Tenis

El momentazo de Nadal con una niña de cinco años en el Open de Australia

Leyla fue la encargada de realizar el sorteo del partido que Nadal ganó a Hanfmann

Momento del sorteo / Eurosport

Rafa Nadal se ha metido en la tercera ronda del Open de Australia después de superar en tres sets al alemán Yannick Hanfmann (6-2, 6-3 y 6-4).

Los prolegómenos del segundo partido de Nadal en el torneo dejaron una escena de lo más graciosa que ha contado por miles las interacciones en redes sociales. En el momento del sorteo entre Nadal y Hanfmann, el árbitro presentó a Leyla, una niña "de cinco años" que sería la encargada de tirar la moneda. Sin embargo parecía que Leyla, abrumada, de lo que más ganas tenía era de salir de ahí, algo que provocó las risas de Nadal.

El balear se medirá en tercera ronda al ruso Karen Kachanov, número 30 del mundo. Nadal dijo sobre el enfrentamiento: "Creo que jugar contra Khachanov ahora va a ser un gran desafío". Cuestionado por unos hipotéticos cuartos de final contra Zverev, respondió: "Estoy en la tercera ronda y necesito ganar partidos muy difíciles para llegar allí. No está en mi mente ahora, ya tengo suficiente trabajo".

Más información

Una lesión que preocupa

"¿Si la lesión en el pie está olvidada? Con el escafoides partido por la mitad es difícil que la lesión esté olvidada. Esto es una verdad como un templo y no va a estar olvidada por el resto de mi vida. Lo demás es engañaros a vosotros y engañarme a mí. Tengo un problema que no tiene solución ahí debajo. Otra cosa es que me pueda dejar competir con más o menos garantías y eso es lo que estamos intentando", explicó.

"Con lo que tengo ahí abajo no espero que las condiciones para el resto de mi carrera vayan a ser perfectas pero sí que confío en que de manera continuada me dejé desarrollar mi actividad profesional. Eso es lo que firmaría yo para encarar el futuro con un poquito de positivismo. Lo que no voy a hacer es jugar sin tener opciones absolutamente de nada o para que sea un sufrimiento extremo", añadió

A modo de conclusión, argumentó: "Juego porque me hace feliz y porque me motivan los retos. Si llega un momento que el dolor supera todo lo demás, y te quita la ilusión de lograr los objetivos, es el momento de pensar en otras cosas. Ahora mismo no estoy en esa línea porque he vuelto con muchísima ilusión después de muchos meses sin poder hacer lo que hacía y confío en que así siga. Tengo que estar preparado para aceptar lo que pueda ir viniendo en esta vida. No soy muy de pensar en negativo, soy una persona positiva en general e intento ver las cosas pensando que van a ir a mejor".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad