Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Huevos

¿Por qué hay huevos de distintos colores? Esta es la diferencia entre un huevo blanco y uno moreno

Una proteína tiene la respuesta a todo

Los huevos pueden ser de una amplia variedad de colores.

Los huevos pueden ser de una amplia variedad de colores. / Getty Images

A día de hoy hay huevos de todas clases y tamaños. Los hay blancos y pequeños y, al mismo tiempo, también existen variantes grandes de tonos morenos. Y puede que veas estos dos tipos de huevo en un mismo corral de gallinas distintas. ¿Alguna vez te habías preguntado por qué hay distintos tipos de huevo? ¿Crees que el color puede tener algo que ver con su sabor? A continuación te ofrecemos los secretos que esconde la cáscara de uno de los alimentos estrella de nuestra gastronomía.

Si eres de los que piensan que los huevos morenos son más nutritivos y naturales que los blancos, estás equivocado. El color de un huevo viene determinado por la raza. La genética provoca que aquellas gallinas de raza roja pongan huevos de color marrón y que las gallinas blancas pongan huevos de de color blanco. Una diferencia que, a pesar de que es muy anecdótica a simple vista, no compromete al sabor del producto. Tampoco a su composición, ya que los valores de proteínas, colesterol y calorías son los mismos independientemente del color. 

El color no condiciona su sabor

Como te hemos explicado con anterioridad, el color del huevo viene determinado por su genética. Concretamente por un pigmento que varía dependiendo del ave que vaya a poner dicho huevo. Durante la producción del huevo, concretamente en la recta final de esas 26 horas que necesitan para poner uno, algunas gallinas liberan un pigmento que se encarga de colorear la cáscara. Una proteína, conocida como ovoporfirina, que provoca que un huevo sea de un color determinado u otro.

Sin embargo, este pigmento no compromete el sabor del huevo. De hecho, y si abrimos las cáscaras de un huevo blanco y de otro moreno, comprobaremos que su interior es idéntico. Ambos tienen una cáscara blanca y una yema similar. Por lo tanto, el color de un huevo tan solo determina la raza que lo haya puesto. El hecho de que tenga una tonalidad más o menos intensa dependerá de otros factores como la edad del animal o del estrés al que esté sometido. 

Cómo saber si un huevo está caducado o en mal estado

A día de hoy hay bastantes formas de saber si un huevo está caducado o no. Antes de nada, corrobora que el huevo no está roto a la hora de comprarlo en tu establecimiento habitual y ten siempre en cuenta la fecha de caducidad. Es bastante recomendable no consumir huevos previamente rotos puesto que podrían haber incubado bacterias mediante las que podrías enfermar.

Una vez hecho esto, y después de que los huevos hayan llegado sanos y salvos a casa, ha llegado la hora de someterlos a un truco infalible: sumergirlos en un vaso de agua. Un truco rápido y sencillo que te ayudará a determinar, en cuestión de segundos, si te puedes comer ese huevo que tienes entre las manos o no. En caso de que se hunda, y que este acabe en el fondo del mismo en posición horizontal, el huevo estará en perfecto estado y puede consumirse. Si por el contrario flota en la parte superior en posición vertical, te recomendamos que lo tires a la basura.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?