¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síndrome de Asperger: "No hay personas entrenadas para diagnosticar a las chicas"

Es la afirmación de una ponente de la VII Jornada del Día Internacional del Ásperger celebrada ayer en la UMU. Explica que este trastorno es más difícil de diagnosticar en chicas que en chicos. La proporción de personas diagnosticadas con ásperger es de una chica por cada cuatro chicos

Imagen de la VII Jornada del Día Internacional del Asperger celebrada en la UMU. A la derecha, Sacha Sánchez Pardiñez, diagnosticada de asperger y madre de un niño y una niña que también sufren el trastorno /

Ayer se celebró en la Universidad de Murcia la VII Jornada del Día Internacional del Asperger. Distintos expertos en el trastorno dieron las claves para integrar a los diagnosticados en la sociedad. Siempre se habla de la importancia de adaptar el sistema educativo a las personas con asperger, pero el presidente de Aspermur, Juan Francisco Martínez, pone el foco en la importancia de concienciar a la sociedad sobre el trastorno.

"Cuando vemos a una persona invidente, fácilmente comprendemos cómo le podemos ayudar. En cambio, una persona con Asperger pasa desapercibida a primera vista", afirma Martínez. El problema de adaptación viene cuando el comportamiento de las personas con el trastorno empieza a resultar extraño.

Allí conocimos a Sacha Sánchez Pardiñez, una mujer que descubrió el trastorno cuando diagnosticaron a su hijo. Los problemas que presentaba su hijo son los mismos que ellos sufría cuando era joven. Sacha se diagnosticó para tranquilizar a su hijo.

"Paso por el proceso de diagnóstico para calmarlo a él, porque él tenía muchísimos problemas sociales y a mí me parecía que poderle decir 'mira cariño, mamá también tiene síndrome de Asperger igual que tú y aquí estoy: con mi familia, con mi trabajo, con todo y no me pasa nada', le podía ayudar", relata Sánchez.

Como Sacha, muchas chicas con Asperger no son diagnosticadas. Un dato: hace 10 años se pensaba que por cada chica con asperger había ocho chicos con el trastorno. Hoy la proporción ha aumentado a una chica por cada cuatro chicos. Sacha es tajante.

"Realmente las personas que hacen los diagnósticos no están entrenadas para detectar los rasgos de las chicas"

Las estereotipias, clave en el diagnóstico

Afirma que esto es así porque las estereotipias, los movimientos repetitivos sin ningún objetivo. Las estereotipias son más sutiles en ellas que en ellos. Una estereotipia común en los chicos Asperger es agitar las manos, algo visible.

En cambio "una estereotipia en la chica puede ser esconder las manos dentro de las mangas, tocarse el pendiente o girarse el anillo. Son cosas muy sutiles que si el ojo que la está observando no se da cuenta de que si eso lo hace como estereotipia y no como una manía que tiene, pues no se da cuenta de que tiene asperger", asegura.

Además de preparar los centros educativos para diagnosticar e integrar el trastorno, Sacha Sánchez pone el foco en el entorno. Si los amigos y los compañeros de un niño asperger entienden el trastorno, podrán llevar una vida normal.

Este es el mensaje de Sacha al entorno de una persona asperger: "Lo que vengo a decirle a la gente es que lo que tienen que hacer es darle el apoyo a esas nenas para que no se sientan discapacitadas. Para que su entorno esté preparado a sus necesidades y puedan tener una vida completamente normal".

Además, se planteaba otro objetivo con su ponencia: tumbar el mito de que los Asperger no tienen sentido del humor. Afirmaba: "Voy a intentar que la gente hoy se ría, vengo a romper mitos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?