Internacional
TELEVISIÓN

Un presentador recuerda que su hija falleció mientras Boris Johnson hacía fiestas y se derrumba en directo

"Fui a una fiesta de cumpleaños, seis personas en una carpa en el exterior. Recibí una llamada: mi hija se había desmayado. A la mañana siguiente, ella había muerto y se había apegado al espíritu y la letra de las reglas", relataba emocionado

Trevor Phillips en una entrevista a un cargo del Partido Conservador en Sky News. / Sky News, vía Twitter

Madrid

La irreverencia del primer ministro británico, Boris Johnson, ha copado en los últimos días las páginas y portadas de los principales medios nacionales e internacionales, que han dado buena cuenta de las fiestas que se llevaron a cabo en Downing Street mientras el resto del país acataba las medidas sanitarias para frenar el coronavirus.

Más información

El descubrimiento de estas veladas no ha sido plato de buen gusto para la opinión pública británica, que ha llegado a demandar la dimisión del premier. Entre los ciudadanos de Reino Unido se respira una mezcla de estupor y enfado, sensaciones de las que se hacho eco este domingo el presentador y activista Trevor Phillips en una entrevista a un cargo del Partido Conservador en Sky News.

Durante el transcurso de la conversación, intentando reprimir las lágrimas, Phillips se derrumbó al recordar el fallecimiento de su hija, cuya fecha coincidió con uno de los festivos fines de semana del número 10 de Downing Street.

Sushila, así se llamaba la hija del presentador, siguió el "espíritu y la letra de las reglas" hasta que, después de 22 años luchando contra la anorexia, falleció el pasado abril a los 36 años. La joven, ha recordado su padre, murió el 18 de abril, al día siguiente del funeral del príncipe Felipe. En ese momento, las reglas eran tan estrictas como claras: solo podía haber reuniones al aire libre, siempre y cuando estas no superasen las seis personas.

"¿Entiende realmente el primer ministro por qué la gente está enfadada?"

"Todos nos apegamos al espíritu y la letra de las reglas. El sábado, después de ver el funeral del príncipe Felipe, fui a una fiesta de cumpleaños de uno de mis amigos", compuesta por seis personas en una carpa en el exterior, relataba Philips. "En esa cena, recibo una llamada: mi hija se había desmayado. Durante meses estuvo aislada, estaba enferma. A la mañana siguiente, ella había muerto y se había apegado al espíritu y la letra de las reglas", continuó el expresidente de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos visiblemente emocionado.

"Ahora, habrá miles de personas que tengan esa historia en sus antecedentes. Y si me permite decirlo, usted está aquí hablándome sobre la investigación de un funcionario. Eso no responderá a esa ira. ¿El primer ministro realmente entiende por qué la gente está enfadada?", interpeló a su interlocutor, Dowden.

"El primer ministro rendirá cuentas en el Parlamento por lo sucedido"

 "Sé cuánto ha sufrido durante este período", respondio este último, insistiendo en que "lo que estoy tratando de ofrecerle a usted y a sus televidentes es una explicación de cómo el Gobierno está tratando de superar esto". "Lo primero que nada, para establecer todos los hechos de lo que sucedió. Y luego, el primer ministro rendirá cuentas en el Parlamento por lo que sucedió", sentenció Dowden.

Momentos más tarde, Phillips se dirigió a la audiencia para pedir perdón por dejar aflorar sus sentimientos personales durante la entrevista.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad