Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Ventana

Carles Francino

LUNES A VIERNES de 16:00 a 20:00h

Fernando Grande-Marlaska: "El Orgullo Gay es decir ya no me van a pisar más, tengo derecho a manifestarme como soy"

El juez Fernando Grande-Marlaska ha charlado en 'La Ventana' sobre la importancia del gesto de la actriz Jodie Foster haciendo pública su condición sexual

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska- ha pasado por el programa de Carles Francino para reflexionar sobre el hecho de que los personajes públicos vivan su condición sexual con total naturalidad independientemente o no de hacerla pública

La actriz Jodie Foster, esta madrugada, ha hecho público, durante la ceremonia de entrega de lo Globos de Oro, algo que era un secreto a voces: su homosexualidad. Al margen de que esta noticia no sorprenda a casi nadie, lo que sí queda es su gesto. El gesto de la fuerza para decir a todos lo que es y lo que siente, para mostrarse orgullosa de su condición.

Esta decisión de la actriz ha sido bien acogida por muchos sectores de la sociedad norteamericana. Para algunos llega tarde. Para Foster, el de anoche era el momento. Y es que, lo que queda claro es que para un personaje público, este paso nunca es sencillo.

Quien sabe muy bien la importancia que tiene el encontrar el momento apropiado en este ámbito es el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, el magistrado Fernando Grande-Marlaska. Hace unos años, Grande-Marlaska ya hizo pública su condición homosexual, sin pretender ser bandera de nada, pero con la intención de vivir su vida plenamente.

Esta tarde ha pasado por el programa de Carles Francino, 'La Ventana', donde ha valorado la decisión de Jodie Foster y ha contado cómo encontró él ese momento en el que contarlo: primero a sus íntimos y luego al resto.

"Se lo dije a mis amigos en el momento en el que yo me acepté, que no es muy fácil aceptarse uno mismo", ha comentado el magistrado vasco de 50 años durante su conversación con Carles Francino. Grande-Marlaska ha insistido en el hecho de aceptase a uno mismo ya que cree que tanto ahora, y mucho más hace un par de décadas, "esta sociedad no te ayuda. Cuando te aceptas tú es cuando lo comentas a la gente más cercana".

Primero se lo contó a sus amigos: "Se lo dije pronto, pero claro, pronto es a los 25 ó 26 años; lo cual es bastante tarde dentro de la vida de una persona". A partir de ahí, comenzó un camino en el que, poco a poco, iría conociéndose mejor a sí mismo, iría aceptándose e iría haciendo partícipe de ello a las personas más importantes en su vida.

"Las he pasado canutas en mi vida... y eso que yo me considero afortunado", ha manifestado el juez. Quizá el peor momento en esos primeros pasos hacia la normalización de su vida fue al contárselo a su madre. "Cuando se lo dices a una persona esencial en tu vida, en tu construcción como persona, y la recepción de la noticia es distinta a la que tú crees que va a ser, es un golpe duro", ha confesado.

No fue fácil, pero fue importante, pues consiguió la fuerza para que nada ni nadie le hicieran sentirse mal por ser como era. "Después de decírselo a mi madre, ya no existía ningún obstáculo que se me pudiera poner por delante".

Hacerlo público

Fernando Grande-Marlaska ha comentado a Francino que en ningún momento ha vivido con la presión de hacer pública su condición sexual. Tampoco la ha ocultado. Si hace unos años decidió saltar a la escena pública con esta noticia fue casi de manera anecdótica. La idea surgió, ha relatado, durante una cena entre amigos. En su mente, esas personas que tan mal lo han pasado y que aún siguen pasándolo mal. "Me da rabia cuando se dice que todo está ya conseguido. Todavía hay mucha gente que lo está pasando mal en pueblos y ciudades pequeñas".

La periodista Raquel Martos que también ha compartido conversación en 'La Ventana' con el juez le ha preguntado si alivia el contarlo, el hacerlo público. "Alivia ser uno mismo y mostrarte como eres. Ser capaz de eso", le ha respondido.

Sobre el trato recibido desde que hizo pública su condición sexual, Fernando ha declarado que "no me he sentido tratado ni mirado de forma distinta". Ha defendido el ir de cara, el no esconderse, el vivir la vida: "Cuando tú vas por derecho, es muy difícil que incluso los más recalcitrantes se enfrenten a ti". Aunque sí que es consciente de que no todos los homosexuales se encuentran en la misma situación y de que hacer público tu condición "depende de las circunstancias de cada persona".

Lo que sí ha reconocido que le provoca enfado y repulsa son las actitudes que consideran que un homosexual cuente lo que hace en un fin de semana con su pareja, por ejemplo, es alardear. "Se alardea de la condición sexual... ¿Cómo que alardeo?", ha dicho. "La orientación sexual forma parte de la estructura de la personalidad de un individuo y lo vives desde que te levantas hasta que te acuestas. Como si tienes ojos azules o eres gordo o flaco".

Se ha mostrado también defensor de que la comunidad homosexual y la sociedad en general celebren días y fiestas de reivindicación como el Día del Orgullo Gay: "El Orgullo es decir: ya está bien, ya no me van a pisar más. Yo también tengo derecho a decir y a manifestarme como soy".

Y no se ha querido despedir de los oyentes de la Cadena SER sin recordar algo que mencionó al inicio de la entrevista: "Es verdad que se ha hecho mucho, pero aún hay que hacer más"

Grande-Marlaska, en La Ventana: "En el tema de la homosexualidad se ha hecho mucho, pero aún se tiene que hacer más".