Ciencia y tecnología

Descubren un extraño objeto nunca visto en el Universo

Se sabe ya es que es más pequeño que nuestro sol y que está situado a unos 4.000 años luz de La Tierra

Recreación artística del objeto misterioso descubierto a una distancia de 4.000 años luz y que podría ser un nuevo tipo de estrella de neutrones con un fuerte campo magnético. / ICRAR

Madrid

Un equipo internacional de astrónomos ha detectado un objeto astronómico completamente desconocido hasta ahora porque tiene un campo magnético ultrapotente. Podría ser un nuevo tipo de estrella de neutrones o una enana blanca, es decir, el núcleo colapsado de una estrella. Por ahora, los astrónomos se decantan por la primera opción: un tipo de estrella de neutrones que se llama “Magnetar de Periodo Ultralargo”. Lo que sí se sabe ya es que es más pequeño que nuestro sol y que está situado a unos 4.000 años luz de La Tierra.

Más información

Este nuevo objeto astronómico es muy raro, porque es capaz de liberar una explosión gigante de energía tres veces por hora, y no se parece a nada que los astrónomos hayan visto hasta ahora, según los resultados de la investigación que publica la revista Nature.

En concreto, este extraño objeto está girando en el espacio y envía un haz de radiación de forma frecuente (durante un minuto de cada 20) y, de este modo, genera una de las fuentes de señales de radio más brillantes vistas hasta ahora en el cielo.

“Este objeto aparecía y desaparecía durante unas pocas horas durante nuestras observaciones”, ha explicado la astrofísica Natasha Hurley-Walker, investigadora del Centro Internacional para la Investigación de Radioastronomía, y que ha dirigido el equipo que hizo el descubrimiento.

Relativamente cerca

“Eso fue completamente inesperado. Fue un poco espeluznante para un astrónomo porque no hay nada conocido en el cielo que haga eso”, advierte.

Este extraño objeto astronómico está situado relativamente cerca de la Tierra: a unos 4.000 años luz de distancia, en la zona a la que los astrónomos suelen llamar “nuestro patio trasero galáctico”.

Un estudiante con su propia técnica

Este objeto ha sido descubierto por un estudiante de la Universidad de Curtin, Tyrone O'Doherty, utilizando un telescopio situado en Australia, pero aplicando una nueva técnica que ha desarrollado él mismo.

"Es emocionante que la fuente que identifiqué el año pasado haya resultado ser un objeto tan peculiar", ha afirmado el propio O'Doherty, quien ahora está estudiando para obtener un doctorado en la Universidad de Curtin.

Los objetos que se encienden y apagan en el Universo no son nuevos para los astrónomos, los llaman "transitorios" y, normalmente, se está observando la muerte de una estrella masiva o la actividad de los restos que deja.

Transitorios lentos

De hecho, los "transitorios lentos", como las supernovas, pueden aparecer en el transcurso de unos días y desaparecer después de unos meses.

En cambio, los "transitorios rápidos", como un tipo de estrella de neutrones llamado púlsar, se encienden y apagan en segundos o, incluso, en milisegundos.

Nunca visto

Este objeto misterioso era increíblemente brillante y más pequeño que el Sol, emitiendo ondas de radio altamente polarizadas, lo que sugiere que el objeto tenía un campo magnético extremadamente fuerte.

“Es un tipo de estrella de neutrones que gira lentamente y que se ha predicho teóricamente que existe”, subraya el astrofísico Hurley Walker.

Magnetar de período ultralargo

De hecho, estas observaciones coinciden con un objeto astrofísico llamado "magnetar de período ultralargo", que nunca se había visto, pero cuya existencia se había pronosticado de forma teórica.

“Pero nadie esperaba detectar directamente uno como este porque no esperábamos que fueran tan brillantes”- continúa explicando este especialista- “De alguna manera, está convirtiendo la energía magnética en ondas de radio de manera mucho más efectiva que cualquier cosa que hayamos visto antes".

El profesor Hurley Walker está ahora vigilando la evolución de este nuevo objeto astronómico con el mismo telescopio australiano que lo detectó para ver si vuelve a encenderse.

Y esto es importante porque, si se enciende de nuevo, podría ser analizado por más telescopios situados en la Tierra o, incluso, en el espacio, como el famoso Hubble.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad