Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Piratería

La piratería digital bajó en España un 7% en 2020

La industria del libro sigue siendo la más perjudicada, un 33 %, seguida por las películas y la música (26 y 25% de pirateo)

Películas y videojuegos pirateados.

Películas y videojuegos pirateados. / David Silverman/Getty Images

La piratería digital bajó un 7 por ciento en España en 2020, lo que significa que se accedió a 5.239 millones de contenidos ilícitos sobre todo de música, libros y películas, los sectores más perjudicados por estas conductas ilegales que provocaron un perjuicio de más de 2.400 millones de euros. Si comparamos la cifra con la de 2015, vemos que el consumo de contenidos piratas ha bajado un 24 por ciento. Son los datos del Observatorio de la Piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2020, elaborado por la consultora GfK tras ser encargado por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos y que se ha presentado con la presencia del ministro de Cultura, Miquel Iceta.

La industria editorial sigue siendo la más afectada

En líneas generales podemos señalar que en España cada vez se accede a menos contenidos piratas, aunque la piratería sigue siendo significativa, teniendo en cuenta la gran oferta de contenidos digitales. La industria del libro sigue siendo la más afectada, un 33 por ciento, seguida por las películas y la música, que se sitúan en el 26 por ciento y en el 25 por ciento de piratería respectivamente. "Por cada libro que se vende de forma legal, tres se piratean", se lamenta Carme Riera, vicepresidenta de CEDRO, asociación de autores y editores. "Estamos desangrados, si se fijan, vamos dejando gotitas de sangre por donde pasamos. Cada mes eliminamos 100.000 enlaces pirata". Riera comparte con el resto de sectores culturales el auge de las redes sociales para acceder a contenidos ilegales, sobre todo de periódicos y revistas.

Cine y series: la piratería que desciende

La piratería del cine y las series desciende ligeramente en plena pandemia, con el auge de los contenidos audiovisuales generado por el confinamiento y en plena guerra de las plataformas, donde las distintas empresas de streaming compiten por quedarse los contenidos. La piratería de series está en un 22 por ciento, algo menos que en 2019, precisamente porque suben las suscripciones a sitios como Netflix o HBO. La descarga de películas es algo más amplia, un 32 por ciento, pero sigue siendo menor a la de 2019. Se debe al mismo motivo, la cantidad de contenido legal online, hace que se busque por otros medios. También ha contribuido mucho el cierre de sitios web con contenido ilícito. "Lo que más nos preocupa es que las copias pirata en alta calidad están disponibles cada vez antes", afirma Estela Artacho, presidenta de Fedicine (Federación de Distribuidores Cinematográficos).
La música sufre una situación similar. Las suscripciones a Spotify se han elevado en 2020, por lo que la piratería de canciones o discos disminuye. Pero España sigue siendo el país con menos suscripciones a estas plataformas de todo nuestro entorno. "Tenemos un problema con nuestros jóvenes -advierte Antonio Guisasola, presidente de Promusicae- el 57% de los jóvenes entre 16 y 24 años piratea, más que en el resto de países de Europa". Lo que más está creciendo es el stream ripping: uno puede escuchar música y ver videoclips en Youtube o en Vimeo y tiene aplicaciones que le permiten grabar esa música y almacenarla en el ordenador.

Videojuegos y libros: cifras similares

El caso de los videojuegos es significativo. Como el cine, las series y la música, el contenido digital y online es cada vez mayor; sin embargo, no se reduce la piratería. Tampoco aumenta, sino que se mantiene en un 20 por ciento. Ocurre lo mismo con los libros, industria más afectada de todas por el contenido ilícito, pero no desciende del 33 por ciento. También se mantiene en el consumo de partituras, que está en el cinco por ciento. Alberto González Lorca, presidente de AEVI, asociación de videojuegos, celebra al menos el crecimiento del consumo legal. El videojuego ha crecido un 18% en España y el consumo se va a doblar en los próximos años, advierte González Lorca, muy agradecido al apoyo presupuestario que el sector va a recibir.

Prensa y fútbol: la piratería que sube

Las que empiezan a tener más piratería que en 2019 son las industrias de la prensa y las revistas. La piratería de periódicos pasa del 23 al 25 por ciento y la de las revistas, del 13 al 18 por ciento. Aumenta ligeramente el acceso ilícito al fútbol, y tenemos un porcentaje del 23 por ciento. Emilio Fernández del Castillo, director de Operaciones de LaLiga, desvela un dato: "si no hubiera contenidos pirata, el 80% de los usuarios pagaría por ver los partidos de fútbol. Se piratea porque hay webs pirata, si no no se haría". LaLiga coincide con el ministro Iceta: "los piratas no son chavales, no son Robin Hoods, son personas que se están lucrando con el trabajo de otros y hay que pararlo".

¿Cómo se descarga?

En este informe destaca el aumento del uso de redes sociales como medio para acceder a contenidos de manera ilegal. Un uso que ha crecido del 23 por ciento al 27 por ciento. Facebook es la red social más utilizada, en un 55 por ciento, seguida de YouTube, en un 39 por ciento, y luego WhatsApp, Instagram, Telegram o Twitter.

Cabe destacar que 4 de cada 10 usuarios dice "no saber distinguir entre las plataformas legales e ilegales".

¿A quién perjudica?

La industria cultura sufre un perjuicio con la piratería valorado en 2416 millones de euros. Eso se traduce en 682 millones de eruos que las arcas públicas no recaudan en impuestos como IVA, IRPF o Seguridad Social de todo un contenido que favorece la economía sumergida. Pero además, el aumento de la piratería, explica este observatorio, hace que un total de 130.318 puestos de trabajo no hayan sido creados en torno a la cultura, uno de los sectores más precarizados y afectados por la pandemia. Un escenario sin piratería permitiría crear 21.720 puestos de trabajo en el mundo de la cultura.

"Los piratas caen bien -concluye el ministro de Cultura- pero estos hacen mucho daño. Son verdaderas garrapatas, seres que aprovechan el esfuerzo, la sangre de otros y deben merecer nuestra condena total y absoluta".

El Observatorio es optimista, pero queda mucho por hacer.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?