Ciencia y tecnología

Descubierto el primer planeta fuera de nuestra galaxia

Tiene el tamaño de Saturno y las primeras pruebas de su existencia han sido detectadas por el telescopio espacial Chandra de la NASA que utiliza los famosos rayos X para analizar el Universo. Este exoplaneta está situado a unos 28 años luz de distancia y se encuentra en la galaxia Messier 51

El telescopio espacial Chandra de la NASA ha encontrado los primeros indicios de la existencia de un planeta que está en otra galaxia, la llamada 'Messier 51'.(NASA)

Madrid

Los astrónomos han encontrado ya unos 5.000 exoplanetas, es decir, mundos que orbitan estrellas más allá de nuestro Sol, pero hasta ahora todos ellos se han localizado dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Sin embargo, el telescopio espacial Chandra de la NASA ha encontrado los primeros indicios de la existencia de un planeta que está en otra galaxia, la llamada 'Messier 51', que está situada a unos 28 millones de años luz de la Vía Láctea.

Con los telescopios actuales, los exoplanetas no pueden ser detectados de forma directa (porque son cuerpos que no emiten luz), pero sí puede demostrarse su existencia en los "tránsitos" que éste realiza por delante de su estrella, porque, en ese momento, bloquea parte de su luz y esto produce una reducción en su brillo que sí puede ser detectado por los astrofísicos.

Este sistema indirecto de teledetección ya se ha utilizado para encontrar miles de exoplanetas en nuestra propia galaxia.

Dificultades de localización 

En esta ocasión la detección ha sido mucho más complicada debido a las enormes distancias que reducen de forma drástica la cantidad de luz que llega a la Tierra.

Sin embargo, este equipo dirigido por Rosanne Di Stefano lo ha conseguido analizando las disminuciones en el brillo de los rayos X recibidos de un tipo de objeto conocido como "sistema binario brillante M51-ULS-1".

Este tipo de objetos celestes suelen contener una estrella de neutrones o un agujero negro que extrae gas de una estrella compañera que orbita cerca. El material cercano a la estrella de neutrones o al agujero negro se sobrecalienta y brilla en longitudes de onda de rayos X.

Por lo tanto, como la región que produce rayos X brillantes es pequeña, un planeta que pase frente a ella puede bloquear la mayoría o la totalidad de los rayos, haciendo que el tránsito sea más fácil de detectar con un telescopio.

"El método que desarrollamos y empleamos es el único método actualmente implementable para descubrir sistemas planetarios en otras galaxias", ha explicado a la BBC Rosanne Di Stefano, que trabaja en el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica de Estados Unidos.

Tránsito de los planetas

En concreto, el tránsito del primer candidato a planeta situado fuera de nuestra galaxia duró unas tres horas, durante las cuales la emisión de rayos X disminuyó a cero.

Con este y otros datos, los astrónomos del Centro Harvard de Astrofísica calculan que este exoplaneta tiene aproximadamente el tamaño de Saturno y orbita la estrella de neutrones o el agujero negro a el doble de la distancia que Saturno se encuentra del Sol.

Pero hay un problema añadido. La órbita del posible primer planeta descubierto fuera de nuestra galaxia es tan grande que no volverá a cruzar delante de su estrella durante los próximos 70 años y esto impide que este nuevo descubrimiento pueda ser confirmado a corto plazo por otra observación.

Por otra parte, la nueva generación de telescopios ópticos e infrarrojos tampoco podrá ayudar en este campo y, por lo tanto, las observaciones en longitudes de onda de rayos X seguirán siendo el método principal para poder detectar más planetas en otras galaxias.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad