Jueves, 02 de Diciembre de 2021

Otras localidades

La verdad sobre el bar que aplica descuento a los feos y cobra recargo por pedir la tortilla sin cebolla

En España hay muchos locales que destacan por algo que ningún inspector podría valorar de forma justa: la relación entre el tabernero y sus fieles

Bar Avenida 55 (Logroño).

Bar Avenida 55 (Logroño). / ALBERTO ÁLVAREZ

Si alguien se atreviese a crear un ranking de bares tendría que tener en cuenta factores como el diseño, la tapa gratis o la calidad del café, entre otros. Pero en España hay muchos locales que destacan por algo que ningún inspector podría valorar de forma justa: la relación entre el tabernero y sus fieles. Una ristra de vaciles, silencios y confesiones que, en el fondo, conforman el alma del lugar y que forjan el superpoder de convertir una relación mercantil en algo realmente especial.

Alberto Álvarez tiene 39 años y, desde hace 18, regenta el Avenida 55 de Logroño, un bar de barrio que de momento no ha llamado la atención de ningún crítico gastronómico, pero que sí ha sido noticia en medio mundo gracias al cachondeíto que propaga.

"Todo empezó en septiembre de hace tres años. Me fui de fin de semana a la playa y una mañana, al despertarme, vi una nota que yo mismo habría escrito la noche anterior: 'Se admiten clientes feos'. Pensé que era una muy buena idea y el lunes lo puse en la pizarra", explica el hostelero riojano.

Se presentaron 400 feos

"Se viralizó tanto que meses después, el 5 de abril, celebramos el Día del Feo, con descuentos de 5 céntimos y la participación automática en un sorteo de tortillas y cajas de cerveza", dice. "¡Vinieron 400 personas!".

Para celebrar que había sobrevivido a lo peor de la pandemia, Álvarez —al que le faltan pocas asignaturas para graduarse en ADE— colgó un cartel anunciando que estaban abridos: "La gente creyó que era verdad, que éramos así de burros".

Consciente del impacto mediático de sus bromas, Álvarez volvió a liarla hace poco más de un mes, colgando un ticket (falso) en el que se podía apreciar un recargo de 1 euro por pedir la tortilla sin cebolla. La imagen no tardó en viralizarse, despertando el interés de muchos medios españoles y también de América Latina.

Viral en medio mundo

"Fue una vacilada que se me ocurrió, pero ha tenido más 5 millones de visualizaciones y la han comentado Juan Carlos Monedero o Leticia Dolera", explica orgulloso. "Risto Mejide me entrevistó en directo en Todo es mentira y también hemos salido en televisiones de Argentina o México".

Su popularidad ha logrado que el Avenida 55 esté empezando a formar parte del circuito de visitas obligadas de Logroño, junto a los restaurantes con estrella Michelin, los pinchos de la calle Laurel o los célebres helados de Dellasera. Tras participar en una mesa redonda del congreso Trabalengua, por ejemplo, el comunicador Xosé Castro acudió al bar y obtuvo su preciado ticket.

La realidad es que el Avenida 55 sigue viviendo de sus parroquianos y, aunque suele tener tortilla con cebolla, hace todo lo posible por satisfacer al que la pide sin. "La gente sabe que me disfrazo y que siempre estoy de broma", asegura Álvarez.

Pero ahora quiere orientar su éxito hacia una buena causa y, en colaboración con la Asociación Riojana de Enfermedades Raras, premiará al último clasificado de la carrera popular Entre Viñedos. "Mi mujer tiene una enfermedad rara y quiero que todo lo que he aprendido con el marketing de guerrilla sirva para algo".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?