¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Diputación espera que el Instituto Geológico despeje dudas sobre las macrogranjas porcinas

  • La Diputación de Cuenca ha iniciado los contactos con el Instituto Geológico y Minero de España al que se ha encargado un estudio sobre el impacto de las macrogranjas porcinas en los suelos conquenses
  • La asociación ADERA de Almendros se reúne con el presidente de la Diputación para pedir colaboración en la lucha contra la macrogranja proyectada en Almendros

Reunión con representantes de ADERA /

La Diputación de Cuenca ha comenzado la toma de contactos con el Instituto Geológico y Minero de España, a quién encargará un estudio para ver cómo pueden afectar las macrogranjas a la cantidad y la calidad de agua de la provincia de Cuenca. Así lo ha trasladado el presidente de la institución, Benjamín Prieto, a los representantes de la Asociación para la Defensa de la Economía Responsable de Almendros con los que se ha reunido este miércoles en el palacio de la institución en Cuenca. Los representantes han acudido a la capital conquense con el objetivo de explicar los pasos que están dando para evitar la instalación del proyecto en el pueblo conquense. Una reunión de la que han salido "esperanzados", según han manifestado los vecinos en declaraciones a Radio Tarancón. 

Encargo de un estudio

Las preocupaciones sobre las macrogranjas, está la cantidad de agua que esta industria necesita para su funcionamiento así como la calidad del agua y la gestión de los residuos. Benjamín Prieto ha recordado que la Diputación de Cuenca no tiene competencias en la instalación de macrogranjas pero dan estos pasos "en aras de la seguridad" de los vecinos.

Reproches a la Junta

Desde la Diputación de Cuenca acusan de manera directa a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Como ha destacado Prieto, el Gobierno regional tiene competencias en materia urbanísitica y medioambiental. Así, pedía a la administración autonómica más implicación con los Ayuntamientos y que tomen parte en la responsabilidad en la concesión de las licencia de actividad. Prieto ha reprochado a la Junta no contar con un estudio global de los efectos de este tipo de ganadería intensiva, ante la avalancha de solicitudes que se ha producido.

A los tribunales

 Mientras, el presidente de ADERA, asociación que lucha contra la instalación de una macrogranja en Almendros, ha salido esperanzado de la reunión celebrada en Cuenca. Antonio Heras ha valorado positivamente que se estudie el impacto de esta ganadería en el suelo y las aguas de Cuenca. De cualquier reconoce que la Diputación está limitada a la hora de gestionar las licencias de macroganjas. 

El presidente de la asociación, Antonio Heras, ha confirmado que en unos días pondrán un recurso contencioso administrativo contra la autorización integral ambiental dada por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural al proyecto de la macrogranja de Almendros. "Creemos que hay un interés que no comprendemos para que el proyecto salga adelante caiga quien caiga", ha manifestado Heras, quien añadía que se puede actuar desde diferentes ámbitos pero "el germen del problema" está en la Junta de Comunidades.

En la reunión con Prieto, representantes de ADERA han relatado los pasos que vienen dando para paralizar la instalación de la macrogranja en Almendros, un proyecto que tendría afecciones contra el patrimonio cultural por la cercanía al parque arqueológico de Segóbriga, contra la ZEPA y la salud pública. 

La asociación almendruquera también ha pedido al presidente de la Diputación que medie para que los vecinos que forman parte de este colectivo se reúnan con el alcalde de Almendros, Acisclo Jiménez, ya que desde que se conoció la instalación del proyecto en Almendros, se han encontrado con silencio administrativo por parte del regidor. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?