Deportes
Arabia Saudí

Las Supercopas de España e Italia, el Newcastle o el GP de Fórmula 1: el poder de Arabia Saudí en el deporte

En los últimos años, el país se ha adueñado de competiciones a nivel nacional como la Supercopa, de un club de la Premier League o de un Gran Premio de Fórmula 1

Una aficionada del Real Madrid en Arabia Saudí / Getty Images

Madrid

Todas las miradas del mundo del fútbol en España están situadas en un país de casi 35 millones de habitantes localizado en Oriente Próximo. Paradojas de la vida, la Supercopa de España se va a celebrar en Arabia Saudí. No es algo nuevo, la edición de 2019 que tuvo como campeón al Real Madrid, también se jugó en dicho país. Además, el mismo torneo, pero de Italia, se ha disputado allí en dos ocasiones.

El interés de Arabia en el deporte, constatado a base de dinero, no solo se centra en las Supercopas. También ha llevado a que a finales de 2021, la familia real del país adquiera por un valor cercano a los 360 millones al Newcastle, un equipo de la Premier League. Sin embargo, no se han quedado exclusivamente en el fútbol y su influencia en el deporte va un paso más allá.  

La aparición de un término clave: sportswashing

Este término hace referencia al lavado de cara de países como Catar o Arabia Saudí al adquirir eventos deportivos importantes y centrar todas las miradas de los apasionados del fútbol, del Dakar o de la Fórmula 1. De esta manera mejoran su reputación y buscan que las imágenes negativas volcadas sobre ellos, se modifiquen para tener una mejor y mayor aceptación a nivel mundial.

La violación de los derechos humanos en estos países es real. Tanto es así que Arabia Saudí es uno de los países del mundo con mayor índice numérico en este apartado. Las mujeres o las personas LGTBI son las más perjudicadas por el simple hecho de vivir en este país. Por eso, organizaciones como Amnistía Internacional se encuentran inmersas en la lucha continua por frenar la masiva emigración de eventos deportivos a estos lugares. 

El Dakar y la Fórmula 1: el motor coge fuerza

Además del fútbol, del que hablaremos más adelante, uno de sus reclamos más relevantes es el del motor. El Dakar fue adquirido por Arabia Saudí para que se celebrase a partir de 2020 durante cinco años más: tras pasar por Francia y varias ediciones por Sudamérica, la competición emigró a Oriente Próximo. Se desconoce la cifra oficial, pero fuentes relacionadas con el entorno del Dakar aseguran que el país pagó más de diez millones de euros por las cinco ediciones. 

Dentro del mundo del motor, su otro gran reclamo es el Gran Premio de Yeda. Tuvo su primera edición en 2021, con Lewis Hamilton como campeón de la carrera. Tras la llegada de la Fórmula 1 a este punto del planeta, ocurrió como sucede con las incorporaciones de distintos eventos deportivos a estos países, Amnistía Internacional o Human Rights Watch criticaron duramente la celebración en Arabia Saudí por problemas relacionados con los derechos humanos en el país.

El fútbol como herramienta de reclamo

Arabia Saudí también ha conseguido llevarse dos competiciones punteras de fútbol para su país: la Supercopa de España y la de Italia. En el primer caso, la RFEF firmó hasta, mínimo, 2029. La excepción se vivió a principios de 2021 y es que, debido a la situación provocada por el coronavirus, el torneo se disputó en la región de Andalucía. De momento, solo se han celebrado dos ediciones en Arabia Saudí: la de 2020, que ganó el Real Madrid y la actual que se va a disputar esta semana.

Aficionada del Real Madrid en la Supercopa de España / Getty Images

En el caso de Italia, con la de este año es la segunda ocasión consecutiva en la que la Supercopa se dispute en el país alpino. Sin embargo, en las ediciones de 2019 y de 2020, Yeda en primer lugar, y Riad en segundo, han albergado la final del torneo que ha tenido como vencedores a la Juventus y a la Lazio. El acuerdo de la federación italiana con Arabia Saudí es que el país acoja tres de las últimas ediciones. De momento el reparto ha sido de dos para Italia y dos para Arabia.

La última gran incorporación de este país de Oriente Próximo es el Newcastle, equipo de la Premier League. La familia real adquirió el club por una cantidad cercana a los 360 millones, tras estar casi tres años en negociaciones. Inmersos en la pelea por no descender, el objetivo es poder crear un club competente en la máxima categoría del fútbol inglés y llegar a jugar la Champions League. Para ello, apostarán fuerte en el mercado de fichajes de verano, aunque de momento ya han incorporado a Trippier, lateral derecho, exjugador del Atlético de Madrid.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad