Últimas noticias Hemeroteca

Arroyomolinos cambió los requisitos para favorecer al candidato del alcalde

Se suavizaron las condiciones inicialmente previstas para el puesto de community manager y se eliminó la obligatoriedad de haber cursado un máster en redes sociales

La manipulación empezó mucho antes de que los técnicos del Ayuntamiento de Arroyomolinos (gobernado por Cs) cambiaran las notas hasta que les dio el resultado deseado, para lograr que el candidato próximo al alcalde de Ciudadanos se hiciera con el puesto de community manager.

Según la información a la que ha tenido acceso la SER, la exconcejala de Empleo firmó hasta dos versiones en apenas cinco días y se cambiaron sobre la marcha los requisitos del concurso para ese puesto. En la segunda, esas exigencias favorecían al periodista Victor Guillén, que al final acabó llevándose el puesto . 

El 7 de junio de 2017, de primeras, para ocupar esa plaza, el Ayuntamiento de Arroyomolinos exigía a los aspirantes un "máster en community manager". Pero el candidato favorito del alcalde no lo tenía. Según su currículum, Víctor Guillén solo tiene un curso en la materia, realizado en el Instituto de Marketing OnLine cursado en 2012.  Este periodista, por tanto habría quedado fuera del proceso pero entró gracias a que el Ayuntamiento de Arroyomolinos flexibilizó las condiciones.

Esos requisios se modificaron en menos de una semana. El 12 de junio, el mismo Ayuntamiento de Arroyomolinos publicó una nueva convocatoria para ese puesto, alegando una "modificación de los requisitos mínimos". En ese segundo escrito, ya no exigían únicamente un máster, abrieron el abanico, y también permitían que los aspirantes tuviesen al menos algún tipo de "formación específica en community manager" (sin concretar de qué tipo).

La documentación a la que ha tenido acceso la SER también acredita que este ayuntamiento, además suavizó los requisitos para que los candidatos acreditasen que hablaban dos lenguas de la Unión Europea. Por ejemplo, de inicio, se les exigió un nivel C1 en inglés, pero en la convocatoria definitiva, ese requisito desapareció.

Esta vez no fueron los técnicos a los que manipularon el proceso, fue el propio Ayuntamiento de Arroyomolinos de Cs quien modificó las condiciones del concurso.

La convocatoria la firma la exconcejala de Empleo, Pilar Sánchez, del Partido Socialista, pero ella, "se limitó a firma la publicación", explica a la SER. El cambio, según aseguran otras fuentes, lo ordenó el exconcejal de Personal, Juan José González, al que Ciudadanos ha expulsado tras ser imputado en el Caso Enredadera.

La portavoz del PP en Arroyomolinos, Ana Millán sospecha que se "relajaron" los requisitos para el puesto de community manager para favorecer al candidato favorito del alcalde. "Estos cambios parecen que se estaban haciendo para hacer un traje a medida a alguien", apunta Millán a la SER.

La plaza no era "ni urgente, ni esencial"

El Ayuntamiento de Arroyomolinos no solo cambió los requisitos, antes de todo eso, en enero de 2017, la Secretaría del propio consistorio advirtió en un informe, al que también ha tenido acceso la SER, que no estaba justificado el carácter urgente de la convocatoria de esa plaza.

Según se explica en ese escrito, los presupuestos municipales “estaban prorrogados”, por tanto, no se podía contratar personal nuevo, “salvo si se justificaba esa urgencia o esa necesidad por tratarse de servicios públicos esenciales”. Pues bien, ni lo uno ni lo otro, esa plaza de community manager, no era ni urgente, ni esencial, según la Secretaría. “En un municipio de 30.000 habitantes, y existiendo la figura de personal eventual, no se entiende por qué un periodista debía redactar las notas de prensa”, alerta en ese informe. “Ese puesto, debería ocuparlo”, dice la Secretaría, "un perfil profesional" y "próximo al partido que ostente el Gobierno".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?