¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Insectos cubiertos de chocolate

Tres jóvenes emprendedores de Bilbao han empezado a comercializar escorpiones, gusanos y saltamontes comestibles, la "comida del futuro"

Escorpiones con chocolate negro, gusanos cubiertos de chocolate con leche y saltamontes cubiertos de chocolate blanco, todos deshidratados y muy crujientes. Es la última tendencia en gastronomía procedente de Tailandia y que un grupo de jóvenes graduados está incorporando a nuestra cultura culinaria.

Saltamontes cubiertos de chocolate blanco / Khao Thai

Patricia Daghici y Ander Méndez, graduados en Publicidad y Relacionas Públicas en la Universidad del País Vasco (UPV), y Ander Méndez, licenciado en Ingeniería Electrónica Industrial y Automática, han empezado a comercializar insectos comestibles a través de su Startup Khao Thai, recientemente creada a través de Zitek, un programa de apoyo al emprendimiento de la UPV.

Un viaje a Tailandia, el origen

Aunque comenzaron su andadura por separado, un viaje a Tailandia en septiembre pasado les unió y así surgió Khao Thai. "Aquí es chocante meterse un insecto a la boca, por lo tanto, nos preguntamos: ¿Cómo podemos acercárselo a la gente y darle un toque más exótico?. Así decidimos utilizar un producto de nuestra cultura, que nos gusta a todos, el chocolate. Con él cubrimos el insecto y no da tanta grima comértelo", explica Patricia.

Según cuenta Ander, la "propuesta de valores es acercar el espíritu de Tailandia a Bilbao". Para poder realizar un estudio de mercado, los tres emprendedores han dado a probar los insectos a su entorno más cercano. "Lo han probado bastantes amigos. A algunos les gusta y a otros no. Pero, desde luego, para todos ellos ha sido muy impactante. Han tenido buena aceptación".

Un insecto en cada casa

Los tres comparten que su producto "se puede servir en una cena con amigos para sorprenderles, una cena de socios, una velada más romántica, en contextos de broma o hasta en fiestas de Halloween. El único objetivo es que esa experiencia sea memorable".

Patricia Daghici

"100 gramos de insectos equivalen a un filete de ternera"

Siempre recomiendan que los escorpiones con chocolate negro se tomen con vino tinto "para hacer una mezcla intensa", que los saltamonetes con chocolate blanco se mariden con vino blanco, y que los gusanos con choloate con leche, como son los más crujientes, se mezclen con cerveza. "Es realmente importante que sea una experiencia. Lo que queremos conseguir es que cada vez que una persona compre estos insectos viva una experiencia que recuerde a Tailandia", aseguran.

Preguntados por los precios, detallen que un pack de 4 escorpiones cuesta 14,99 y 12 gusanos 12,99. Reconocen tener muchos pedidos, "incluso de Inglaterra". Aseguran estar sorprendidos por haber llegado a lugares que no sospechaban, aunque "la gente más interesada está en Euskadi".

Proceso de elaboración

Los insectos vienen de Tailandia donde siguen unos procesos de calidad "muy estrictos". Primero cultivan los insectos en una granja y, una vez que estos son adultos, los limpian y los deshidratan. Luego los chocolatean, los meten en los envases y los envían a Bilbao.

Escorpiones con chocolate negro / Khao Thai

El equipo de Khao Thai sostiene que los insectos son muy nutritivos. "100 gramos equivaldrían a un filete de ternera". Además, "la producción de los insectos es muchísimo más sostenible que la producción de carne, no se destrozan bosques, no se necesitan toneladas de agua y no los maltratan", cuentan.

Su objetivo es llegar a un "público con mente abierta. un tercio de la población mundial consume insectos y, según la ONU, será una de las soluciones humanitarias cuando seamos muchos más en el planeta y no podamos nutrirnos igual".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?