¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA COLUMNA DE ALMUDENA GRANDES

Levadura

A los españoles del futuro les costará mucho trabajo entender que en el país europeo con más horas de sol al año, la energía solar esté sometida hoy a impuestos exorbitantes

Si nuestra civilización no se hunde, los españoles del futuro tendrán que esforzarse para comprender lo que ha pasado aquí durante un periodo tan complejo y contradictorio como el que vivimos. Las secuelas de una crisis que ha hecho mucho más ricos a los ricos, a costa de multiplicar el número de los pobres, no les parecerán, seguramente, tan decisivas como la corrupción que actúa como levadura, vehículo y agente de todo cuanto sucede.

A los españoles del futuro les costará mucho trabajo entender que en el país europeo con más horas de sol al año, la energía solar esté sometida hoy a impuestos exorbitantes, mientras la burocracia convierte cualquier simple instalación doméstica en una carrera de obstáculos. Para ayudarles, los libros de texto incluirán un epígrafe sobre el mecanismo que hemos bautizado como puerta giratoria. Todos los escándalos son el mismo escándalo, todas las estafas empiezan y terminan en un consejo de administración. Los sueldos de los consejeros obran el milagro de explicar lo inexplicable, y pueden más que el sol.

Mientras los políticos españoles cuenten con un retiro dorado en una gran compañía energética, dará lo mismo que el petróleo suba o baje. El precio de la luz crecerá sin cesar, porque para eso hacen ricos las eléctricas a exministros y expresidentes. Ya sé que muchos dirán que mis palabras son pura demagogia, pero pocas cosas explican la calidad de la democracia española con tanta claridad como las indescifrables facturas de la luz que pagamos cada mes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?