¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORATiroteo en las inmediaciones de la estación de tren de Nimes

Una tarjeta con sorpresa

Miles de afectados por un cobro indebido en la tarjeta de prepago PayPal

Tarjeta de prepago PayPal de uno de los usuarios afectados /

“Me di cuenta al ir a pagar y ver que la tarjeta era rechazada por no tener dinero suficiente. Yo estaba seguro de que mi tarjeta lo tenía y al revisar vi este cobro”. Estas son las palabras de Martín, aunque bien podrían ser las de cualquiera de los miles de afectados por el cobro indebido de quince euros que se realizó sobre las tarjetas prepago de PayPal el último día del pasado año. Ahora, tras casi dos semanas de reclamaciones sin respuesta satisfactoria, los ánimos han estallado.

Extracto de los últimos movimientos de la tarjeta de uno de los afectados /

Según cuentan los propios afectados aportando pruebas documentales, en un principio, la tarjeta que contrataron no llevaba asociada ningún tipo de comisión o coste, a excepción de un cargo de cinco euros a pagar en caso que no se realizase ninguna operación con ella en todo el año. Sin embargo, en el verano de 2014, los usuarios de esta tarjeta recibieron una notificación en su oficina virtual que indicaba que la comisión antes mencionada se empezaría a cobrar independientemente de si se habían hecho operaciones o no.

“En foros vi que mucha gente se dio de baja aprovechando el cambio de las condiciones, yo lo vi asumible y decidí continuar con ella”, comenta uno de los afectados que prefiere mantener su nombre en el anonimato. “Lo que no esperaba es que el 31 de diciembre, a traición y sin previo aviso de ninguna clase, me restaran quince euros en concepto de Descarga de Saldo”, clama indignado.

Statement oficial de PayPal sobre el cobro indebido en sus tarjetas /

Por su parte, la empresa responsable, PayPal, ha declarado a través de un comunicado que el cobro es consecuencia de “un error informático de YoUnique Money y que están trabajando junto a este proveedor para “resolver la incidencia y devolver, lo antes posible, el saldo a los clientes afectados”. Pero esto no siempre ha sido así. El discurso de la empresa ha recorrido varias etapas desde una inicial negación del problema, pasado por un periodo de echar balones fuera, hasta la masiva campaña de comunicación que difundió el mensaje citado para calmar los ánimos en las redes sociales.

“Llamé al servicio de atención al cliente y fui atendido por un operador que me dijo que estaban al tanto, pero que no podían hacer nada porque PayPal solo pone el logo en la tarjeta”, afirma Martín que, lejos de desesperarse, intentó contactar con YoUnique Money. “Llamé y me atendió una centralita que me avisó de que mi turno era el undécimo y que sería atendido en unos minutos”.

Martín permaneció más de 57 minutos al teléfono y, cuando todo indicaba que ya era su turno, le colgaron. “Me entró un estado de ansiedad, impotencia e indignación que prefiero no describir”, cuenta. Afortunadamente para él, había conseguido en la red un número local, pues el que se ofrece en la página web de YoUnique Money es de tarificación especial (902). “¿Te imaginas cuánto hubiese tenido que pagar por una hora de espera?” comenta desesperado a SER Consumidor.

El cobro se produjo incluso en aquellas tarjetas que no tenían ni los quince euros en el monedero, dejando su saldo en números negativos, algo realmente extraño en una tarjeta en la que para utilizar el dinero tienes antes que haberlo ingresado. La empresa responsable ya ha puesto en regla la paranormal situación de números rojos de estos usuarios de tarjeta prepago, aunque únicamente ha devuelto la cantidad justa para poner el saldo a cero, nunca todo el dinero retirado. Además, los afectados observaron como el polémico cobro cambiaba su concepto de “Descarga de Saldo” a “Comisión de Servicio de Alta y de Mantenimiento”, cargo que tampoco estaba recogido en el contrato firmado.

La tardanza de PayPal a la hora de atender a sus clientes y la forma en la que se está gestionando el proceso de devolución del dinero es lo que más ha enfadado a unos usuarios que ya ni siquiera aceptan el mea culpa entonado por la empresa a través de su cuenta de Twitter.

Ahora queda esperar que este asunto se resuelva lo antes posible para beneficio de todas las partes antes de que el suceso acabe con la imagen de la compañía o con los nervios de algunos afectados que ya están valorando emprender acciones legales ante lo que consideran una situación injusta.

La historia se repite

No es la primera vez que se relaciona al proveedor YoUnique Money con un error informático que se traduce en problemas de saldo en tarjetas prepago. En 2012 la polémica obligó a la suspensión de las tarjetas de comida Buen Menú a cuyos usuarios se les asignó indebidamente ingresos de hasta 2.000 euros, lo que provocó un grave descuadre en las cuentas de las empresas que habían repartido las tarjetas entre sus trabajadores. Como en esta ocasión, las respuestas tardaron en llegar.

Cargando