Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

"El modelo de Onda Madrid me la suda"

El director de Onda Madrid, Alfonso Sánchez, aseguró en una reunión mantenida con los trabajadores durante la negociación del ERE que el modelo de radio pública a aplicar no le importaba lo más mínimo: "Me la suda. Como si tengo que cantar yo". Sánchez percibe 83.000 euros al año y cobra un complemento por la "calidad" de su trabajo

"Las empresas no tienen ni alma ni corazón ni vida". Con esta frase, Alfonso Sánchez, director de Onda Madrid, intentó aplacar hace tres años, la preocupación de los trabajadores de la radio pública. Faltaban pocas semanas para que se detallara el ERE de Telemadrid y la inquietud iba en aumento en la sede de la cadena en la Ciudad de la Imagen.

Alfonso Sánchez aseguró en aquellos encuentros con los trabajadores que la radio tendría que adaptarse al presupuesto y al personal que el gobierno de Ignacio González fijara finalmente para la cadena. Junto a él asistía a esas reuniones la jefa de programas de la cadena, Isabel García Regadera.

Sánchez llegó a admitir que quien va a tomar las decisiones, en referencia al presidente Ignacio González, "no sabe nada de radio". El director de Onda Madrid mostraba nulo entusiasmo por el futuro tras los recortes de personal: "Lo negaré en presencia de mi abogado. El modelo de radio que tengamos que hacer con el dinero que nos den y las personas que estemos, que esperemos sean las más, me la suda. Como si tengo que cantar yo". Como directivo de la cadena y tal y como aparece recogido en su contrato, Alfonso Sánchez está obligado a defender los intereses de RTVM.

La SER se ha puesto en contacto con Alfonso Sánchez quien asegura que en esa época se reunió en varias ocasiones con el comité de empresa. Sánchez enmarca sus declaraciones en la tensión que existía entre los miembros de la plantilla y asegura que su preocupación entonces -el gobierno regional barajó incluso cerrar Telemadrid- era salvar el mayor número de puestos de trabajo y no el modelo de radio para Onda Madrid.

83.000 euros por 4.000 oyentes

Alfonso Sánchez llegó a Onda Madrid en 2011 de la mano de José Antonio Sánchez -actualmente en RTVE- como director general del ente. Sustituyó en el cargo a Miguel Platón, ex consejero de Telemadrid y desde entonces director de Multimedia de Telemadrid.

La SER ha tenido acceso al contrato que Sánchez firmó con duración indefinida el 7 de septiembre de ese año y que recoge una retribución fija de 60.000 euros y una compensación anual de 23.000 euros "por la especial calidad y cantidad del trabajo". 83.000 euros al año distribuidos en 14 pagas. En su análisis previo al ERE, la empresa Deloitte diagnosticó que el desequilibrio de la radio pública se debe a los gastos por personal, que suponían por aquel entonces "el 77% de los costes de explotación y representan 12 veces la cifra de ingresos por publicidad".

Onda Madrid ha marcado mínimos históricos de audiencia durante su mandato. En 2014 obtuvo 4.000 oyentes y se convirtió en la emisora autonómica menos escuchada de España.

Una radio a la deriva

En el ERE de Telemadrid fueron despedidos cinco redactores de deportes de la radio y tres técnicos de sonido. En algunos casos -y según la denuncia de los propios trabajadores- incluyéndoles en la plantilla de la televisión de la que nunca formaron parte.

La plantilla actual de Onda Madrid está compuesta por 58 personas y el director Alfonso Sánchez ha autorizado durante los últimos meses la eliminación de programas, el recorte de la programación deportiva (en su día los programas más escuchados de la cadena) y la contratación de colaboradores externos, que llegan a grabar sus espacios en estudios ajenos a Onda Madrid.

En las grabaciones a las que ha tenido acceso la SER, el director de Onda Madrid defiende además los contratos mercantiles para suplir a los trabajadores despedidos. Aunque se han realizado contrataciones por necesidades de producción, la cadena no ha aumentado sus horas de producción propia de información general o deportes.

Durante estos tres años se han recortado los espacios de servicio público y los informativos. La emisora Onda Madrid se situó en 2014 en la radio autonómica menos escuchada con 4.000 oyentes -según datos del Estudio General de Medios- y ha llegado a los 9.000 en la última oleada publicada antes de Navidad, muy por debajo de cualquier emisora local con coberturas más limitadas.

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?