¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Jackie que inquieta a Hollywood

El chileno Pablo Larraín remueve el mito de Jackie Kennedy, una reina sin corona, en 'Jackie', un anti biografía protagonizada por Natalie Portman que no ha terminado de gustar en Hollywood

La actriz Natalie Portman interpreta a Jacqueline Kennedy en 'Jackie'. /

¡Escucha La Script!

Empezamos con Jackie, una especie de biografía de la esposa de JFK, protagonizado por Natalie Portman, que está nominada al Oscar a mejor actriz, musica y vestuario y está dirigida por el chileno Pablo Larraín. Se trata de una disección de esta primera dama hundida tras el asesinato de su marido pero obsesionada por mantener la teatralidad de su poder y su deseo de pasar a la leyenda como un personaje idilico. Larraín, que ya retrató un personaje real en Neruda, insistía en la rueda de prensa del Festival de Venecia, que Jackie no es un biopic.

"Lo que hemos tratado de hacer con las herramientas de la ficción, con el cine, es construir una ilusión, que habla de la pena, de la belleza, del deseo, que es de lo que trata la película. Así que no, no es un biopic. Es un acercamiento de un grupo de productores, artistas, técnicos", decía el director que se ha quedado a las puertas del Oscar, aunque Natalie Portman sí está nominada a mejor actriz. 


Seguimos con otra película que remueve mitos del imaginario norteamericano que se titula: El nacimiento de una nación, película que dirige y protagoniza Nat Parker, y que ganó el premio en el Festival de Sundance. La cinta trata de desmontar todos los mensajes racistas que tenía la cinta de Griffith del mismo título, estrenada en 1915. Basada en un hecho real, la revuelta de esclavos encabezada por un reverendo y esclavo negro, Nat Tuner, es una disección del sistema esclavista y del racismo de Estados Unidos.


Parecía que iba a ser la película del año, el relato de la esclavitud contado desde la perspectiva negra, ganadora en Sundance, donde la compró una Major, Fox, por una cifra muy alta, 17 millones de dólares. Sin embargo, en verano saltaba el escándalo, una acusación de violación al director y al guionista ocurrido en 1999 y del que Nat Parker quedó absuelto, pero su guionista condenado a seis meses de cárcel. La cinta se estrenó con poca taquilla y no ha estado nominada a los Oscar. Quizá por este escándalo, o quizá por las acusaciones del director hacía el mismo Hollywood.


Terminamos con una cinta tunecina, es Hedi, dirigida por Mohamed Ben Attia y mejor opera prima en la Berlinale del año pasado. Producida por los hermanos Dardenne, Hedi tiene el tono realista del cine de los directores belgas y se ambienta en el Túnez de después de la revolución árabe. Es la historia de un joven de 25 años, con un matrimonio concertado y un trabajo que no le gusta, que descubre que la vida puede ser otra cosa.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?