Últimas noticias Hemeroteca

Las Odio: "Es momento del feminismo a favor y es la ola que hay que coger"

Pocas veces un debut discográfico es tan esperado. Las Odio tienen mucho que decir y lo dicen muy claro, ese es su secreto

De izquierda a derecha: Sonsoles, Alicia y Paula (falta Ágata, que no pudo venir a la entrevista y se perdió estas risas en la terraza de la SER) /

Las Odio es un grupo del que nos gustaría decir "yo lo vi primero", como una de sus canciones, pero no podemos porque, aun sin disco en el mercado, ya había mucha gente que lo tenía fichado. Sus letras afiladas son la clave. Está compuesto por cuatro chicas que empezaron a ensayar juntas sólo hace año y medio. Iban a sacar un EP pero todo se precipitó y han acabado publicando su primer largo: Futuras Esposas. Lo ha producido Carlangas, de Novedades Carminha, y de momento solo han autoeditado 300 ejemplares que se pueden comprar en sus conciertos y en algunas tiendas de discos de Madrid.

Una historia pequeña, pero que se está haciendo grande. Este verano tocan en festivales como Tomavistas, Contempopránea, Low Festival o Sonorama Ribera, y quizá después tengan que editar más discos y sea más difícil entrevistarlas. Al menos, sí nos daremos el gusto de decir que la primera vez que vinieron a la SER, fue a Fuego y Chinchetas. Tres de ellas, al menos: Sonsoles Rodríguez, Alicia Holgado y Paula Jiménez.

 Vuestro disco se llama Futuras Esposas… ¿cómo es la esposa del presente? 

Sonsoles: Supongo que habrá muchos tipos de esposas, el modelo por el que nosotras abogamos es de la libertad total

Paula: Bueno, yo por la abolición del matrimonio total [risas] pero que la gente que haga lo que quiera, ahora que puede

Alicia: Yo solo puedo decir que estoy soltera

Sonsoles: También de lo que hablan las letras y con lo que nos sentimos identificadas es con esa presión que sí que se vive a partir de cierta edad como mujer por casarte y tener hijos, e igual ahí no nos sentimos tan cómodas

El disco dura 21 minutos. Menos aún que un matrimonio de este siglo...

Ali: ¡Maldita sea, lo has cronometrado! Es que nos gustan las canciones cortas y concisas. Bueno, nos gustan... o nos salen así.

Paula: en un principio pensábamos grabar un EP, luego nos fuimos ya al LP. Tampoco tiene tanta vida el grupo como para tener un repertorio tan grande. Empezamos a ensayar hace año y medio y ojalá pudiésemos componer más pero ha dado para lo que llegó el día que nos metimos en el estudio, a esos 21 minutos.

Hablábamos antes de la esposa del presente, ¿cómo es la cantante indie del presente?

Paula: Generalmente, muy guapa. Hay como un canon de belleza muy marcado, muy pelazo, que está guay pero molaría que hubiera más diversidad, que hubiera más grados de representatividad de mujer en el escenario, igual que lo hay de hombres. Lo ideal sería que hubiese más y más variado.

La portada del disco es muy chula, ¿quién la ha hecho?

AUTORA: PATRICIA ÁLVAREZ

Paula: Nuestra ídola Patri [Patricia Álvarez], de Chiquita y Chatarra y ahora de Las Potras que, además de ser una música de primera, es una gran diseñadora y tatuadora. Nos encanta todo lo que hace.

Ali: Podéis contratarla, en instagram es laflechanegra. El primer concierto que hicimos debutamos Las Odio y Las Potras. Fue muy guay.

¿Cuál fue la última vez que estuvisteis blackout, como en la canción?

Paula: ¿Este finde?

Alicia: No, este finde me he portado bien. Yo recuerdo que en Nochevieja fue un blackout colectivo, que la pasamos juntas. Fijate qué bien nos portamos que el último fue de Nochevieja…

En Vitaminas hacéis una clara crítica a la exigencia que la sociedad impone a las mujeres... ¿No creéis que también hay bastante de autoexigencia?

Ali: Yo creo que sí, yo he comido en 10 minutos y llevo en pie desde las 7:00 y Paula también lleva un ritmo muy loco últimamente. Queremos llegar a todo, nos gusta hacer muchísimas cosas y, efectivamente, es autoimpuesto, lo que pasa es que lo hacemos con gusto.

Paula: En nuestro caso sí, pero en el caso de mucha gente es estructural. Si quieres llevar una vida más o menos funcional, mantener una independencia económica y al mismo tiempo no defraudar las expectativas de tu entorno, tienes que hacer un esfuerzo mucho más grande del que haría tu equivalente masculino. Y eso no creo que sea una presión que solo viene de ti. Si no lo haces, te sientes mal pero no por ti sino porque hay un montón de cosas que son tangenciales que hacen que te sientas mal, que son indirectas y que son muy jodidas de identificar, pero que ahí están.

Sonsoles: Incluso la publicidad te lleva un poco a eso, al modelo de supermujer que puede con todo sin ningún esfuerzo cuando, en realidad, no tiene nada que ver con lo que sucede.

Paula: De hecho, la idea de Vitaminas surgió de un anuncio del metro que dice ¿Estás cansada de estar cansada? La imagen de ese tipo de anuncios es una mujer cansada de mediana edad, ¡qué curioso! Que la solución a ese cansancio estructural (del que no puedes huir) no sea "vamos a racionalizar todo y a distribuir tareas" sino "tómate vitaminas" es bastante elocuente.

Indiespañol tiene una frase demoledora: No soy la novia, no soy la amiga, no soy la prima, ni la vecina, deja de buscarme, no estoy en la lista, mira mi pulsera, ¡yo soy la artista! ¡Un zasca en toda la boca!

Paula: La idea surgió bastante del tirón pero no sale de la nada. Sale de muchas conversaciones que hemos tenido entre todas y que, de repente, les das forma en un momento que te viene la inspiración.

Sonsoles: Vemos qué supone la figura femenina dentro de la música tanto en circuitos más mainstream o más under. Al final es muy fácil que la gente se dirija a ti como la novia, la prima o la vecina pero más complicado que te identifiquen como la artista.

¿Hay micromachismos en el indie?

Paula: Y macro, medio, micromachismos... es que hay mucho hombre, entonces es complicado,  muchas veces incluso de forma inconsciente. Pero esto es un trabajo del día a día de todas y de todos, que también ellos ponen bastante de su parte. Yo creo que ahora, que el discurso feminista que está muy presente en los medios, ya nadie puede decir libremente que no es feminista sin que le caiga una pila de mierda encima, igual que hace dos años decías que eras feminista, y te caía la misma pila de mierda. Estas son cosas que van y que vienen y, afortunadamente, estamos en el momento del feminismo a favor y es la ola que hay que coger y conseguir que no sea una tendencia sino asentarla.

Seguro que a finales de los 90 escuchasteis a Nosoträsh. Si mezclamos eso con las Pussy Riot, Hinds y Los Punsetes, ¿sale algo parecido a Las Odio?

Alicia: Yo soy de todo lo que has dicho. Pero no son referentes comunes. creo que solo somos capaces de nombrar a Chain & The Gang, Hedcoatees, Bikini kill y Le Tigre, pero tuvimos que pararnos a pensar en esos referentes comunes a la hora de hacer el disco porque no existían previamente.

Nosotros os conocimos gracias a una recomendación de León Benavente, ¿qué nos recomendáis vosotras?

Caliza, Las Potras, Kokoschka, Trepàt…

En la música, además de vuestra irrupción también nos ha llamado la atención Lidia Damunt que habla abiertamente en una canción de relaciones lesbianas o Antonna, que hace una canción sobre su pequeño pene y él mismo… parece que se está reivindicando otro tipo de masculinidad, de relaciones sexuales entre mujeres, que hasta ahora no eran comunes… ¿lo entendéis como algo generacional?

Paula: Yo creo que en los 80 hubo mucha más apertura en este sentido en la música en español. Luego en los 90 era todo bastante más gris… había grupos muy buenos, pero era menos colorido y menos pintoresco. En los 80 había mucho rollo queer, más gay, mucho más femenino, mucho más diverso, y con los 90 y la música en inglés el discurso se ha hecho más homogéneo. Pero no es algo de ahora, ha habido momentos en la historia de la música española en los que sí que estaba y de repente no. Como las tendencias que suben y que bajan, y ahora está volviendo a eso, yo creo, por aburriemiento.

Sonsoles: Desde la muerte de Paloma Chamorro se comenta que su programa no tendría lugar hoy. Por ciertas cosas de este tipo, más incorrectas políticamente, a las que ninguna cadena de televisión, al menos publica, le daría cabida.

Alicia: Yo también leí una entrevista el otro día de Agustín Almodóvar porque se cumplen 30 años de La Ley del Deseo y decía que ahora sería mucho más difícil hacer esa película. En cualquier caso, le agradecemos mucho a Lidia Damunt que hable de bolleras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?