Vega, cómo hemos cambiado

Sí, estuvo en Operación Triunfo. Pero eso no le ha impedido construir una carrera independiente llena de riqueza musical

Vega matiene el pulso con su nuevo disco y referencias musicales clásicas y potentes /

Publicar siete discos no es ninguna broma. Hacerlo prácticamente a pulso, muchas veces con sellos propios, es una heroicidad. Y eso es lo que nos ha presentado Vega, su séptimo disco, ‘La reina pez’, con una delicia como es ‘Sally’, un tema en el que vuelca mucha de su herencia musical y su potente pop-rock. Pero sí, conocemos a Vega gracias a ese concurso omnipotente llamado ‘Operación Triunfo’.

En 2002 la segunda edición del concurso televisivo nos presentaba a la cordobesa, que compartía formación con Manuel Carrasco o Ainhoa Cantalapiedra. Fue la novena expulsada, justo en la mitad de la clasificación de aquel año, y al siguiente publicaba ‘India’, su primer disco, con singles como‘Grita’ con el que llegó al número 1 de los 40. En una industria tan controlada como era la de OT, que casi todos los temas del álbum fueran escritos por Vega es una muestra de que era una compositora de primer nivel.

Hubo sin embargo que esperar tres años para escuchar más material de Vega. Todavía con multinacional pero con una editorial propia para sus letras, ‘Una vida contigo’ anticipaba el disco ‘Circular’, tras el cual encontramos al productor Nigel Walker, padre del sonido deLa Oreja de Van Gogh, El Canto del Loco o Pereza. Pero fue en 2009 cuando encontró uno de sus mayores éxitos.

El dulce momento compositivo, unos músicos de primera y el respaldo de la publicidad o de ese sello inmaterial pero poderoso de ‘canción para el verano’ hicieron de‘Mejor mañana’ uno de los temas del año. Vega lo editaba en ‘Metamorfosis’, un disco que suponía eso, un renacimiento musical con toques sesenteros verdaderamente interesantes. De aquella época, de 2010, es su colaboración también exitosa con Marta Sánchez en la regrabación de ‘Desconocida’.

En cualquier caso Vega ya había empezado a cultivar un toque ‘indie’ que le valió poco después, en el año 2011, para conseguir su primera pero no última nominación para los Grammy Latinos.

A punto estuvo de ser premiada en la categoría, nada más y nada menos, que mejor álbum pop-rock con ‘La cuenta atrás’, un trabajo impoluto que incluía otro pildorazo positivo, ‘Como yo no hay dos’, pero también temas como‘Réquiem’.

Y por rizar el rizo, en 2013 publicaba otro disco con otra nominación para los Grammy en la misma categoría, aunque en esta ocasión lo hacía con su propio sello discográfico autónomo. Un trabajo, ‘Wolverines’, que volvía a ser una delicia.

Aunque uno se pregunta si, sin desmerecer los Grammy, claro, no es mayor reconocimiento incluso grabar con uno de tus ídolos. Que, en este caso, no es poca cosa: el indómito Raphael, con el que cantó después a dúo esta canción.

Por cierto, para Raphael ha escrito después un tema y se ha consagrado como compositora para terceros de la talla de David Bisbal o Pastora Soler. Claro que en esto de las colaboraciones otro padrino internacional de lujo es Elvis Costello, con el que grabó ‘Dio come ti amo’.

El tema está incluido en una joyita que Vega se dio el capricho de grabar, ‘Non ho l’etá’ publicado en 2017 para rendir homenaje a la deliciosa música italiana de los 60 y 70 de la que tanto ha bebido. Versiones de canciones inmortales como la ‘Citta Vuotà’ de Mina que, en esta ocasión nos sirve para despedirnos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?