A vivir que son dos díasA vivir que son dos días

Ocio y cultura

Vega: "La industria musical me arrancó las plumas a tiras"

Vega presenta Mirlo Blanco, un disco en el que ha querido poner sobre la mesa el debate de la salud mental

La cantante y compositora lleva 20 años de carrera luchando contra las pandemias de nuestro tiempo

Vega: "La industria musical me arrancó las plumas a tiras"

26:34

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/350/1638880800883/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Mercedes Mígel Carpio es Vega, cantante y compositora que se dio a conocer gracias a Operación Triunfo, pero que pronto cortó amarras, creó su propio sello discográfico y empezó a volar sola. Nació en Córdoba hace 42 años, pero son cuatro los puntos cardinales que marcan su ser: Andalucía, Galicia (A Coruña es su segundo hogar), Madrid (donde vive) y Euskadi, donde acaba de grabar su último disco, producido por el bilbaíno Kike Fuentes, con quien lleva trabajando 14 años.  

Mirlo blanco es el octavo álbum de estudio de Vega, una colección de 12 canciones que sale a través de su propio sello independiente, La Madriguera Records, y que verá la luz el próximo mes de febrero. Su primer sencillo es Bipolar, una canción en la que comparte el trastorno mental que padece y con la que ha querido poner sobre la mesa el debate de la salud mental. Nos lo ha presentado en La Hora Extra.

Vega lleva toda su carrera desnudándose a través de sus canciones, de sus letras, de su música. Pero el pasado 17 de noviembre hizo una de las confesiones más íntimas: es bipolar. Lo hacía en sus redes sociales, aprovechando la publicación de un tema en el que lo cuenta, a través de lo que mejor sabe hacer: cantar. Después de una pandemia que a todos, en mayor o menor medida, nos ha dejado tocados, ella ha querido compartir su experiencia para ayudar e invitar a reflexionar.

"Al compartirlo en redes sociales quería respaldar por qué puedo hablar de estos temas, respaldar la canción. Porque hablar de estos temas, si no te tocan, es un poco delicado. Así que he dado un paso al frente y simplemente quería normalizarlo. Bipolar es la última canción que escribí de Mirlo blanco y, escuchando todo el disco, me pregunté qué me faltaba, qué temática quería abordar. Y quería hablar de que hay veces que me he sentido muy mal. Quiero hablar de que hay veces que no hay peor enemigo que uno mismo. Quiero poner el tema de la salud mental encima de la mesa. Y lo hago en primera persona, porque todos los casos son distintos, no hay un caso igual a otro. Bipolar no solo habla de un caso, habla de salud mental. Y de no rendirse, que es el claim principal de la canción. Tenemos muy interiorizado el dolor físico y que el dolor físico necesita de ayuda de un profesional. Si nos torcemos un tobillo, vamos al fisio. Pero el dolor psíquico está muy estigmatizado, como que nos cuesta a nivel sociedad aceptar que oye, quién no ha tenido un pico de ansiedad. Mucha gente pasa por ansiedad o depresión. Hay que saber parar y pensar que no hay que pasarlo sola, hay que pedir ayuda, normalizarlo, hablarlo con tu familia y amigos. La ayuda profesional y personal es muy importante en estos procesos".

Y lo haces a través de la música, que es una de las expresiones culturales más masivas. Eso ayuda a normalizarlo y a que mucha más gente se sienta identificado con ello.

"Detrás del arte siempre están los genios locos. Es una expresión muy manida, pero, efectivamente, siempre hemos visto las genialidades y no los tormentos del mundo del arte. Se conocen, pero no se habla de ello, se habla de la obra final. A la canción Bipolar le podría haber puesto otro título y mucha gente se seguiría identificando con ella, pero le puse el nombre de Bipolar porque quería llamar la atención sobre el proceso que he pasado yo y quería poner el foco en que hay un problema de salud mental que nos cuesta asumir. La música tiene ese poder, ese poder empático de hacer pensar a la gente, no solo entretener. Soy una artista a la que le gusta mucho hacer pensar a la gente".

Cómo has aprendido a convivir con las dos. Porque dices en la canción que es tu peor versión, la otra Vega

"Por primera vez Mercedes ha cantado el disco de Vega convencida de que son la misma persona. Hay veces que mis anhelos y expectativas como persona chocaban con los del artista. En este proyecto ya no".

Hablas en la canción de revelarte contra todo. Esa rebeldía tiene una continuidad en tus letras y en tus canciones. En La Reina Pez eras un pez que nada contra la corriente, cuesta arriba, superando obstáculos. Ahora presentas Mirlo blanco, esa ave que no imita los sonidos de la naturaleza, sino que va desarrollando a lo largo de su vida su propio trino único y singular. ¿Qué hay en común entre el pez y el mirlo?

"Mirlo blanco no es un disco discontinuo, es una continuación, prolongación y evolución de La Reina Pez. La primera vez que vi un mirlo blanco no sabía lo que era, pensé que era una paloma. Cuando me di cuenta de lo que era, empecé a pensar que soy yo en la industria musical. Porque soy una artista independiente, un poco atípica, porque pertenezco a un sello que es monosello, monoartista, monotodo. Es llevar la independencia a unos niveles que a veces pueden ser insanos por sobrecarga. Empecé a investigar qué eran los mirlos y me di cuenta de que yo era eso, con cada disco definiendo cuál es mi cantar, mi identidad como artista, que va perfeccionando y evolucionando hasta el día que me muera y me retire de los escenarios. No es que yo sea realmente un mirlo blanco, es que esta industria, siendo mujer independiente, y esto sí que no lo he dicho nunca en una entrevista, la industria a veces me arrancó las plumas a tiras y esas plumas me volvieron a nacer con canas. Soy una superviviente en ese sentido. Como La Reina Pez"

"La industria musical me arrancó las plumas a tiras y esas plumas me han salido con canas"

Tuviste unos inicios muy mainstream, pero has hecho un camino muy valiente. Por qué a las mujeres, a las artistas, cuesta tanto que se les tome en serio, ser ellas mismas o conseguir lo que los hombres consiguen antes.

"La industria no difiere mucho de otras cosas en las que vamos acarreando un peso histórico. Creo que se han dado muchos pasos muy positivos, pero es muy difícil, porque creo que es una industria en general en la que también formamos parte de ella las mujeres, como público y como artistas. Y no nos toman en serio, como en Estados Unidos, donde tienen una política totalmente distinta. Allí están las grandes divas de la canción, luego las bandas y un solista masculino lo tiene más complicado que una solista femenina. En España es una cultura donde el papel de la mujer sigue tardando en llegar a tener un peso notable. Y yo creo que estamos cómodos. Estamos muy afianzados en que estamos educando a las nuevas generaciones. Yo aquí hago un alegato: vamos a dejar de cargar responsabilidades sobre los niños pequeños. No te acomodes en el que, mientras llega esa generación, crece y cambia el mensaje, yo estoy muy cómodo en el sofá con estos privilegios que vienen históricamente de otro lugar. En mi caso es una rareza. Ser un artista independiente con 20 años de carrera y que haya sobrevivido. Parece que somos menos creíbles las mujeres si no hacemos un cierto tipo de música o una puesta en escena determinada. Yo me siento respaldada y querida por el público y los medios".

Tienes una gira por delante en plena pandemia, cómo la afrontas

"Tengo unas ganas locas, porque Diario de una noche, ese disco en directo, se quedó ahí, a pesar de ser número dos de ventas en este país. Tuvimos que aplazar la gira, luego cancelarla y ahora tengo muchas ganas de presentar Mirlo blanco y recuperar esa esencia que quedó de Diario de una noche en Madrid".

¿Cuáles son las temáticas del disco?

Con Un Golpe (segundo sencillo) he querido dar a la conciencia como sociedad colectiva. Bipolar a la salud mental. Hay muchas temáticas que no están en el amor romántico ni en el desamor, que las hay también. Mirlo blanco es un viaje emocional donde la gente va a sentir mucha empatía con lo que estoy contando, porque está abierto en canal, para lo bueno y para lo malo. Luego está Patria, que es una canción dónde recupero el rock andaluz. Retomo mis orígenes y vengo a decir que en Andalucía, a mucha honra, aunque no nos falte la fiesta de la alegría de vivir, somos una tierra muy trabajadora. Cuna de talento, mucho talento que está en Andalucía y fuera de Andalucía trabajando. Quería decirle a mi tierra que sacara pecho, que somos mucho más que la fiesta y la pandereta. Hay canciones en gallego, una pluralidad cultural que enriquece. También una introducción muy especial, Txoria Txori. Y es que tengo cuatro puntos cardinales en mi vida. Uno es Galicia, otro Andalucía, otro es Madrid y luego Euskadi, porque llevo 14 años trabajando con Kike Fuentes y hemos grabado el disco en Andoain.

Me estoy dando cuenta de que es un disco muy político, tienes unas definiciones de la vida, de la convivencia, de la multiculturalidad o la identidad. Posicionamientos muy políticos llevados a la emoción y a la música.

"La intención política no está, porque no puede haber una cosa que me interese menos en el mundo que la política, aunque sea políticamente incorrecta, porque no me siento representada por nada de lo que hay en la esfera política. No me interesa nada la política, eso no significa que no tenga una opinión propia sobre las cosas. He vivido en tantos sitios, he pasado tantas temporadas muy largas en Estados Unidos… que yo no entiendo de fronteras, entiendo de la gente, de si me tratan bien o no cuando llego, lo que me aportan y soy de quedarme con lo bueno. No me quedo con la parte política, sino con la riqueza cultural de los sitios en los que estado y que forman parte de mí como persona".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad