Economia y negocios
Ley Reforma Laboral

El Gobierno plantea un ERTE simplificado y retira la obligación de depositar indemnización en FOGASA

La nueva propuesta se ha llevado a la Mesa de Diálogo Social

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. / A. Pérez Meca (EUROPA PRESS)

Madrid

El Gobierno plantea un mecanismo de ERTE más simplificado y retira la obligación de depositar en el FOGASA, el Fondo de Garantía Salarial parte de la indemnización de los trabajadores. La nueva propuesta que ha llevado hoy a la Mesa de Diálogo Social simplifica los ERTE hasta dejarlos en dos tipos: los de crisis cíclica y los sectoriales. 

  • Los ERTE de crisis cíclica que permitirán la adopción de instrumentos de estabilización de toda la economía por parte del Gobierno.
  • Los ERTE sectoriales cuando se produzcan cambios estructurales en ciertos sectores.

El Consejo de Ministros será quien active la declaración de crisis general o sectorial y eso, tras informar a los agentes sociales, dará a las empresas derecho a adherirse a esos ERTE durante un año y recibir bonificaciones de entre el 10 y el 70% en lo que pagan por sus trabajadores a la Seguridad Social. Un año que, si hay crisis sectorial, podrá extenderse de seis en seis meses otro año más.

Las empresas en apuros tendrán que recurrir:

  • Primero a la reducción de jornada.
  • Solo si ésta no es viable, a la suspensión de contratos.

En cualquier caso, para recibir bonificaciones de la Seguridad Social, esas empresas deberán formar a sus trabajadores, las bonificaciones exigen la formación, y presentar planes de recolocación de sus empleados, en el caso de los ERTE sectoriales. Es más, el plan del Ejecutivo permite incrementar el crédito para la financiación de actividades en formación.

El objetivo es trasladar a trabajadores de esas empresas en apuros a empresas sanas que van a ver bonificada la contratación de empleados eximiéndoles de pagar el 50% de sus cotizaciones durante medio año.

Ese es el nuevo mecanismo que se fija ahora y que sólo se revisa a posteriori. No es necesaria autorización previa sino que la Inspección de Trabajo dispondrá de 7 días para revisar cada ERTE y, si no responde, se considerará aprobado (hay silencio administrativo positivo).

En la letra pequeña de esos nuevos ERTE, figura la prohibición de realizar horas extras mientras se mantengan las medidas de Expedientes de Empleo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad