Política
Ley Reforma Laboral

La reforma laboral resucita en la coalición el debate sobre la relación con Ciudadanos

El Gobierno negocia a contrarreloj para lograr los votos suficientes para sacar adelante, dentro de dos semanas, la reforma laboral, pero de momento no le dan los números y los socios discrepan de cuál es la mejor fórmula para lograrlo

Félix Bolaños, ministro de Presidencia. / EUROPA PRESS

Madrid

Mientras que el PSOE ha vuelto a apelar a la llamada “geometría variable” y quiere sumar a Ciudadanos, en Unidas Podemos rechazan de plano este escenario y buscan la “cuadratura del círculo”: preservar a los socios sin cambiar el texto de la reforma.

Más información

Esa determinación del Ejecutivo de no modificar el acuerdo alcanzado con los agentes sociales, para no perder a la patronal, parece incompatible por ahora con las condiciones que están poniendo sobre la mesa los socios de la investidura. Y ello se suma a los vetos cruzados entre las distintas fuerzas, no solo entre los morados y Ciudadanos, sino también entre el partido naranja y las condiciones que pone, en concreto, el PNV.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha defendido este jueves a primera hora, en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, la necesidad de “ensanchar mayorías”, y ha criticado que los que están en contra son los que piensan “que su voluntad debe imponerse a la del resto”. “Queremos ser capaces de que los acuerdos nos lleven a políticas públicas que no son de unos o de otros, sino que son de todos o de muchos”, ha zanjado.

Las palabras de Bolaños llegaban después de las duras críticas que el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, lanzó el miércoles contra la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, acusándola de mentir e intoxicar y de no involucrarles en la negociación de la reforma laboral. Y también después de que Unidas Podemos volviera a reafirmar que no se puede recurrir, a su juicio, a Ciudadanos para salvar la reforma.

Jaume Asens: "Acudir a Ciudadanos es un error. Es una trampa"

 “Acudir a Ciudadanos es un error. Es una trampa. Creemos que no se debe acudir a ese salvavidas”, ha insistido este jueves el presidente del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, en una rueda de prensa en la que ha defendido que la reforma laboral debe salir adelante con el bloque de la investidura.

Fuentes de Unidas Podemos reconocen a la SER que esa foto con Ciudadanos les haría daño y además advierten de que todavía quedan dos años de legislatura, y muchas iniciativas que sacar adelante.

Aún así, el PSOE descarta hacer distinciones y defiende que lo importante es sacar adelante la reforma laboral, no con quién se saca. “Aquí no se trata de preferencias. La única preferencia que tiene este Gobierno es que salga adelante la reforma laboral porque recuperamos derechos”, ha respondido tajante la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

Convencer al PNV

El PSOE se afana ahora por convencer al PNV, y prueba de ello es el viaje al País Vasco que ha hecho una delegación de la cúpula del partido para lograr, al menos, que se abstengan. Si los nacionalistas vascos salen del ‘no’, y Ciudadanos vota 'sí’, el Gobierno contaría con los números suficientes para sacar adelante el real decreto ley. Sin embargo, los planteamientos de estas dos fuerzan también alejan esa posibilidad de que Ciudadanos y PNV estén en la misma ecuación.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha vuelto a dejar claro este jueves que votarán 'no' “si no se garantiza la prevalencia del marco vasco en la reforma laboral”. “Ni abstenciones técnicas ni dejarlo pasar", ha apostillado en una entrevista en Radio Euskadi.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha asegurado desde el Congreso que su formación no va a aceptar “cesiones a los soberanistas”. “Si van a establecer la primacía del convenio autonómico sobre el convenio nacional, a mí que no me llamen”, ha afirmado el dirigente del partido naranja, quien ha reconocido, de hecho, que todavía el Gobierno no les ha llamado.

De momento, tanto PSOE como Unidas Podemos mantienen que lo que se pactó con sindicatos y patronal no puede alterarse. Eso sí, en esta cuestión también hay matices entre los socios. Mientras que los socialistas aseguran que no se puede tocar “ni una coma”, en Unidas Podemos son algo más laxos, y aseguran que lo que debe preservarse es “la esencia” de la reforma laboral.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad