Últimas noticias Hemeroteca

Marco Magoa, un artista nómada

Marco es un viajero intrépido. Un hombre de nuestro tiempo, es decir, multitarea: escribe, dirige, actúa. Es nuestro personaje anónimo de esta semana en 'Próxima Estación'

Marco Magoa, en la terraza de la Cadena SER /

Marcoa Magoa vive actualmente en Madrid. Su parada  de metro es Noviciado. Pero en su caso el lugar de residencia no deja de ser algo circunstancial, del momento. Ha vivido en distintos países: Estados Unidos, Siria, Jordania y, claro está, en España.

Intrépido y ávido de nuevas experencias decidió aprender árabe. Una decisión que, echando la vista atrás, parece acertada. El nuevo idioma, sumado al inglés y al español, le ha abierto numerosas puertas. SIn ir más lejos este domingo 13 de noviembre volaba a Túnez para, de la mano del Instituto Cervantes, hacer una versión muy particular del Quijote. Una colaboración con esta institucion que no es ni mucho menos nueva. Viene de lejos.

"Me voy a Túnez. Voy a estrenar un nuevo espectáculo de teatro que se llama 'La soledad de Don Quijote". Trata sobre los últimos días de Cervantes. Lo hacemos un actor tunecino, en árabe, y yo en castellano. Los dos interpretamos Cervantes y luego voy a hacer también en Túnez el monólogo que estoy haciendo desde enero por distintas partes del mundo que se llama "Mare nostrum. Finis somnia vestra". Es un monólogo en ingles sobre un supuesto sirio que recogen en el mar", señala Marco.

“Además de realizar mis proyectos con adultos en distintos teatros nacionales del mundo árabe, también trabajo mucho con niños. En Jordania hicimos un trabajo de cooperación con niños huérfanos de la guerra de Irak, la siria y la palestina. Te sorprende porque hay algo que es común para todos los niños. Da igual que estés en un pueblo de España o estés en uno de Túnez, de Jordania, de Marruecos, los niños siempre reaccionan igual, con esas ganas de divertirse, de reírse…”.

La historia de un artista nómada: Marco Magoa / Javier J.Bas

Aunque se siente afortunado, ya que va consiguiendo sacar adelante sus proyectos muchos de ellos en colaboración con distinstas instituciones, considera que el Gobierno debe estar mucho más con la cultura. "El abandono de las humanidades, de la literatura, del teatro, de la música nos lleva al ‘lepenismo’, a Trump. No podemos abandonar la cultura y está abandonada. Los jóvenes necesitan eso, aunque sea para hacer pintadas en la calle. Hacen pintadas en la calle en Madrid y no ponen nada. No saben qué decir", reflexiona Marco.

“Hay que revisar las políticas que se han estado haciendo. Hay ciudades, pueblos, que se han gastado 30 millones de euros en hacer un auditorio pero que, luego, cuando vas a decirles de hacer un Quijote con niños y son 500 euros te dicen que no hay dinero. ¿No hay? Esto tenemos que analizarlo como sociedad”.

No todo es negativo. Maco finaliza su reflexión de la siguiente manera: “Ante todo esto siempre hay gente buena. Mujeres del mundo árabe, hombres del mundo árabe, europeos, americanos que quieren cambiar las cosas. El ser humano es capaz de lo imposible. Esa es nuestra esperanza. Así que soñemos lo imposible y hermanemos un poco el mundo árabe con occidente, que falta nos hace, y con nosotros mismos”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?