Viveiro implatará medidas para evitar agresiones sexuales en el Resurrection Fest

Aunque nunca hubo denuncias sobre delitos de este tipo, el ayuntamiento ubicará un punto de atención a posibles víctimas y distribuirá información

Una imagen de la última edición del Resurrection Fest /

El concello de Viveiro quiere evitar posibles agresiones de carácter sexual dentro del recinto del Resurrection Fest, que se desarrollará en la localidad de Lugo del 11 al 14 de julio, por ello en la edición de este 2018 el ayuntamiento pondrá en marcha una campaña de prevención respecto a este tipo de delitos, si bien en el “Resu” nunca hubo denuncias por agresiones sexuales.

A pesar de ello, la alcaldesa de la localidad, María Loureiro, ha explicado que el concello pondrá en marcha un protocolo de actuación para casos violencia sexual. Según recalcó el concello se quiere sumar a la campaña de “No, es no” y hacer una tarea de prevención para que "ninguna mujer tenga un problema de este tipo durante el Resurrectión".

El ayuntamiento de Viveiro prevé, entre otras cosas, ubicar dentro del recinto del Resurrectión Fest un punto de atención a posibles víctimas. Loureiro avanzó se instalará una pequeña carpa  donde ofreceran “apoyo y defensa”, al tiempo que “información sobre las pautas de actuación a seguir” a las posibles agredidas.

En el marco de la prevención, el protocolo se centrará en la colocación de carteles en el perítimetro y en el reparto de folletos informativos entre los asistentes a los conciertos. Asimismo, según relató la alcaldesa de la localidad mariñana se valora la posibilidad de que la Policía Nacional, a través del departamento de Seguridad Ciudadana, ofrezca charlas a los trabajadores sobre cómo actuar en un caso de violación o agresión sexual. En este último caso el cuerpo policial ya manifestó su disponibilidad al respecto.

La alcaldesa de Viveiro, 16.000 habitantes, resaltó que la localidad espera la llegada de más de 85.000 personas durante los cuatro días de conciertos del “Resu” e hizo hincapié en que en los doce años anteriores nunca hubo agresiones sexuales ni tampoco problemas por altercados, al tiempo que resaltó que al contrario el buen ambiente es la tónica dominante durante la celebración del festival.

Las medidas que adoptará el municipio fueron analizadas este lunes en la primera de las mesas de seguridad que se celebran para determinar las medidas a tomar de cara al Resurrection Fest y para coordinar a los diferentes cuerpos de seguridad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?