SER SALUDABLE

¿Dejamos de comer pescado por miedo al mercurio?

Los grandes depredadores como atún o el emperador son los que acumulan más cantidades de este metal

 

“El pescado es muy rico en selenio, un nutriente fundamental y poco frecuente en los alimentos y que impide la absorción del mercurio”, afirma el bioquímico José Miguel Mulet, autor de libros como La ciencia en la sombra o Comer sin miedo. Con él respondemos a las dudas existentes en torno al consumo de pescado y a la relación existente entre el mercurio y su toxicidad.

En verano apetece comernos un buen pescadito en la playa... ¿Debemos tener cuidado con el mercurio?

A ver, si se te rompe un termómetro no te lo bebas, aunque el mercurio metálico es muy insoluble y poco tóxico. Antiguamente se utilizaba como medicina, pero no se lo recomiendo a nadie. El problema es que el mercurio que hay en la atmósfera o en los ríos, producido de forma natural por los volcanes, incendios forestales, o por la minería de oro acaba en el mar, y allí por acción de las bacterias se convierte en mercurio orgánico, y de esta forma se incorpora a la cadena alimentaria de los peces. Ya sabes, el pez chico se come al grande, y así el mercurio se va acumulando. No obstante hay un control exhaustivo sobre las cantidades de mercurio, por lo que para una ingesta normal de pescado -y en nuestro país es de las más altas- no hay que preocuparse.

Se cree que algunos pescados y mariscos que contienen altos niveles de mercurio pueden perjudicar a un feto y afectar negativamente al desarrollo de su sistema nervioso…

Los datos epidemiológicos no indican eso. Sólo se han podido ver problemas en poblaciones de esquimales o de las islas feroes y sobre todo por comer hígado de focas y de otros cetáceos, que también acumulan mercurio. España es uno de los países que más pescado consume, y no tenemos ningún problema de toxicidad por mercurio. Esto es debido a que el pescado, (al margen de poder acumular mercurio) también es muy rico en selenio, que es un nutriente fundamental y poco frecuente en los alimentos y que impide la absorción del mercurio. Los estudios indican que dejar de tomar pescado durante el embarazo, al menos una vez cada semana o cada dos semanas, es un error porque se pierde una fuente importante de selenio.

Aún así, la FDA (Food and Drugs Administration) y la Agencia de Protección Ambiental aconsejan a las mujeres en edad fértil, las embarazadas, las madres lactantes y los niños pequeños que eviten comer algunos tipos de pescado por culpa del mercurio.... ¿Porque sería supuestamente dañino en estos casos?

Una concentración muy ata puede producir daño neurológico, y no es tanto evitar su consumo sino limitarlo. Pero insisto, no hay ningún dato epidemiológico que nos diga que estamos teniendo ese problema

¿Es cierto que puede dar problemas de hígado?

Las sales de mercurio puedeN dar problemas en el hígado y sobre todo el riñón, el mercurio orgánico da problemas a nivel de sistema nervioso.

¿Los riesgos del mercurio en el pescado y el marisco dependen de la cantidad que se coma?

Si, pero habría que comer pescado muy contaminado y todos los días, pero no es un caso frecuente.

Entonces… La cantidad recomendada sería…

Dos-tres veces por semana.

¿Hay unos pescados que tienen más mercurio que otros?

Si. El problema del mercurio no afecta a todo el pescado sino en general los grandes depredadores como atún, emperador y escualos como la tintorera. Dentro de estos grupos el problema lo encontraríamos en los ejemplares grandes, aunque tampoco se acumula por igual. Suele acumularse más en el tejido graso. Por lo que el mercurio que llega a nosotros es muy poco y no supone ningún peligro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?