Sábado, 22 de Enero de 2022

Otras localidades

Almudena Grandes

Así será la última columna de Almudena Grandes en 'El País Semanal': "Unos ojos tristes"

La autora, fallecida este sábado, cierra su columna 'Escalera interior' en la revista del próximo 5 de diciembre

Almudena Grandes

Almudena Grandes / Getty Imágenes

Ayer se daba a conocer la noticia que anunciaba el fallecimiento de Almudena Grandes por culpa de un cáncer que le detectaron hace poco más de un año. La escritora, que publica una columna semanal en 'El País' y una quincenal en 'El País Semanal', anunció que padecía la enfermedad el pasado octubre en su texto "Tirar una valla"

"Tal vez reaparezca con pelo, quizás sin pelo, con una melena rizada o con el peinado de mi querida Josefina Báquer", dijo la autora, en su columna. "El cáncer, que es una enfermedad como otra cualquiera, desde luego un aprendizaje, pero nunca una maldición, ni una vergüenza, ni un castigo, me ha acompañado desde entonces. Y me encuentro muy bien en general. Estoy en las mejores manos, segura, confiada, fuerte", anunció a sus lectores.

Días antes de su muerte, Grandes dejó enviada su columna para 'El País Semanal' para su espacio en la revista el próximo 5 de diciembre titulada "Unos ojos tristes", donde habla de la "moda kinki" con el humor que le caracteriza. La escritora cuenta cómo un preso se escapó de la Policía y se escondió en el pueblo donde vivía por entonces, Becerril de la Sierra. 'El País' adelanta hoy en su página web esta última columna de la escritora que cierra su espacio 'Escalera interior'. 

"El Lute se había escapado durante una conducción entre cárceles y no se le había ocurrido mejor idea que la de ir a esconderse y dormir en un hostal de nuestro pueblo. Y Becerril, tranquilo, domado, pacífico, saltó de golpe a todas las cabeceras como sinónimo del infierno. Ese año hubo cuatro estaciones: otoño, invierno, primavera y Lute, es decir, el verano del Lute. No hay que explicarlo, hubo mucho histrionismo, mucho miedo sin fundamento, porque el Lute fue detenido a las pocas horas de pasar por nuestras vidas", escribió para su espacio quincenal. 

Almudena reconoció estar volviéndose "una vieja", pero esta condición no le impide tener una "mochila de experiencias e imágenes que he coleccionado a lo largo de mi vida está esa tristeza inolvidable de la puerta por la que el kinki entró en mi vida". "Cada vida es una consecuencia del lugar en el que se han barajado las historias generacionales y las fugas de los destinos", dijo la escritora, para cerrar su columna. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?