¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FÚTBOL | LIGA DE CAMPEONES | REAL MADRID 4 - GALATASARAY 1

El Madrid sella su clasificación como primero a base de goles

Bale, Arbeloa, di María e Isco pusieron los tantos y Ramos la emocion, con una roja antes del descanso

Marcelo felicita a Arbeloa por su tanto ante el Galatasaray en la fase de grupos de la Champions. /

El Real Madrid necesitaba un punto para enfilar los octavos de final de la Champions League. Un punto que le servía además para ser matemáticamente primero y seguir con su racha invicta en la máxima competición europea. Todo esto son y eran cábalas. Antes y después del partido. La realidad es otra; y dice que si el conjunto blanco juega en el Bernabéu, contra un rival inferior, debe ganar. Tiene que ser mejor y demostrarlo, con su juego o por lo menos, con su pegada habitual | Repasa las mejores estadísticas del partido.

Pero el guion cambia cuando Ancelotti introduce tantos cambios. Unos exigidos por precaución y otros por las famosas rotaciones. No se habla de otra cosa en estos días que no sean las rotaciones, amenazan con convertirse en el nuevo éxito del verano, o del invierno, siempre que el Balón de Oro se lo permita. Con Cristiano, Benzema y Alonso fuera, era el momento de ver la aportación de esos otros jugadores, los desaparecidos. Isco o Casemiro tenían la oportunidad de demostrar que su olvido, en la última estantería de Valdebebas, es injustificado. Di maría y Jesé podían buscar más minutos a base de goles.

Pero el partido salió frio antes incluso de empezar. Los turcos del Galatasaray cedieron todo el peso del encuentro al Madrid, lógico por otro lado. Y el equipo local buscó pero no encontró, intentó pero no sumó. El criterio futbolístico puede estar sobrevalorado, pero el equipo madridista trató de ser coherente con su juego. Presión elevada, que no siempre surtía efecto y juego a la contra para pillar a la defensa otomana. La teoría era esa, la práctica daba igual porque el Madrid no estaba exigido. Jugando a medio gas disponía de la pelota e incluso de una ocasión clarísima errada por Gareth Bale. El único peligro de esa situación es caer en el conformismo, más si se juega en el Bernabéu.

Cuando el partido se acercaba a un duermevela permanente, la vigilia se rompió con una bofetada en forma de roja a Ramos. Toda la afición merengue se espabiló de un sobresalto, un mal despertar. El central blanco midió horriblemente un pase a la espalda de la defensa, agarró a Umut Bulut y pecó al confiar de más en el árbitro. El colegiado escocés no dudó en mostrarle la cartulina roja y Ramos enfiló a los vestuarios sin querer oir la charla de Ancelotti.

La falta, peligrosa, acabó mansa en las manos de Casillas tras tocar en la barrera. El Galatasaray se animó y práctico mejor fútbol. Ahora sí era un reto para el Real Madrid. Parece que con uno menos, la motivación en los locales era diferente. El partido se niveló y el Madrid, más interesado que en minutos anteriores, se adelantó con un misil de falta de Bale. Un gol en el que hasta el portero turco, Iscan, quiso participar mirando la trayectoria del disparo.

Quedaba claro que las revoluciones del partido habían subido. Y para que no se viniese abajo, el Galatasaray contribuyó al minuto siguiente con el empate. Drogba, que es de lejos el jugador más determinante de los Mancini, filtró un pase perfecto con el exterior para que Umut Bulut lo enviase a las mallas sin problemas. La zaga local, y en concreto Pepe, miraron también por el bien del espectáculo. Final de una primera parte que resucitó a tiempo para descongelar las butacas del Bernabéu.

En la reanudación, el Madrid dejó claro que ya se había enchufado para no desconectarse. Un gesto que se lo agradeció su público, por el esfuerzo doble de jugar en inferioridad. Incluso hubo espacio para la sorpresa y la novedad en el coliseo blanco. Con seis minutos jugados en la segunda parte, Arbeloa, en posición correcta, aprovechó un buen centro de Di María para hacer el segundo. Algo poco habitual y más cuando el gol fue con su pierna mala, la zurda.

Ancelotti, que continuaba con el mismo semblante impertérrito, mostró una ligera mueca. Hubiera sonreído más de conocer los minutos que llegarían en adelante. El Madrid que se sabía mejor, empezó a jugar como tal. Los jugadores continuaron asociándose. Un sumatorio de virtudes que acabaron suponiendo la diferencia en forma de tantos. El siguiente en pasar por caja fue Di María, con un disparo raso con la zurda a pase de Arbeloa. El lateral se estaba gustando, y a punto estuvo de hacer su doblete minutos antes.

Entre el gol del argentino y el próximo de Isco, un paradón de Casillas a cabezazo de Drogba. Una palomita de bella factura que terminó de cerrar el encuentro. A diez minutos de la conclusión, llegó la jugada del partido. Isco mejoró su actuación, concretada en detalles, con un gol de temple y talento. El medio español recogió la pelota en la frontal tras su propio disparo, se internó en el área y con una finta de cintura sentó al defensor turco. Acción resuelta antes de acabarse. Con toda la portería para él, tras el recorte, cerró el marcador con el cuarto de la noche.

El resultado previsto, con una dosis de emoción extra. La que puso Ramos con su expulsión y que evitó el aburrimiento del Bernabéu, gracias a una buena segunda parte merengue. El Real Madrid selló así su pase a la siguiente ronda, con más solvencia que en los últimos años y sin conocer todavía la derrota, a falta de su viaje a Copenhague. Un pase como primero de grupo y sin el goleador Ronaldo, que allana el camino a la Décima.

'El Larguero' | 'Carrusel' | 'SER Deportivos' | 'Hora 25 Deportes' | 'Play Fútbol' | 'Play Basket' | 'Punto, SER y partido' | Fórmula 1 Más deportes |

Ficha técnica:

4 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo (Carvajal, m.74); Casemiro (Xabi Alonso, m.59), Illarramendi; Bale, Isco, Di María; y Jesé (Nacho, m.27).

1 - Galatasaray: Eray Iscan; Eboué, Gökhan Zan, Chedjou, Nounkeu; Felipe Melo (Gülselam, m.88), Inan; Bruma (Sneijder, m.64), Umut Bulut, Amrabat (Riera, m.67); y Drogba.

Goles: 1-0, m.37: Bale. 1-1, m.38: Bulut. 2-1, m.51: Arbeloa. 3-1, m.64: Di María. 4-1, m.81: Isco.

Árbitro: William Collum (ESC). Amonestó a Arbeloa (55) por el Real Madrid; y a Felipe Melo (36) por el Galatasaray. Expulsó por roja directa a Sergio Ramos a los 26 minutos.

Incidencias: encuentro correspondiente a la quinta jornada del Grupo B de Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de unos 65.000 espectadores. La afición madridista pidió el 'Balón de Oro' para Cristiano Ronaldo, mostrando un mosaico y 45.000 caretas con la cara del portugués.

Gol de Isco (Real Madrid 4 - Galatasaray 1)

Gol de Bulut (Real Madrid 1 - Galatasaray 1)

Gol de Gareth Bale (Real Madrid 1 - Galatasaray 0)

Gol de Arbeloa (Real Madrid 2 - Galatasaray 1)

Gol de Di María (Real Madrid 3 - Galatasaray 1)

El nuevo dibujo de Ancelotti, bajo la lupa de 'El Sanedrín' de 'El Larguero'

Cargando