cita, esperar a que te la den, hay que explicar el motivo y detalles del viaje, por lo que el nivel de improvisación, algo frecuente en giras y festivales, es cero", nos cuenta Belén Álvarez, de la Asociación de Festivales de Música. "Es casi imposible hacerlo a título individual, hace falta un asesoramiento para que en la oficina entiendan para qué es el visado y que te lo concedan. Esto encarece mucho el coste y está afectando a los festivales. Y luego está el problema de los técnicos, los que acompañan a los artistas, que no siempre se entiende que sean artistas y el trámite se complica aún más, es otro tipo de visado diferente", se lamenta.

Lo sabe bien Hispania Conciertos, que ha conseguido traer a España a la Orquesta Filarmónica de Londres, recién aterrizada en España y que ofrece un concierto hoy en el Auditorio Nacional de Madrid y el 20 de octubre en el Auditorio de Barcelona.

"Hemos estado tramitando visados y papeleo durante varios meses. Traer a 70 músicos más el director, como nosotros, es complicado. Si un músico falla, que pasa con frecuencia, hay que sustituirlo por otro y son de nuevo semanas de espera para un nuevo visado", reconoce Marián Bárcena. "Muchos nervios, muchos meses de pelea y a esto hay que añadir el transporte por carretera, que es como llegan los instrumentos, en camión desde Reino Unido". La falta de camioneros en el país británico está ocasionado falta de suministros y alimentos estas semanas allí. "Más luego los contratos de las grandes orquestas, que tienen muchas cláusulas que cumplir, porque tienen que garantizar la seguridad, el transporte... y esto también encarece todo el proceso".

El Ministerio de Exteriores recuerda que "el régimen español es bastante favorable, en tanto que no se exige autorización de trabajo y que el procedimiento para obtener el visado es bastante ágil y se aplica a una tasa muy razonable", no de las más elevadas, como en otros casos. Reino Unido ha ido negociando con los diferentes países de la UE y, excepto Bulgaria, Croacia y España, el resto tiene un convenio para ofertar visados laborales gratuitos en estos casos. "No hay una absoluta equivalencia entre las leyes migratorias de España y Reino Unido y por ello no es siempre posible aplicar medidas equivalentes", responden fuentes de Exteriores.

"Las leyes no son rígidas, las normas se adaptan y deben adaptarse cuando no están funcionando bien, cuando no se corresponden con la realidad", opina la Asociación de Festivales de Música, que exige negociar con Reino Unido un convenio bilateral que flexibilice, agilice y facilite el trabajo de los artistas británicos.

Paganini: El violinista del Diablo

Niccolò Paganini (Génova, 1782  -Niza, 1840) era un virtuoso del violín. Las crónicas de la época apuntaban a que tenía un pacto con el diablo: "El violinista del Diablo", "El demonio de Paganini", se decía entonces. Lo que tenía era una flexibilidad extraordinaria para tocar el instrumento a muchísima velocidad.

Mario Hossen es todo un experto en el maestro italiano, un gran estudioso de Paganini, de sus partituras y de su técnica de la scordatura, por la cual el violín se afina en un semitono más alto, para que alce más la voz respecto a la orquesta. "Mario Hossen tiene que afinar el violín 24 horas antes y no tocarlo hasta el concierto, para que no se destensen las cuatro cuerdas. Lo afina con este extra de un semitono más alto", explica Marián Bárcena. "El Concierto para violín y orquesta N°1 en mi bemol mayor de Paganini es muy difícil de interpretar. Solo hay dos personas en el mundo que pueden, en su versión original, y una de ellas es Mario Hossen". 

La London Philharmonic Orchestra fue fundada en 1932 en Londres (Reino Unido) por Sir Thomas Beecham como rival de las Orquestas Sinfónicas de Londres y la BBC. Es una de las formaciones más importantes del Reino Unido. En esta ocasión está dirigida por el viola ruso Alexander Zemtsov, solista principal del grupo. Un artista que también ha trabajado con la Belgian Radio Orchestra o la Musikverein Vienna y es profesor de viola en la Guildhall School of Music de Londres.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?