¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA INVESTIDURA DE RAJOY | DIVISIÓN EN EL PSOE

El PSOE, en vilo por Sánchez y los díscolos ante la investidura de Rajoy

Susana Sumelzo, diputada que romperá la disciplina de voto, y Mario Jiménez, portavoz de la gestora, exponen sus argumentos en 'Hora 25' a la espera de la decisión el exsecretario

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, durante su intervención en la segunda jornada del debate de investidura / ()

A pocas horas de las decisiva segunda sesión de investidura de Rajoy, en la que saldrá reelegido presidente del Gobierno, los socialistas siguen divididos por una votación que marcará el futuro del partido. La gestora insiste en que hay que acatar el mandato del Comité Federal, una parte de los críticos suplica una abstención técnica y algunos diputados asumen las consecuencias de mantener su 'no'. Entre ellos, Susana Sumelzo, quien ha pasado por los micrófonos de 'Hora 25', para defender esta postura.

La exsecretaria de Administraciones Públicas del PSOE, Susana Sumelzo / EFE

La diputada socialista pide respeto al partido ante esa decisión. "Yo opto por respetar mi compromiso electoral. Por conciencia, tengo que rendir cuentas... no sólo ante los órganos del partido sino también ante los votantes", asegura. Y añade: "No vale todo en política. Yo votaré 'no' y tengo un respeto absoluto por lo que decidan mis compañeros. El mismo respeto que pido para mí".

Sumelzo, afín a Pedro Sánchez, reconoce que ha recibido llamadas y ha tenido conversaciones que le han intentado convencer para cumplir la disciplina de voto pero insiste: "representamos un 40% del Comité Federal y a miles de militantes que no entienden la abstención". La socialista llama a rebajar la tensión interna del partido y a retomar la unidad del PSOE y plantea que Ferraz se replantee la disciplina de voto por motivos de conciencia, siguiendo el ejemplo de otros países.

Sumelzo se ha reunido este viernes en el Congreso con Pedro Sánchez pero se resiste a desvelar qué hará el ex secretario general en la votación. "Tiene que contarlo él. A los demás nos corresponde el respeto. Estamos viviendo una situación excepcional y durísima para el PSOE. Es una decisión dura para Sánchez pero también para el resto", ha afirmado la diputada que formó parte de la ejecutiva destituida.

Por los micrófonos de ‘Hora 25’ también ha pasado Mario Jiménez, portavoz de la gestora. Y él tampoco tiene ninguna pista de la decisión que anunciará Pedro Sánchez este sábado pero, como Javier Fernández, le recuerda que conoce el funcionamiento del partido. “Entiendo que habrá convocado a los medios para aclarar su posición, pero no tenemos ni idea. Nadie debe decirle a alguien que ha sido secretario general lo que hay que hacer para dar curso a los acuerdos. Sabe cómo funciona la organización y sus órganos”, asegura.

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández (d), y el portavoz de la misma, Mario Jiménez / Emilio Naranjo (EFE)

El también portavoz parlamentario del PSOE andaluz, hombre de máxima confianza de Susana Díaz, insiste en que “la obligación de la gestora es dar cumplimiento a las decisiones de los órganos del partido”. “Nuestra tarea es hablar, compartir de manera sosegada las opiniones, debatir en el grupo parlamentario, la manera es dialogar. El mandado está claro, pero es razonable, normal y sano discutir. La ejecución que cada uno haga será responsabilidad de cada uno, pero hay una responsabilidad colectiva que no podemos fallar”, advierte.

Jiménez distingue en tres grupos a los díscolos. Por un lado los independientes, como Margarita Robles y Zaida Cantera, que no son militantes pero “se comprometieron a acatar la disciplina de voto”. Por otro, los diputados en rebeldía, como la propia Sumelzo u Odón Elorza, de los que aún espera que asuman su responsabilidad y cumplan el mandato del Comité Federal. “Si no lo hacen, evaluaremos lo que ocurra en el pleno y decidiremos”, explica sin querer hablar de sanciones. Y por último la posición especial de los socialistas catalanes. Pese a que reconoce la relación especial de ambas organizaciones, alerta de la deriva de la organización de Miquel Iceta. Por ejemplo, en su intención de alianzas electorales con otros partidos de izquierdas, como el de Colau. “Están planteando una visión distinta, hemos tenido una relación histórica y ahora hay que valorar esta situación nueva”, zanja.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?