Últimas noticias Hemeroteca

"Los gays nos vemos desprotegidos. Siglo XXI y no se toman medidas"

Este martes se celebra el juicio contra el supuesto agresor de la pareja gay de Fuenlabrada, que no contempla delito de odio

El juicio por el caso de Fuenlabrada comienza este martes. / ()

Este martes 6 de octubre tendrá lugar en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Fuenlabrada el juicio contra Jonathan Y.S., de 24 años, a quien se le acusa de lesiones leves y maltrato de obra contra unos jóvenes que paseaba cogidos de la mano cerca de la estación de Cercanías de Fuenlabrada Central.

Todo ocurría el pasado 27 de julio a las ocho y veinte de la tarde cuando dos hombres J.D., de 37 años, Y.A., de 23, se veían interpelados por Jonathan, vecino de Fuenlabrada, quien, supuestamente, se dirigió a ellos gritándoles “¡Maricones de mierda, hijos de puta, escorias!”. En ese momento, el más mayor de la pareja le plantó cara, recibiendo un empujón que le echó hacia atrás. Fue entonces cuando su novio se metió por medio recibiendo de Jonathan un puñetazo en el lado derecho de la cara, junto a la oreja, además de escupirle.

La pareja se refugió en la estación de RENFE mientras el supuesto agresor les amenazaba de muerte y decía iba a llamar a unos amigos para que fueran a darles una paliza. Finalmente la intervención de la vigilancia de la estación y de la Policía Nacional evitó daños mayores.

Ahora, los dos jóvenes ven como su presunto agresor se enfrenta a tener solo una multa por lo consideran es, a todas luces, un delito de odio. Por eso, uno de los afectados, J.D. ha asegurado a SER Madrid Sur que los homosexuales se ven desprotegidos. En pleno "siglo XXI y que no se tomen medidas”, por eso dice “esto se tiene que cortar, acabar con tanta violencia y agresiones”, recordando que en lo que va de año en la región ha habido más de 200 agresiones a personas homosexuales.

Aunque se han sentido muy apoyados por la Policía Nacional desde el principio y también socialmente, “hay gente que nos ha parado por la calle y nos ha abrazado”, no ven el mismo respaldo en políticos y justicia. “Con el Orgullo Gay quieren ponerse en primera plana en la pancarta. A la hora de la verdad ningún político de este país hace nada, solo les interesa la foto y decir que están haciendo cosas. No están haciendo cosas. Lo primero es modificar un poco el código penal”.

 Su pareja de momento, se ha tenido que marchar de Fuenlabrada, donde vivía, ante la inseguridad que le causó la agresión. Ahora, dice, los dos están algo mejor.

En el juicio de mañana espera que el juez suspenda la vista y que se pueda reconsiderar juzgar al acusado por delito de odio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?