Los Punsetes: "Como grupo odiado, promocionamos el odio a otros grupos"

Esta banda madrileña desata amor y odio a partes iguales pero eso precisamente es lo que les hace mantenerse juntos desde hace más de 10 años. Este viernes publican su quinto disco, '¡Viva!', y una vez más reparten leña para todo el mundo

Los Punsetes en un polígono industrial deshumanizado /

Los Punsetes no tienen frase mala, inútil, sin dardo. Si te descuidas, pueden estar hablando de ti y que tú no lo sepas. En su último trabajo, ¡Viva!, vuelven a sacar las uñas pero consideran que, más que un disco crítico es amargo: "El narrador se sitúa un poco fuera de la realidad y la mira así con un poco de asquete. Ese es el tono o la sensación que nos transmite, aunque dentro luego hay letras más críticas", resume Anntona, guitarrista y uno de los principales letristas del grupo. Respira ironía.

En Tu puto grupo se quedan a gusto cantándoles a todas esas bandas que detestan. Un ejercicio muy sano: "Estamos promocionando el odio a otros grupos como parte de la melomanía. Que te guste la música implica que odies por lo menos tres o cuatro grupos. Menos de eso es que no te gusta mucho. Como grupo muy odiado, estamos promocionando el odio a otros grupos", cuenta Anntona.

No se autocensuran. Después de lo que pasó con los titiriteros o la cantidad de raperos que están pasando por los tribunales, no tienen ningún problema en cantar "¡Viva el terrorismo!": "Somos un poco inconscientes y no nos ponemos mucha cortapisa. Como nosotros estamos muy convencidos de que eso tiene un sentido, de que se entiende, tratamos a la gente como adulta".

Todos los componentes del grupo vienen del mundo audiovisual y eso se refleja varios aspectos. El primero, su puesta en escena: Ariadna, la cantante, siempre permanece inmóvil durante todo el concierto. El segundo, en sus videoclips que, como dicen ellos, están "muy por encima" de sus posibilidades. De hecho, el de ¡Viva! lo ha dirigido Luis Cerveró, que ha trabajado con artistas como Pharrell Williams o Justice. Y tercero, porque irremediablemente pasan muchas horas trabajando en estudios ubicados en polígonos industriales y, claro, llega la inspiración y salen canciones (y reivindicaciones) como Humanizar los polígonos. "En las plazas de las ciudades sí que mola poner fuentes pero en estos sitios que hay gente trabajando lo que hay son unos bares de menú del día con unos chorros de grasa…", lamenta Anntona. Seguro que Eduard Punset está totalmente de acuerdo con él.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?